La Rioja incorpora nuevas medidas para prevenir y prevenir agresiones a profesionales sanitarios

La Rioja incorpora nuevas medidas para prevenir y prevenir agresiones a profesionales sanitarios


LOGROÑO, 12 de marzo (EUROPA PRESS) –

Coincidiendo con la conmemoración hoy del «Día Europeo contra las Agresiones a los Profesionales Sanitarios», el Gobierno de La Rioja muestra «su rechazo unánime a las agresiones de las que son objeto estos trabajadores en el ejercicio de su labor asistencial».

Un contexto en el que hay que destacar la labor que está realizando el Ministerio de Sanidad a través del Servicio Rioja de Salud, cuya dirección está liderando las respuestas de tolerancia cero, con una última novedad que complementa las iniciativas puestas en marcha en los últimos años. Se trata de enviar cartas a cada atacante cuando no se trata de procesos administrativos o penales.

Esta acción anima a la dirección de SERIS a mostrar su apoyo incondicional al profesional agredido ya censurar la conducta del usuario, pero no es la única. Entre otras medidas adoptadas por el Gobierno de La Rioja, también se ofrece apoyo psicológico y asesoramiento jurídico a los profesionales que han sido víctimas de agresiones para que sientan la protección frente a los abusos que ofrece la administración.

Estas actuaciones están previstas en el Plan de Prevención y Atención a los profesionales del Servicio Rioja de Salud, creado para proteger a los profesionales de determinadas situaciones de violencia y ofrecerles el apoyo médico, psicológico y legal necesario y las herramientas adecuadas para su prevención y control. Posición.

MAYOR MONITOREO, ESPECIALMENTE EN AP

Consciente de la importancia de proteger a los trabajadores médicos de los ataques y protegerlos de los ataques cuando sea necesario, el gobierno de La Rioja ha incrementado sus esfuerzos en los últimos años para introducir nuevas herramientas que se traduzcan en salud física y humana técnicamente probada como efectiva.

Entre ellas, destacan las últimas mejoras en el “sistema de alerta” instalado en los pupitres de los profesionales sanitarios para que puedan solicitar ayuda de forma inmediata en situaciones de peligro y ante posibles agresiones.

En la actualidad, además de emitir la señal de aviso en los ordenadores de los compañeros de trabajo y vigilantes, también se emite la alarma en el centro de control, que verificará la alarma y gestionará de forma automática y rápida una llamada a los vigilantes y vigilantes de seguridad. .

Las mejoras en el seguimiento específico de atención primaria también están en marcha desde hace casi tres años. Así, al seguimiento continuado por parte del personal en horario de mañana en los centros de salud de Haro, Calahorra y Arnedo, se han sumado rondas continuas de personal en los centros de salud de Logroño, preparados para dar una respuesta lo más rápida posible ante el evento. de una emergencia

Además, también se han priorizado actividades formativas para mejorar las competencias de los profesionales de la atención al paciente para prevenir o saber afrontar situaciones de conflicto o violencia. En 2021 se han realizado nueve cursos específicos sobre prevención de riesgos psicosociales, en los que han participado 160 profesionales.

INFORME DE REGISTRO DE ATAQUES 2021

El Informe del Registro de Agresiones 2021 ya está elaborado, está pendiente de presentación en el Observatorio de Agresiones y ya ha sido presentado al Comité de Seguridad y Salud del Servicio Rioja de Salud.

Según detalló, el año pasado se reportaron 54 incidentes violentos, incluyendo por primera vez en los datos incidentes provocados por pacientes psiquiátricos, un total de 5 que afectaron a 7 empleados. Sin incluir este último conjunto de datos específicos, los informes anteriores señalaron que se informaron 35 incidentes en 2020, 40 en 2019 y esta casuística aumentó a 67 casos informados en 2018.

En cuanto a la distribución entre niveles de atención, esta refleja 28 incidentes en centros de atención primaria que afectan a 35 trabajadores y 26 en centros de atención hospitalaria que afectan a 31 trabajadores. Del total de trabajadores agredidos (66), el 45% eran trabajadores médicos y el 33% eran enfermeras. El 22% restante se reparte entre otros colectivos profesionales (conserjes, TCAE, etc.). La distribución por género de los afectados es de 53 mujeres y 13 hombres. La mayoría de los incidentes involucraron violencia verbal, 80% y 20% violencia física.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.