Diario24horas | La actualidad diária de todas las comunidades de España

Mantente actualizado con las noticias de tu zona al instante

432a2822 52c7 4725 a22a cb2de81d37a3 16 9 aspect ratio default 0
Asturias

Miguel Ángel Moreno: “Todos somos iguales entre los trabajadores”

“La Virgen de la Estrella es la personificación de la belleza de Sevilla”. Los versos de Juan Sierra, dedicados a la madre de Triana, sonaron como un torbellino de emociones abrumadas en la capilla de la Universidad de Oviedo en boca del periodista y hermano Miguel Ángel Moreno, que se encargó de la entrega del IX. El responsable de la Proclamación del Costalero es de la Hermandad de los alumnos, llena de estilo barroco sevillano y pasión costarricense, que el pregonero, periodista y gran conocedor de la Semana Santa tiene mucho de ambos.

Miguel Ángel Moreno, el niño que a los 10 años cruzó Sevilla desde su casa al este de la ciudad hacia el oeste cruzando el río para llegar a Triana a ensayar con la pandilla Estrella que actuaba en las hojas de Domingo de Ramos, brindó un intenso y discurso profundo en el que esta idea de igualdad, solidaridad y espíritu de ayuda que los costaleros, los “hombres de abajo”, viven bajo el paso, donde todo luce del mismo color.

“Todos somos iguales entre trabajadores, licenciados y albañiles; No hay nada mejor que confiar en los demás y saber que no te defraudarán: nos gustan estos trabajadores y nos unen, son una lección de vida ”, dijo. El pregonero, interrumpido varias veces con aplausos, prometió a su madre, el hermano de Candelaria, que dejaría el saco cuando la Virgen de la Estrella fuera coronada. ¿Qué pasó en 1999? Rompió su palabra y continuó durante unos años hasta que se dio cuenta de que era hora de renunciar. “Sabes cuándo llega el momento y cuándo debes irte”, dijo. “Ser costalero es como ser torero o cura, imprime carácter”, dijo.

Con cada frase, el hermano mayor de los alumnos, Andrés Llavona, y el resto de los cohermanos presentes en el acto coincidieron con las palabras de Moreno, sobre todo cuando él y su novia de entonces y su esposa hoy hablaron sobre su viaje de vacaciones a Oviedo en 2019. . se casaron el sábado pasado) y su encuentro “casual” con la jefa mariana de la fraternidad, la Virgen de la Esperanza, estuvo expuesto durante todo el año en una capilla acristalada de la Iglesia de San Francisco de Asís. “Conocí a una virgen sevillana en el centro de Oviedo y no me lo podía creer. Unos meses después fue invitado a hacer este pregón ”, dijo Moreno, que ahora tiene su propia empresa después de haber trabajado en numerosos medios de comunicación de la ciudad del Guadalquivir.

“En nuestra sociedad de hoy no se conjuga el verbo comprometerse porque así todo es más fácil, a la gente le gusta vivir sin ningún compromiso, pero eso no conviene a los cristianos, estamos comprometidos para siempre con la cruz, que a algunos les molesta tanto que no amenaza el laicismo, lo respeta ”, dijo Miguel Ángel Moreno. “En realidad somos portadores todos los días del año: cuando alguien que pensabas que era tu amigo te traiciona y te deja en paz, o cuando los malentendidos nos dejan en la desesperación; Por eso, más que nunca, tenemos que defender nuestra fe “, dijo.” La cruz no es tristeza, es amor y paz, misericordia, alegría y esperanza “, remarcó el pregonero, que estuvo al cuidado de el estandarte del alumno (conocido como bacalao en jerga fraternal por su forma especial) y debajo rezaba el retrato de San Melchor de Quirós, el primer santo asturiano.

Las referencias a la situación actual y la tristeza que embarga a los hermanos, que miran los pasos permanecer en los templos un año más, fueron inevitables en el discurso. “Sonaron las campanas, pero el fantasma está triste. El hielo sigue al corazón después de un año largo y vacío. Otro año miramos la ropa que no podemos usar. No podremos vivir las emociones de ser los pies de Dios para caminar por las calles de Oviedo y subir la Cuesta de La Vega, pero todo esto seguramente pasará y nos encontraremos al ritmo de las marchas sintiéndonos de nuevo como una iglesia. “, dijo Miguel Ángel Moreno, que también hizo un paralelo con los títulos de Oviedo:“ Ciudad merecedora, invicta, heroica, muy noble y muy leal ”y la atribuyó a la hermandad de estudiantes.

“Hermanos, ustedes son muy nobles, leales, dignos, invictos y heroicos por haber pasado por los peores momentos en los que su proyecto fue mal entendido. Seguirán haciendo ruido en las calles de Oviedo; Ustedes también son muy buenas personas ”, dijo, utilizando la expresión que los sevillanos le dan a sus amigos. “Estamos trabajando en la chicotá más dura de nuestra vida. El martillo volverá a sonar y todo será como antes, porque la vida siempre vence a la muerte “, dijo. El pregonero le agradeció haber sido recibido en el atril al son de la marcha de la estrella, la hermandad a la que estaba El próximo Miguel Ángel Moreno explicó que los primeros porteadores datan del siglo XVI, cuando el puerto de Sevilla era el centro del comercio con la India, “Eran hombres fuertes que hacían carga y descarga en el río” nunca le gustó hablar de porteadores profesionales. . Ahora pasaron de los pasos a pagar “, dijo. “Sacar los peldaños con saco no es común aquí, pero gana su lugar. Lo que los que no entienden no saben es el privilegio que pierden “, concluyó. El acto, presentado por Manuel Álvarez Gutiérrez, culminó con una oración encabezada por Alberto Reigada, director espiritual de los estudiantes. El Consejo de Turismo Alfredo García Quintana , que participó por primera vez en la Proclamación Costalero, también felicitó a Miguel Ángel Moreno: “Lo disfruté mucho”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *