La Guardia Civil investiga en La Rioja a un hombre por montar en una bicicleta-moto eléctrica ‘artesanal’

La Guardia Civil investiga en La Rioja a un hombre por montar en una bicicleta-moto eléctrica ‘artesanal’


LOGROÑO, 7 de abril (EUROPA-PRESSE)-

Efectivos de la Guardia Civil de La Rioja, adscritos al sector del transporte, investigan a un joven húngaro y de esta comunidad autónoma de 22 años por montar en una moto bicicleta eléctrica «hecha a mano».

Según ha informado la Guardia Civil, la persona identificada es el presunto autor de un delitos contra la seguridad vial por conducir un vehículo eléctrico sin haber obtenido nunca el carné de conducir.

La actuación del sector del transporte se inició durante un servicio preventivo de seguridad vial instalado en el punto kilométrico 1 de la LR-250 en el municipio de Villamediana de Iregua.

Se trata de una vía interurbana en la que se detectan los agentes una pequeña bicicleta cuyo ciclista se movía «inusualmente, muy rápido y sin pedalear».alcanzando velocidades superiores a 45 km/h en paralelo al vehículo de servicio.

Una vez interceptado el ciclista, se procedió a la inspección de la moto, comprobando que los agentes actuantes se habían incorporado a la misma. equipo de transformación compuesto por un motor eléctrico en cada una de sus ruedas con una potencia total de mil vatios, dos baterías, un sistema de control eléctrico y un pedal acelerador en el puño derecho del manillar para que ambos motores funcionen sin pedalear.

A continuación, el piloto fue informado de que tras los cambios realizados en su moto, pasaría a pertenecer a la categoría L1e-B “ciclomotores de dos ruedas” según la Instrucción DGT 2019/S-149 TV-108, por la que se establecen los criterios para la Circulación de vehículos ligeros propulsados ​​por motores eléctricos.

Según esta normativa, el vehículo debe estar matriculado como ciclomotor, tener permiso de circulación e ITV, disponer de un seguro obligatorio en vigor y su conductor debe tener permiso de conducir de al menos clase AM, y cumplir todas las normas de circulación, tránsito y seguridad vial. cumplirse.

El implicado, que no disponga de carné de conducir o carnet de conducir, será investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 12 a 24 meses o trabajos en la comunidad de 31 a 90 días.

Además, han sido procesados ​​contra el mismo cuatro cartas de queja por falta de homologación, seguro obligatorio, retrovisor y claxon, lo que eleva el total de denuncias a 1.550 euros.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.