La Rioja recicla 1.705 toneladas de neumáticos al año y los convierte en carreteras, suelas o energía

La Rioja recicla 1.705 toneladas de neumáticos al año y los convierte en carreteras, suelas o energía


LOGROÑO, 21 de mayo. (PRENSA EUROPA) –

Se desechan un total de 1.705 toneladas de neumáticos viejos
anualmente en La Rioja, 250.000 toneladas en España, 3,5 millones en Europa y 25 millones en el mundo, las cifras son impresionantes, pero… ¿qué hacemos con ellas?

Su producción masiva y la gran dificultad de hacerlos desaparecer, ya que son prácticamente indestructibles, plantean un grave problema ambiental, ya que si no se reciclan y abandonan en la naturaleza, con el tiempo generan una degradación química parcial que destruye el suelo contaminado, además de tardando cientos de años en desaparecer, favoreciendo el estancamiento del agua y convirtiéndose en perfecto criadero de insectos, como el mosquito tigre y roedores, con consecuencias
insalubre

Por otro lado, en ocasiones se quemaban neumáticos abandonados para reducir el espacio que ocupaban en los vertederos, o por error, como en Seseña, donde se arrojaron más de 90.000 toneladas. Su combustión causó problemas
más grave aún para el medio ambiente y nuestra salud por la emisión de gases y las cenizas tóxicas liberadas.

Antes eran considerados residuos molestos y sin valor, pero afortunadamente eso ha cambiado y los neumáticos al final de su vida útil se han convertido en una excelente fuente de materias primas secundarias, su reciclaje es un ejemplo de economía circular, porque el 100% de sus valiosos componentes: el caucho , acero, etc.
fibra textil

Los objetivos habituales de su destino son: la reutilización, conversión en nueva energía y su reciclaje en carreteras, pistas de atletismo, césped, mangueras, suelas, acero para la industria, etc.

Reciclándolos ayudamos a proteger el medio ambiente, ahorrar energía, optimizar recursos y promover un modelo de economía circular más equitativo con la sociedad y la naturaleza, misión en la que participa TNU (Tratamiento de Neumáticos Usados).

En este sentido, en el Día Mundial del Reciclaje, TNU quiere recordar los principales beneficios asociados al reciclaje de neumáticos usados: ahorra energía, materias primas y emisiones de CO2 para el medio ambiente.

Desde el inicio de su actividad, TNU ha recogido más de 859.584 toneladas de neumáticos usados, ahorrando más de 4.800 millones de toneladas de CO2 al medio ambiente y ahorrando más de 1.506 millones de litros de aceite y 126.000 litros
millones de metros cúbicos de agua. Al reciclar neumáticos, reducimos el esfuerzo que implica la extracción de materias primas, su tratamiento y transporte, lo que se traduce en una reducción significativa del consumo de energía necesario para llevar a cabo estos procesos.

Al utilizar menos energía, generamos menos CO2 y reducimos el efecto invernadero, lo que contribuye a la lucha contra el cambio climático.

CONTRIBUCIÓN A LA PROTECCIÓN DE LOS BOSQUES

El componente principal del neumático es caucho natural y sintético, que representa casi la mitad de su peso. La fabricación de neumáticos representa un gran porcentaje de la industria del caucho, representando el 60% de su producción anual. se podría pensar
Sin embargo, no es cierto que el consumo de caucho natural, a diferencia del caucho sintético, sea inocuo para el medio ambiente.

El caucho natural se obtiene del árbol Hevea brasiliensis y su uso intensivo ha contribuido a la pérdida de biodiversidad y bosques tropicales.

fotonoticia 20220520125428 236

Por ello, hoy en día el caucho natural cubre sólo el 30% del mercado, el resto lo ocupan los cauchos sintéticos. Sin embargo, a pesar de este porcentaje, los bosques continúan siendo talados para su producción. Así a través del consumo responsable
de este material y su conveniente reutilización y reciclaje, ahorramos una cantidad importante de recursos naturales y contribuimos a la conservación de los bosques, los llamados
pulmones del planeta

BIOCOMBUSTIBLES Y NUEVOS PRODUCTOS ECOLÓGICOS

Una vez recogidos los neumáticos de los talleres, se clasifican en renovables (proceso de recauchutado) y neumáticos no renovables. En el caso de que no puedan renovarse, pasan a plantas de reciclaje donde se extraen y separan sus distintos componentes (caucho, fibras textiles y acero), que se recuperan para nuevos usos.

Estos incluyen: pavimentos, baldosas de seguridad y aceras para parques infantiles, campos deportivos, barreras de choque, césped artificial, techos para casas, insonorización, suelas de zapatos, proyectos de construcción, metal regenerado o biodiesel.

La pirólisis es una de las mejores opciones para reciclar y aprovechar el caucho, generando “0” residuos y reduciendo las emisiones de CO2 en un 92%. Es un tratamiento térmico sin oxígeno que permite descomponer el caucho por una reacción termoquímica que se genera
productos valiosos reutilizables: líquidos (aceite para biocombustibles), sólidos (hollín) y gases utilizados como fuente de energía para el propio proceso.

CREACIÓN DE EMPLEOS VERDES Y PROMOCIÓN DE LA ECONOMÍA CIRCULAR

Además de proteger el medio ambiente, el reciclaje es tan importante como contribuir a la creación y mantenimiento de empleos de alta calidad, los llamados empleos verdes.

Según el informe “Empleos Verdes en una Economía Sostenible” de la Fundación Biodiversidad y el Observatorio de la Sostenibilidad en España, se estima que el sector de la gestión y tratamiento de residuos en España emplea a un total de 140.343 trabajadores (el 26% del empleo verde total). .

Las Comunidades Autónomas que generan más residuos (domésticos, comerciales e industriales) también cuentan con más plantas de tratamiento y por tanto con un mayor número de trabajadores.

El sector de la gestión y tratamiento de residuos en La Rioja emplea actualmente a 2.329 personas.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.