Guerra en Madrid por acoger a los ucranianos

Guerra en Madrid por acoger a los ucranianos

Un autobús con 36 refugiados ucranianos a bordo regresó el viernes pasado. Fletado por el Atlético de Madridy nadie fuera del club podía apostar que la comitiva pasaría por ellos Centro de acogida estatal en Pozuelo de Alarcón o se sometería a exámenes y registros médicos Hospital Isabel Zendal de la Comunidad Autónoma de Madrid. Los fotógrafos intentaron en vano averiguarlo.

Así están las cosas en la única comunidad autónoma en la que más de 4.000 refugiados registrado en Ucrania dos lugares para recibir recepcion y hacer tramites, en lugar de uno solo. el gobierno de Isabel Díaz Ayuso No ha unificado sus servicios con los del Gobierno español y los roces siguen provocando chispazos políticos.

Al final, el autobús del Atleti fue el número 1… al Estadio Wanda Metropolitano. A emocionado enrique cerezoel presidente, entregó a cada niño de la expedición una camiseta del club con el número 10 y su nombre eslavo en la espalda.

Un vídeo promocional de la Fundación Atlético de Madrid no muestra ni a Zendal ni a Pozuelo, se editó únicamente con imágenes del recibimiento en el estadio y también en la calle entre abrazos y lágrimas.

Batalla de los troncos

Los que huyeron de la guerra masiva en Ucrania llegan a una ciudad donde se libra otra guerra, esta divertida y pequeña, en la que un gobierno autónomo tiene la sede Ingresos de medios de su anfitrión. El pasado 11 de marzo, los Ministerios de Inclusión y Seguridad Social y el Ministerio del Interior -en colaboración con las ONG Accem y World Central Kitchen- montaron un centro de acogida en el complejo CREADE de Pozuelo. Allí los refugiados -en su mayoría mujeres, ancianos y niños- Pasan sus primeras noches cuando lo necesitan y se les da protección temporalun número de seguridad social, afiliación policial, permiso de trabajo, psicológico… Incluso el café y los dulces o las albóndigas de pollo con arroz son preparados por los cocineros del chef. José Andrés.

El de Pozuelo es uno de los cuatro puntos que tiene previsto Inclusión para recibir y trasladar refugiados, como el de la feria de barcelona -con la ayuda de la Generalitat y el Ayuntamiento- la de Alicante ciudad de la luz -con la Diputación Valenciana- o la de la anterior Carnaval en Málaga que se inaugurará el 1 de abril en colaboración con la Junta de Andalucía.

El ministro explicó públicamente el plan. José Luis Escrivá 15 de marzo. Y 24 horas después, el presidente madrileño presidía la primera reunión de un recién creado Comité de Crisis de Ucrania. Madrid reportó uno ese día Registro de acción inmediataSubrayando que “han puesto a disposición del estado 1.537 camas hospitalarias”… en Isabel Zendal, el famoso “hospital de la pandemia”” construido en un tiempo récord bajo los rigores del coronavirus.

«Ahora vamos a Apoyo a desplazados por parte de Zendal. Por favor, aléjense de él, estamos trabajando”, espetó Ayuso en la concentración de Madrid del 17 de marzo. Mónica GarcíaAnestesista y diputada de Más Madrid, en el que la presidenta de Madrid identifica toda su férrea oposición de izquierda.

Tras once días de hostilidades, la trabajadora social se irritó Isabel G.: “Estos son los refugiados no necesita ser hospitalizado ¡Necesitan casas normales!” A este veterano empleado de una de las 19 ONG que trabajan con el Ministerio para la Inclusión no le importa si ahora tenemos que gastar los 170 millones para la construcción de la enorme clínica en el distrito de Valdebebas después de la polémica.

Gotas de necesitados

El viernes pasado, bajo un sirimiri helado, un lento goteo de ucranianos llegó al Hospital Zendal por la larga acera de la avenida Manuel Fraga Iribarne que linda con él. Venían en parejas o en pequeños grupos, acompañados de compatriotas ya instalados o de algún amigo español. Pero fue Poca actividad en la entrada.entre cintas de plástico y conos de construcción, donde una bandera roja con estrellas blancas se cierne sobre un cartel que dice en letras cirílicas y latinas: Oficina de Atención y Asistencia a Ciudadanos Ucranianos.

Este es el punto principal que la Comunidad Autónoma de Madrid prevé para que los refugiados se inscriban en el Registro Unificado de Desplazados de Ucrania en la región. “Será necesario registrarse en él si los desplazados quieren acceder a los servicios que ofrecen los distintos ministerios&rdqu;

Y ese «será necesario» provocó un contraataque por parte del Gobierno central. El Secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea, pidió por escrito al Ejecutivo de Ayuso que explicara el carácter obligatorio de la medida. El día 18, en una carta publicada por la Comunidad Autónoma de Madrid, la consejera de Presidencia decía: Enrique Lópezaseguró que “Este no es un registro constitutivo acceso” a los servicios. Y en un gesto sin precedentes, la ministra Escrivá celebró en Twitter: “La Comunidad Autónoma de Madrid rectificó”.

“Sin embargo, la colaboración con las Comunidades Autónomas es excepcional hay una excepción especial -Acepta fuentes del Departamento para la Inclusión al comentar al receptor-. Con el Madrid tuvimos un roce porque publicaron que los refugiados tenían que pasar por un trámite adicional para poder acceder a servicios que ya tenían garantizados con la protección temporal“. Y ya no se amontonan en polémica.

El asunto es delicado. La activista Isabel G. exige que no se publique la ONG con la que trabaja, «para no molestar a nadie”. Tampoco quiere molestar a ninguno de los conductores recién llegados de Polonia en el convoy de 33 grandes taxis que condujo con ayuda y regresó con 150 refugiados. Fueron a Zendal, pero no primero: “Llegamos a la parroquia de San Antón de noche; era demasiado tarde&rdqu;. Allí la estaba esperando Padre Ángel, responsable de la ONG Mensajeros de la Paz. «era la mejor carrera de nuestras vidas; sigue haciendo el resto son tonto”, condena el taxista, cerrándole el paso a cualquier polémica.

Por su parte, Isabel Díaz Ayuso hizo este sábado su última declaración sobre los esfuerzos de acogida de su región: “Ya tenemos más de 1.000 niños en la escuela, 1.200 documentos de salud y cerca de 2.000 referencias en el 900 y en la Oficina de Atención y Auxilio”, escribió en Twitter junto a una foto suya festejando a unos niños ucranianos. La foto ha sido republicada: fue tomada el día 15, cuando Fueron traídos por un avión de la Fuerza Aérea. en tratamiento de cáncer en el Hospital Niño Jesús de Madrid.

El 19 de marzo parecía haber llegado el cese de hostilidades entre Madrid y España: Telemadrid, la cadena pública madrileña, realizó un reportaje titulado «Hospital Isabel Zendal, puerta de refugiados a Madrid” estos recién llegados «Primerodeberá acudir al centro de acogida, acogida y derivación del ejecutivo central en Pozuelo”, y “En segunda instancialos afectados pueden acudir al Hospital Público Enfermera Isabel Zendal, donde se les realizará un reconocimiento médico voluntario”

Noticias similares

Pero empieza esta semana, y Madrid no abandonará su expediente sobre los ucranianos, que se creó para «quitar trámites burocráticos», dijo la ministra López. Lo necesitan para proporcionar «salud, educación, políticas activas de empleo, servicios sociales, transporte público…» «en un solo trámite».

Por el momento es probable Los médicos del Servicio Madrileño de Salud ya están de servicio a los ucranianos en Pozuelo, como en Barcelona y Alicante las comunidades catalana y valenciana. Será después de quince días que el gobierno haya retirado a los médicos del INSS por la falta de personal local, mientras que el municipio a 6 kilómetros movilizó a sus trabajadores de la salud en el hospital de la pandemia.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.