La auditoría de la Junta requiere medidas correctivas en 18 entidades

La auditoría de la Junta requiere medidas correctivas en 18 entidades

Fundesalud no es la única entidad para la que deben establecerse medidas correctoras tras las deficiencias encontradas en su gestión. Cinco ayuntamientos de la Junta de Extremadura, así como la propia Presidencia, disponen de tres meses para elaborar planes de actuación sobre 18 entidades del sector público extremeño en las que se han detectado errores contables.

Tal y como se anunció HOY, el informe anual elaborado por la Contraloría General de la Junta para el ejercicio 2019 planteó la necesidad de aplicar medidas correctivas en aquellas entidades donde se encontraron deficiencias significativas. De las 23 organizaciones examinadas, es necesario proponer 18 mejoras. Hay que tener en cuenta que el sector público de Extremadura contiene 31 consorcios y fundaciones, a los que hay que sumar organismos autónomos como el SES, organismos públicos como la Asamblea de Extremadura y empresas comerciales como Avante. En otras palabras, la auditoría tiene un gran alcance.

Según ha indicado la Consejería de Hacienda de la Consellería, de las 23 entidades sujetas a control en el plan de auditoría 2020, solo el Consorcio del Teatro López de Ayala de Badajoz y las fundaciones Ortega Muñoz quedan al margen de la obligación de elaborar un plan de actuación. . , Helga de Alvear, Centro Europeo de Documentación e Información de Extremadura (CDIEx) y Videomed (aunque en este caso el informe de auditoría lo incluye en el grupo donde se necesita actuar, con lo que serían 19 entidades a mejorar).

La Intervención otorga una evaluación de gestión insatisfactoria a seis de las 23 entidades analizadas

La ley de finanzas públicas de Extremadura, tras la reforma implantada en 2019, establece que los ministerios de desplazamiento deben elaborar en un plazo de tres meses y con un calendario de actuación un plan para corregir las «debilidades, carencias, errores y cumplimientos» que han encontrado en las auditorías.

Este período se inició el pasado viernes 8 de octubre, luego de que la Intervención Regional comunicara formalmente las deficiencias encontradas a los órganos del Ejecutivo. Por tanto, los ministerios interesados ​​tienen hasta el 8 de enero para proponer medidas concretas, aunque puede haber prórrogas.

Hacienda indica que, una vez recibidos los planes de acción, la Intervención evaluará su idoneidad y podrá solicitar nuevas medidas. En el caso de que considere que la propuesta no es adecuada, o en ausencia de presentación del plan de acción correspondiente, podrá someterla a examen por parte del Consejo de Gobierno.

Cultura y salud

El departamento con mayor número de entidades sujetas a un plan de acción es Cultura y Deporte, con un total de ocho. Se trata del Festival de Teatro de Mérida, el Museo Etnográfico González Santana de Olodera, el Museo Vostell Malpartida, el Gran Teatro de Cáceres, el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, el Museo de la Ciencia del Vino de Almendralejo, la Fundación de Cultura de Extremadura y la Fundación Extremadura. Orquesta.

El segundo consejo que habrá que desarrollar más planes con medidas correctoras es el de Economía, Ciencia y Agenda Digital. En concreto, esta actuación incluirá el Instituto Tecnológico de Rocas Ornamentales (Intromac), la Fundación para la Informática y Tecnologías Avanzadas (Computaex), Feval, el Centro de Cirugía Mínimamente Invasiva y la Fundación del Parque Científico y Tecnológico de Extremadura (Fundecyt).

El Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales, además de Fundesalud, debe elaborar un plan de acción sobre el Consorcio de Información al Consumidor de Extremadura. Por último, también deberán proponer medidas específicas de Presidencia (para la Fundación de la Academia Europea e Iberoamericana de Yuste), Educación y Trabajo (Fundación para las Relaciones Sindicales de Extremadura) y Transición Ecológica (Agencia de la Energía de Extremadura).

En su mayor parte, la evaluación general ofrecida en el informe de auditoría de la institución es parcialmente satisfactoria, ya que se cree que la administración está funcionando, pero se necesitan mejoras sustanciales dadas las deficiencias identificadas. Las inexactitudes se refieren a cuestiones como la selección de personal, la falta de medidas correctoras o la redacción de los contratos, aunque en muchos casos existen denuncias por parte de los propios órganos, que consideran que su trabajo ha sido correcto.

Sin embargo, hay seis entidades con calificación insatisfactoria, ya que los auditores creen que las muchas deficiencias observadas demuestran que la administración no está funcionando, lo que puede afectar su negocio.

Es el caso de Fundesalud, sobre el que denuncia la falta de comunicación de contratos por importe de 874.000 euros y el pago de ensayos clínicos por 754.000 euros. La Fundación Extremadura para la Cultura y la Fundación Orquesta de Extremadura también forman parte de este grupo. En el primer caso, principalmente para asuntos relacionados con la gestión de personal. En la segunda cita, entre otros, la adjudicación directa de contratos sin procedimiento de licitación por 142 miles de euros y el incumplimiento de obligaciones de comunicación formal por 177.000.

Asimismo, Computaex (para la gestión de personal y para no aplicar las medidas ya previstas anteriormente), Agenex (para la selección de trabajadores y no subsanar las deficiencias) y la Fondazione Rapporti di Lavoro Extremadura (para las incompatibilidades, para un contrato de arrendamiento y ignorar los requisitos).


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *