García, una década de lucha contra el PP

García, una década de lucha contra el PP
  • En 2012, el candidato More Madrid participó activamente en las movilizaciones contra el intento de privatización de la sanidad popular

  • Sus enfrentamientos con Díaz Ayuso y sus agentes han puesto a este médico madrileño en el punto de mira

Un año después de que el coronavirus volteara todo lo que conocemos, la realidad que comienza a redibujarse es diferente. Al menos eso es lo que pasó en Más Madrid. Antes de escuchar sobre COVID-19, pocos habían oído hablar de él a nivel nacional. Monica garcia (Madrid, 1974). Ahora ella es la candidata del partido de Íñigo Errejón y el 4 de mayo se rendirá Isabel Díaz Ayuso – En contraste – si Pablo Iglesias – Disputar el electorado de izquierda -. En tan solo unos meses, esta anestesista madrileña consiguió enfrentarse a la presidenta de la Comunidad de Madrid y a sus asesores, algunos de los cuales son viejos rivales desde que se incorporó al 2012 Marea blanca Contra la privatización de la sanidad, liderar la estructura principal de Más Madrid y afrontar los intentos del vicepresidente segundo del gobierno de incluirla bajo su mandato.

García, estudiante de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid especializado en Anestesiología y doctor en Gestión Clínica, se ha convertido en una de las voces más críticas en el tratamiento de la pandemia por parte del gobierno de Díaz Ayuso en los últimos meses. El foco de su crítica: el Hospital de Enfermería Isabel Zendal. El candidato de Más Madrid, que trabaja a tiempo parcial como anestesista en el Hospital 12 de octubreno se detuvo ni un segundo para informar sobre los sobrecostos de este proyecto. Una oposición al poder ejecutivo de Conservadores y Naranjas que está creciendo en popularidad.

La rivalidad con Lasquetty

«La curva (de contagios) en la Comunidad de Madrid es el reflejo de la curva de su boca … marchita», espetó el presidente madrileño en uno de los enfrentamientos más notorios que puso al anestesista en el centro de sus ojos en García. en noviembre. Días antes ya había saltado al panorama nacional cuando respondió al ministro de Hacienda. Javier Fernández-LasquettyLo señaló con el índice y el pulgar levantado, imitando una pistola. García afirmó que imitaba al propio Lasquetty y que también tenía osteoartritis en el pulgar.

De todos modos, lo cierto es que la rivalidad que mantiene con el consejero de Hajando se remonta a casi una década. En 2012, García estuvo entre los miles de profesionales que llenaron las calles de Madrid para protestar por las privatizaciones llevadas a cabo por Lasquetty, entonces ministro de Sanidad en el gobierno de Ignacio González. La presidenta de Más Madrid, que dio sus primeros pasos en los medios, fue la portavoz del Asociación de Facultades Especializadas de Madrid (AFEM) y condenó activa y pasivamente los planes del PP para el sistema de salud.

Frente al televisor de su casa, García -ahora madre de tres hijos- grabó bailes que luego envió a todos los compañeros para que aprendieran la coreografía. El objetivo era grabar “flash mobs” (bailes masivos espontáneos en lugares públicos) frente al Hospital 12 de Octubre para denunciar la precariedad de la salud. Finalmente, Lasquetty dimitió en 2014 tras varios reveses judiciales en la privatización del sector salud, en los que intervino García. A partir de estos días estos enfrentamientos.

Tú podrías estar interesado

Ascenso cometario

En las elecciones de 2015, el presidente de Madrid recibió el acta de diputado en la Asamblea de Madrid. Apareció en el puesto 26 de la lista de Podemos. Dos años después se incorporó a la Coordinadora de Podemos Madrid. Pero en 2019, tras Errejón, dejó el morado y se trasladó a Más Madrid. En las elecciones regionales de este año, ocupó el décimo lugar en la votación. El rival de Ta del portavoz del partido en la Asamblea de Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, Fue elegida el miércoles pasado como candidata a la moción de censura registrada por Más Madrid para frenar el avance de la votación y dos días después como cabeza de lista 4M. “Las mujeres estamos hartas del trabajo sucio y por eso en momentos históricos nos pidieron que nos hiciéramos a un lado. Él respondió al ofrecimiento de Iglesia de unir fuerzas.

Elena Resanes

Deja una respuesta