Sánchez advierte a Feijóo que debe retratarse en su relación con Vox en Castilla y León

Sánchez advierte a Feijóo que debe retratarse en su relación con Vox en Castilla y León
  • «Los tiempo de ambiguedad se acaba y se viene la concreción”, advierte el presidente al próximo líder del PP durante su vuelo a Letonia

  • Entiende que la primera prueba de fuego para el gallego será la toma de posesión de Mañueco. Que se convierta en un rival más o menos fácil para él depende de sus acuerdos con Abascal y su «compromiso‘ con la lucha contra la corrupción

El gobierno espera a Alberto Núñez Feijóo. cual sera sus primeros gestos y sus primeras decisiones. Pero claro que no quiere dar por hecho que el todavía presidente de la Xunta es más moderado que Pablo Casado. Entiende que su primera prueba de fuego será la toma de posesión de Alfonso Fernández Mañueco en Castilla y León, permita o no que se cree un ejecutivo con Vox en él.

Eso significa que el gobierno quiere que Feijóo se moje antes de decidirse por él. Así lo afirmó este martes Pedro Sánchez en una conversación informal con periodistas durante el vuelo a Letonia, a su capital Riga, para volar posteriormente a la base de la OTAN en Ādaži, que visita acompañado del presidente del Gobierno del país, Arturs Krišjānis Kariņš; del «Primer Ministro» de Canadá, justin trudeau, y el Secretario General de la Alianza, Jens Stoltenberg.

“Feijóo ha dicho que no ofenderá. es valorado pero El tiempo de la ambigüedad ha terminado y llega una de las concreciones”, condenó el presidente al ser preguntado por las perspectivas de acuerdo sobre quién será el próximo líder del PP. «Si podemos estar de acuerdo, perfecto. Es por lo que hemos propugnado, como la renovación del Consejo General del Poder Judicial”. Cuando se le preguntó si ahora era posible proceder con la descarga en el panel de jueces, respondió que aún no sabía si era «viable o no». Entiende que es «necesario, imperativo». Hazlo.

La primera visualización del nuevo tiempo PP-Vox llega este jueves con la creación de las Cortes de Castilla y León

Para el consejero delegado, Feijóo tiene poco tiempo para demostrar hacia dónde quiere llevar al PP. El primer examen se realizará este jueves 10 de marzo en las Cortes de Castilla y León Vota por la nueva mesa. Pero luego llegará el momento de la investidura de Mañueco como presidente autonómico, y se verá cuando el PP dé un paso «grave y sin precedentes» que por primera vez en España se constituirá un Gobierno regional dividido por la extrema derecha.

El argumento de la «descentralización» no es válido.

Sánchez se dio cuenta de que Feijóo puede escudarse en que él no es el responsable del PP cuando se constituya el Presidium del Parlamento Autonómico, sino de la investidura de Mañueco.si te preocupa» ya y necesitas «marcar posición, corregir»;. Tendrá que decidir si el PP se atreve a gobernar con Vox.

«Espero que reconsiderar y reconsiderar la oferta del PSOE de montar un encierro democrático a la extrema derecha», ha asegurado en referencia a su planteamiento, que ya había expresado semanas atrás en el Congreso y el Senado: Los socialistas están dispuestos a facilitar la reelección de Mañueco mediante la abstención, siempre que El PP rompe sus acuerdos «para siempre» y en toda España con la formación de Santiago Abascal. Algo en lo que los populares no piensan.

El presidente cree que un tema tan trascendente como la futura relación con Vox no es baladí: está en el corazón del proyecto del PP

Feijóo tendrá que posicionarse más allá de sus argumentos de que quiere un PP descentralizado”, subrayó el Presidente. Esta apreciación no era una afirmación sin fundamento: el titular de la Xunta ha prometido a un PP más respetuoso con sus organismos autonómicos que dejará hacer lo suyo a sus barones. Pero el presidente no considera trivial un tema tan trascendente como la futura relación con Vox: está en el corazón del proyecto de los conservadores.

Todavía no ha llamado a Feijóo, pero lo hará

Sánchez dijo eso otra vez. No le hablaba a Feijóo por pura «formalidad»;, porque aún no es el líder del PP, pero lo llamará cuando asuma el cargo. Su interlocutor es Casado por el momento, con quien no ha charlado «en las últimas horas».

En varias ocasiones, los periodistas le preguntaron si Feijóo era un rival más pesado para él, por su perfil moderado, cuando supone un mayor “peligro”; que casado. Varios líderes socialistas así lo creen. En todo momento, sin embargo, Sánchez destacó que lo más importante fue la posición que asumió Feijóo sobre dos temas nucleares que el PP sigue teniendo encima de la mesa. En primer lugar, la citada relación con Vox.

La junta de la coalición advierte contra la vigilancia para que no se asegure «ni un milímetro de nuestros derechos y libertades»

Y en segundo lugar, el “compromiso”” con la regeneración y la lucha contra la supuesta corrupción que anida en su partido, en concreto a raíz de las acusaciones de Casados ​​por parte de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de influir presuntamente en un contrato de máscaras en la primera oleada de la pandemia, de la que su hermano sale beneficiado y que está siendo investigada por la fiscalía. En ambos temas, en cuanto a los acuerdos con Abascal y la renovación democrática, no es él quien puede responder”, defendió Sánchez. A partir de ahí, “si hay espacio para el entendimiento y queda el insulto, es bueno para el sistema político español“. El presidente ha reiterado que el PSOE ofrece su «alternativa», por lo que el PP «no está de acuerdo con la extrema derecha».

Noticias similares

La portavoz de la ministra, Isabel Rodríguez, añadió que el Gobierno espera una oposición «más responsable», «más comprometida» y con la que se puedan llegar a acuerdos. Eso sí, ha destacado que si el PP Vox pactaba en Castilla y León, no se veía «ningún cambio de rumbo», sino «más bien todo lo contrario». “Eso sería un error”, juzgó, informa Miguel Ángel Rodríguez. También advirtió contra hacer todo lo que esté a su alcance «para evitar que estas posiciones de extrema derecha nos hagan retroceder». ni un milímetro sobre nuestros derechos y libertades.

Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.