Gobierno y autonomías acuerdan rebajas fiscales para paliar los efectos de la guerra

Gobierno y autonomías acuerdan rebajas fiscales para paliar los efectos de la guerra
  • Sánchez y los presidentes acuerdan una declaración unánime de apoyo a la posición del Ejecutivo en la UE y recortes de impuestos, pero sin perfilar. Aragonès agradece compromisos mínimos, aunque le faltan precisiones, y Ayuso va más allá de la moderación de Feijóo y sube el listón de las exigencias

La monstruosa guerra en Ucrania, las devastadoras consecuencias de un conflicto bélico que seguramente cambiará el mundo, forzó el primer pacto político de gran envergadura en mucho tiempo. Un cambio de clima en el que también ha influido el cambio de rumbo en el PP y la sustitución de Pablo Casado por un líder de perfil más sereno, Alberto Núñez Feijóo. Reunión de Gobierno y Autonomías este domingo en la XXVI. Reunión de la Conferencia de Presidentes en la isla canaria de La Palma desencadenará un acuerdo unánime que supondrá la plena defensa de la posición de Pedro Sánchez ante la Unión Europea sobre la revisión del mercado energético y que supondrá también una rebaja fiscal para hacer frente a los efectos del conflicto en Ucrania a mitigar, y cuyo camino aún está por determinarse. «Ayudaremos a echar un hombro», resumió el titular de la Xunta, alabando el «avance» de la cumbre. “España está hoy más destacada porque estamos más unidos”, comentó con satisfacción la ministra Portavoz Isabel Rodríguez. Un ambiente de concordia, al que contribuyó la presencia del “presidente” Pere Aragonès, y del que la jefa del ejecutivo madrileño, Isabel Díaz Ayuso, –nada raro en ella– se distanció enfáticamente exagerando las exigencias de sus compañeros de partido y su nuevo conductor.

Declaración de La Palma (XXVI Conferencia de Presidentes, 13 de marzo de 2022)

Declaración de La Palma (XXVI Conferencia de Presidentes)

Expresión de la aprobación de este XXVI. Conferencia fue la declaración conjunta que fue firmada por todos tras un debate de seis horas en el Museo Arqueológico de Benahoarita en Los Llanos de Aridane en La Palma. El texto se desarrolló a lo largo de la jornada y consta de cuatro puntos. En primer lugar, la expresión de apoyo a la posición del Gobierno de cara al próximo Consejo Europeo de los días 24 y 25 de marzo para conseguir «rebajas de precios de la energía». Segundo: “Fomentar la ejecución de los fondos europeos por parte de todas las administraciones públicas”. El documento incluye, como quería Sánchez, un compromiso de «dejar de lado las diferencias partidistas». Eso significa que los fondos no se utilizarán contra el ejecutivo como lo hizo Casado.

En tercer lugar, la administración «coordinada» de recepción de refugiados ucranianos. El Presidente anunció al inicio de la cita que 5.400 plazas serán aportadas por el Estado y otras 12.800 por municipios y municipalidades. Los líderes regionales pidieron recursos para hacer frente a la acogida de los desplazados, y Sánchez les dio la «tranquilidad», dijo Rodríguez, de que habría los «recursos necesarios». Habrá tres centros de acogida (Madrid, Barcelona y Alicante) y un posible cuarto en Málaga.

También se acuerda fomentar la ejecución de fondos europeos y mantenerlos alejados de luchas partisanas y coordinar la llegada de refugiados

Cuarto elemento: el plan de respuesta nacional para amortiguar los efectos de una guerra que, como le advirtió Sánchez, será “larga” y corre el riesgo de convertirse en “crónica”. Esto incluye «intensificar» medidas previamente anunciadas como «recortes de impuestos» para mitigar el impacto de los precios de la energía «en las facturas familiares y comerciales». Este punto, según Feijóo, fue el punto más difícil de arrancar para Sánchez y el que más descontento dejó a los barones del PP (también aragonés). Sánchez subrayó que el Ejecutivo haría «todo lo que esté en su mano» para ayudar a las industrias y las familias, y recordó que las rebajas fiscales aprobadas hasta ahora supondrían una rebaja de entre 10.000 y 12.000 millones de euros de extenderse a lo largo del año.

gira por europa

El titular de la Xunta y el andaluz Juanma Moreno habían liderado el llamamiento a la rebaja de los impuestos sobre la electricidad y los hidrocarburos, y consiguieron el tipo impositivo muy reducido del 4%. Sin embargo, el texto final no entra en detalles. Rodríguez argumentó que la ventaja del plan es que es «abierto y dinámico» y ahora el gobierno quiere conversar con los grupos políticos, con los actores sociales, con los sectores involucrados y nuevamente con las comunidades a través de una conferencia sectorial que pruebe este semana por las Vicepresidentas Nadia Calviño y Teresa Ribera y los Ministros de Economía. Paralelamente, Sánchez emprenderá en los próximos días una intensa gira por Europa para recabar apoyos para el Consejo Europeo de finales de mes.

Es decir, el presidente consigue ganar tiempo hasta ver cómo respira la UE y lo que es capaz de arañar, pero mientras tanto el apoyo institucional unánime en España puede presumir de lo que eso no significa cuando los Veintisiete no lo hacen. enviar señales positivas, el gobierno actúa unilateralmente. La presidenta de Baleares, Francina Armengol, lo dijo a puerta cerrada: si Bruselas no escucha, si no le importa la necesidad de reformar el sistema de precios mayoristas de la electricidad, «tenemos que frenar el auge de los particulares y empresas, sí o sí».

Feijóo reconoce el «beneficio» de la cumbre de La Palma, aunque esperaba más. No desmiente a Ayuso, pero parece incómodo con su puesto

La conferencia de este domingo ha sido la primera conferencia presencial a la que asiste un «presidente» de la Generalitat. Aragonès llegó sobre las once de la mañana, una vez finalizado el desayuno informal con el rey, y no dejó de subrayar el «carácter extraordinario» de su presencia, motivado por la situación en Ucrania. El líder republicano se fue con un sentimiento agridulce. Insatisfecho por la falta de concreción de las medidas y aliviado de haber salvado la prestación mínima, el respeto al marco competencial catalán para hacer frente a la crisis y la promesa de que se traspasarán los fondos para recibirlo. La cumbre para el Aragonès acabó mejor que la anterior de diciembre (y telemática) y centrada en el Covid. Sánchez no fue declarado fuera de juego, pero sí el aragonés Javier Lambán, para aliviar la tensión por la candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030.

«En este momento es importante cerrar filas en torno a la posición española en la UE y la OTAN», dijo Feijóo, quien destacó que la cumbre había sido «útil» y envió un «mensaje de esperanza» a la industria y las familias enviadas. Pero Ayuso abandonó bruscamente ese tono conciliador: pidió que se suspendan temporalmente (no se rebajen) los impuestos sobre la energía y que los 20.000 millones de euros que el Gobierno ha reservado hasta 2025 para políticas de igualdad estén disponibles «para ayudar a las familias a hacer frente a la subida de precios». «llegar a ser». Rodríguez pidió no ser «frívolos», recordando que el presupuesto del ministerio que preside Irene Montero no llega a los 500 millones de euros y que el pasado martes el Consejo de Ministros aprobó un plan transversal para la igualdad efectiva que incluye medidas como la maternidad y permiso de paternidad, percepciones por hijo a cargo o abordar la brecha de género en las pensiones.

La presidenta de Madrid elaboró ​​su propio perfil, enfrentándose a Sánchez de frente y al mismo tiempo abordando uno de los caballos de batalla favoritos de Vox, la política de género. Feijóo no quiso desacreditarlos ante los medios -“no está bien” dedicar estos recursos a planes de igualdad porque la “prioridad” deben ser los trabajadores y los hogares-, pero se mostró incómodo. También empieza para él otra etapa, la de tratar con la baronesa de su partido, que quiere seguir siendo el centro de atención y estropear su agenda e imagen. Ayuso, señalaron varios dirigentes socialistas, intentaba «reventar» la posición de Feijóo. “Los hay que juegan de centrodelantero y otros de centro del campo”, excusan fuentes cercanas al nuevo líder popular a la posición del madrileño.

Noticias similares

Pero el acuerdo era importante para el jefe de la Xunta, por mucho que esperara «más» de la cumbre autonómica. Al fin y al cabo, como señalaron a sus allegados, “estamos en una situación de vértigo”. Ucrania es urgente, prioritaria y seria.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.