La defensa de los imputados por narcotráfico y banda criminal pide la cancelación de las intervenciones telefónicas

La defensa de los imputados por narcotráfico y banda criminal pide la cancelación de las intervenciones telefónicas


Los imputados niegan pertenecer a alguna pandilla o vender drogas, pero admiten que las consumieron en cantidades importantes

LOGROÑO, 14 de diciembre (EUROPA PRESS) –

La defensa de los imputados por narcotráfico y banda criminal tiene la Nulidad de escuchas telefónicas, así como cualquier prueba directa e indirecta obtenida sobre ellos por creer que no estaban justificados, lo que la fiscalía ha negado.

el Audiencia Provincial Se ha celebrado esta mañana la primera audiencia en el juicio de veinte imputados que, en varios municipios de La Rioja, País Vasco y Navarra, pertenecen a una banda delictiva dedicada al narcotráfico que ayer fueron suspendidos debido al reconocimiento de la defensa debían cerciorarse de que la habitación no cumplió con el protocolo anti-COVID.

La sesión se inició con las preguntas preliminares, en las que los abogados defensores coincidieron en que las intervenciones telefónicas utilizadas para iniciar la investigación y, por ende, las pruebas que habían reunido, eran inconstitucionales.

Basado en la teoría de ‘árbol contaminado’ Han argumentado que la prueba se vería manchada por la injustificada interferencia tanto con la red fija como con el teléfono móvil del imputado JAH, en cuya velocidad domiciliaria de Lardero se centralizaría el tráfico.

Ante esta pregunta, el Ministerio Público ha desmentido esta máxima y se ha opuesto a su derogación, ya que la orden de que las intervenciones telefónicas del 16 violaron todos los principios.

Abogado de JAH, por las escuchas telefónicas contra el Derecho al secreto de la comunicación, entendió que no hubo motivación para las escuchas telefónicas y que se violaron los principios de pertinencia y proporcionalidad.

Para este abogado, dado que la investigación ya llevaba once días en curso en el momento en que se eligió la escuchas telefónicas, primero se deberían haber utilizado otros métodos que podrían haber ayudado a desarrollar la investigación, como ampliar la vigilancia sin una Intervención que sería necesaria cuando hablar por teléfono. «

En la misma línea, el abogado de AG califica la investigación como «inquisitiva» y argumenta que Es «más conveniente» que los agentes intervengan los teléfonos que «ir a los apartamentos y concertar una investigación en profundidad».

Para sustentar estos argumentos, el abogado de JAH se basó en el informe del Ministerio Público de 14 de enero de 2019, en el que señaló la conveniencia de una extensión de la vigilancia realizada con anterioridad y la información sobre la estructura de propiedad de la casa y el teléfono.

Contó cómo agentes del grupo UDYCO de la brigada policial judicial provincial detuvieron a dos personas después de «sólo» once días de investigación y las interceptaron a toda prisa.

Esto y el hecho de que afirmaron que JAH se lo vendió resultó en que su teléfono fuera intervenido, «pero no hay análisis», dijo, «y no hay evidencia objetiva de que la velocidad esté involucrada». Una medida «enormemente restrictiva», dijo, sobre todo si en la casa vivían otras personas que también realizaban llamadas telefónicas.

LOS DEFENDIDOS SE NIEGAN AL TRÁFICO

Cuando se le preguntó, JAH admitió que era un consumidor: pastillas, vaso, speed, hachís … Su casa, una casa unifamiliar, tiene un garaje en el que ha instalado una cabaña, o «chill-out» como uno tiene. Lo definieron los abogados que unieron a mucha gente porque tenía estéreo.

«Si estuviéramos de fiesta durante tres días, podríamos consumir diez gramos de speed y tres o cuatro pastillas de éxtasis en una noche», dijo. Pero ha negado categóricamente que estuviera comprometido con la venta y también rechazó que DS lo hiciera por él: “Compramos la mitad porque teníamos un camión, pero él no lo cocinó«, ha dicho.

El propio DS, que se definía como un «amigo íntimo» de JAH con quien consumía drogas, ha negado la fabricación de drogas o la compra de drogas y productos. Cuando el fiscal lo refirió a una de las llamadas telefónicas que supuestamente vendía drogas, negó ser él.

Ha denunciado que se trasladó a la casa de Labraza (Álava) donde fue acusado de acudir a un laboratorio de drogas para salir del ambiente consumidor y desintoxicarse, además de «pensar» tras una discusión con su pareja. Sobre este (MPL) dijo que le impidió usarlo hasta que fue demasiado obvio y luego lo cuidó, pero nunca se drogó.

Afirmó no haber conocido a VV (a quien la policía considera un líder) antes de que lo encarcelaran o formara parte de una pandilla. De los demás, sabía mucho sobre el entorno del consumo de drogas.

«Hubo días que pasamos, no morimos de milagro», dijo. También dijo que asistió al Proyecto Hombre y consiguió un asiento en el ayuntamiento pero que estaba deprimido, volvió a las drogas y perdió su trabajo.

En la reunión de hoy también testificó la AGA, a la que califica la acusación como un importante proveedor de VV (y que se situaría por encima de esta organización junto a su sede en Cantabria y País Vasco).

AGA dijo que conoció a VV porque le vendió varios autos y nada más. Ha negado conocer a los demás (aparte de otro acusado y también por venderle un coche). Negó que hubiera una banda criminal: «No tengo un grupo de nada, conozco a dos personas que les vendieron un auto», dijo.

Por ejemplo, en una de las conversaciones con VV, en la que se habló de dinero, aseguró que se trataba de vender un auto: «Si fuera dinero para drogas, me lo llevaría a la calle, no lo haría». pide una cuenta ”, dijo.

Más tarde, en respuesta a preguntas de su abogado, dijo que tenía una enfermedad cardíaca, tenía una válvula cardíaca, le reemplazaron la aorta y que regularmente va a diferentes lugares para ser hospitalizado con esposa e hijos.

Afirmó que siempre tiene que estar cerca de un hospital, ni siquiera puede irse de vacaciones, y el arresto domiciliario al que lleva dos años a veces le impide acudir a sus citas médicas cuando los agentes son la Guardia Civil. acompañarlo están en un servicio.

El proceso generalmente se llevará a cabo hasta el 22 de diciembre (inclusive), pero también podría demorar más. Mañana continuará con más declaraciones de los imputados, incluido VV, que hoy no pudo intervenir por una enfermedad bucal.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.