Carla Otero, por la puerta de entrada del Arnedo Arena en la final de la Bota de Plata

Carla Otero, por la puerta de entrada del Arnedo Arena en la final de la Bota de Plata


Ganó la XIX ‘Bota de Plata’

ARNEDO (LA RIOJA), 20 de marzo. (PRENSA EUROPA) –

La torera de Castilla-La Mancha Carla Otero fue la vencedora de la tarde tras cortar dos orejas, una a cada caballo, y pasar por la puerta principal en la final de la «Zapata de Plata» -como ganador a juicio del jurado- en el Arnedo Arena con los toros de Álvaro y Pablo Lumbreras.

Y lo que es más El riojano Fabio Jiménez levantó un trofeo por primera vez mientras que el sevillano Diego Bastos se fue con las manos vacías.

Más de media actuación en la segunda tarde de la Feria de San José, con ovación a los preseleccionados al romperse el Paseoíllo.

Prometedor arranque de Fabio Jiménez, que supo mostrar un buen toreo con el capote de Verónica. Otero respondió con un saque de Tafalleras, que encontró su respuesta en el riojano.

El alfarero hizo un trabajo encomiable con ambas manos, que culminó con una estocada precisa tras una ‘metesaca’, que sirvió para llevarse el primer trofeo de la celebración.

Con su segundo, un colorado bautizado como «Lentisco», no se pudo utilizar el riojano con el capote. Ya con la muleta, Jiménez, tras brindar por el público, ha sabido sacar con tesón unas corridas notables a un toro que ha intentado rajar desde los primeros compases de la faena. Matando de estocada por la espalda, su actuación fue aplaudida mientras caminaba por el ring.

La castellano-manchega Carla Otero brilló desde el inicio con el capote con ‘Chulapon’, un eral bastante ágil que puso en aprietos al tercer actor, Diego Bastos, al volverse contra él sin consecuencias.

la alcarrena, tras brindar por Diego Urdialescon la tela, logró armar una tarea interesante para ambas pitones, finalizando con ayuda desde arriba y una buena estocada para caminar un trofeo.

En su segundo, el quinto de la celebración, se las arregló con el manto sin el brillo que deseaba.

Con la muleta y en medio del ring, Ha anotado varios tiros de alta calidad con la mano derecha. Tras intentarlo con la izquierda, entendió que no era la pitón de Eral, así que siguió con la derecha para conseguir un buen trabajo que, junto a una hábil estocada, se llevó su segundo trofeo y así se abrió la gran puerta.

Por su parte Diego Bastos se ha cruzado con un gran hombre de Lumbreras, ‘Lentisco’, donde el sevillano le ha ofrecido un trabajo irregular, su trabajo está siendo silenciado.

En el cierre de un local, Bastos pudo usar el capote, aunque estuvo con la muleta tras la oferta de Diego Urdiales El Novillero no logró el ansiado triunfo por un bajo abandono de transmisión. No tuvo suerte con la espada. En este caso, también, hay silencio en público.


Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.