Alrededor de 1.750 refugiados ucranianos han llegado a Navarra, de los cuales 1.334 disfrutan de protección internacional

Alrededor de 1.750 refugiados ucranianos han llegado a Navarra, de los cuales 1.334 disfrutan de protección internacional


PAMPLONA, 17 de junio (PRENSA EUROPA) –

Desde el inicio de la invasión rusa a ese país, han llegado a Navarra unas 1.750 personas procedentes de Ucrania, lo que prácticamente ha duplicado la población ucraniana de antes de la guerra en Navarra, de unas 1.800 personas. De estas 1.750 personas, 1.334 ya han recibido protección internacional temporal, lo que da «una mínima precisión» de los refugiados que se han asentado en la Comunidad Autónoma.

Las llegadas se produjeron principalmente en los primeros 20 días tras el inicio de la invasión de Ucrania, y luego ha habido un «caída brusca», y en el último mes y medio prácticamente no ha habido llegadas.

Datos difundidos este viernes por el ministro de Política Inmigratoria y Justicia, Eduardo Santos, en una rueda de prensa en la que informó sobre los 100 días desde la creación de la Oficina de Emergencia en Ucrania, que está activa desde el 7 de marzo hasta el 31 de mayo y que ahora está comenzando una «Fase de Transición» y completando su «Fase de Emergencia». Le acompañaron la directora general de Política Migratoria, Patricia Ruiz de Irízar, y el coordinador regional de Cruz Roja en Navarra, Juan José San Martín.

Eduardo Santos ha explicado que estas 1.750 personas corresponden a las que desembarcaron en Navarra, algunas de las cuales “pudieron ir a otros lugares del estado y otras regresaron a Ucrania en un número insignificante”.

Asimismo, ha indicado que de la población refugiada en Navarra, 1.100 tienen seguro médico y 300 niños han sido escolarizados por el Ministerio de Educación, a los que hay que sumar los que se encuentran en el ciclo 0-3, que es de competencia comunitaria. . En este sentido, Santos destacó que una «parte importante» de los niños de Ucrania completan los cursos en línea con el sistema educativo ucraniano desde sus casas o los centros educativos de Navarra.

En cuanto al empleo, 106 personas están dadas de alta en la seguridad social, siendo la hostelería, el trabajo administrativo y la agricultura los sectores con mayor presencia. En este sentido, la consultora ha señalado que “cuanto más se simplifican los trámites administrativos, más rápida es la integración en el mundo laboral y social, lo que beneficia a estas personas, a la sociedad que las acoge y al éxito de la integración”.

En cuanto a la atención de la salud, 1.087 personas cuentan con seguro médico, 960 con tarjeta sanitaria y 127 con asignación CIPNA. Además, el Ministerio de Salud proporcionó inicialmente al Ministerio camas de hospital para tratar a los heridos de guerra y trató a tres personas.

OFICINA DE EMERGENCIA 100 DÍAS

La Oficina de Emergencias en Ucrania ha realizado en estos 100 días 3.754 atenciones, la mayoría de ellas peticiones pero también ofertas de la población y las instituciones de Navarra, para saber qué hacer con los ciudadanos ucranianos que han contactado con sus servicios, ha explicado Juan José San Martín.

Un ministerio que ha atendido a 1.700 personas, 48% mujeres, 40% menores y 11% hombres. La familia media está formada por una mujer y dos menores, aunque «hay una gran variedad de tamaños». Se trata de 538 unidades familiares, de las cuales el 43% tiene un “factor de susceptibilidad adicional”.

fotonoticia 20220617111618 236

A la Oficina se podían solicitar 11 tipos de asistencia, la más importante de las cuales consistía inicialmente en información sobre los procedimientos generales, la protección temporal y la regulación de la situación en España. El resto relacionado con la atención de la salud o la escolarización, que se resolvieron «de inmediato».

Todas las demandas han sido resueltas y no hay solicitudes pendientes, dijo San Martín, quien explicó que «en este momento estamos ocupados con las solicitudes de asistencia para cubrir las necesidades básicas».

De las ofertas, se recibieron 700, en su mayoría de particulares, el 98% de los cuales no tenían conexión previa con Ucrania. La oferta más grande, 65%, fue para recibir personas en sus hogares, seguida de transferencias de vivienda, voluntariado (por ejemplo, trabajo de traducción), donaciones y transporte.

San Martín ha estimado que la oficina fue «un primer eslabón para organizar una respuesta unificada para que los refugiados solo tengan que acudir a un punto para recibir la asistencia que puedan necesitar». También valoró la «rapidez» en la implementación de este servicio. Fueron, remarcó, “cien jornadas intensivas en las que, en un momento crucial, se estableció un vínculo con una necesidad social que debe asegurar un viaje posterior, ya no en fase de emergencia, para apoyar a las personas que vienen de Ucrania”. .

Patricia Ruiz de Irizar indicó que las circunstancias actuales propician el final de esta «fase de emergencia» y la apertura de un «período de transición» durante el cual se mantendrá el punto de información en la Dirección General, explicó en la rueda de prensa. Dio una «evaluación en general positiva» de este servicio, destacando que «por parte del gobierno logramos enfocar toda la atención a la gente de Ucrania en un punto» donde había habido una «buena tarea de coordinación» y en la cual «las solicitudes de información fueron satisfechas» con «alta satisfacción».

Para finalizar, Eduardo Santos destacó que todo este proceso “nos enseña que aún en situaciones de emergencia donde hay una afluencia notable, si no perdemos el tiempo en debates estériles como el impacto de las convocatorias, tenemos capacidad suficiente dentro de la administración” para “Para absorber todas estas necesidades sin inconvenientes”. Así, ha señalado que “si pasamos del paradigma de rechazo a los extranjeros a un paradigma de inmigración ordenada, incluso en esta situación puede ser un elemento positivo para la educación del futuro”.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.