Incidencia acumulada en Extremadura | La incidencia en Extremadura de riesgo bajo a medio cuando cae por debajo de 150 casos

Incidencia acumulada en Extremadura |  La incidencia en Extremadura de riesgo bajo a medio cuando cae por debajo de 150 casos

Después de semanas con el incidencia acumulada activado y con el riesgo en este parámetro activado en su Niveles más altos, Extremadura ha sabido ir más allá y seguir reduciendo la tasa de contagio. El último día, la región volvió a experimentar una caída y pasó de 159 a 139 casos por 100.000 habitantes en 14 días. Pero no es otro descenso. Es una disminución que permite a este indicador reducir el nivel de riesgo y pasar de alto a medio, llevándolo por debajo de los 150 casos, según el sistema de alarma establecido en el acuerdo entre Comunidades autónomas y el Ministerio de Salud a Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Por tanto, la incidencia es ahora de riesgo medio, que se aplica cuando la tasa se sitúa entre 50 y 150 casos por 100.000 habitantes. Por lo tanto, dejar atrás el alto riesgo, cuya gama cubre situaciones en las que se marca entre 150 y 250 casos. Cuando los positivos por 100.000 habitantes superan esta cifra, la muy alto riesgo, el más alto contemplado en la tabla. La región se quedó con el alarma alta activada en este indicador casi dos meses, precisamente desde el 19 de diciembre del año pasado y desde el último domingo 14 de febrero. En los peores momentos de esta tercera ola, la incidencia alcanzó los 1.467 casos por 100.000 habitantes a los 14 días. No hace mucho, a principios de febrero, esta tasa aún se mantenía en 1.000 casos por 100.000 habitantes en 14 días.

Ahora la situación ha cambiado radicalmente. La tasa de infecciones disminuyó y con ella el nivel de riesgo fue moderado. Con ello, se cumplen ya cinco días consecutivos con la incidencia por debajo de la barrera de los 250 casos, consolidando esta disminución. Gracias a este buen comportamiento de la tasa extremeña, el Junta extremeña ha autorizado la ampliación del horario de bares y comercios a partir de este sábado y podrán abrir al público hasta las 22 horas, cuando comienza el toque de queda.

La tasa extremeña sigue estando por debajo de la mitad de la media nacional, que, aunque baja, sigue siendo de 294 casos por 100.000 habitantes. La cifra de Extremadura solo es superada por la de Canarias (116) y Baleares (136).

los incidencia a los 7 días también continúa en la misma línea y continúa con la buena evolución demostrada hasta ahora. En las últimas 24 horas ha pasado de 50 a 44 casos por 100.000 habitantes, por lo que se mantiene en riesgo medio. Es menos de la mitad del promedio nacional (104). La tarifa de 7 días de Extremadura ya es la más baja del país, incluso más baja que Canarias (49) y Baleares (55).

Es importante que esta cifra también continúe disminuyendo y se mantenga por debajo de la mitad de la incidencia a los 14 días, ya que esto indica que la tasa a la que ocurren las infecciones sigue siendo baja, lo que ralentiza la propagación del virus. Esto implica que la situación epidemiológica se mantiene bajo control. Si la cifra de 7 días sigue siendo baja y es menos de la mitad de la tasa de 14 días, significa que no se espera que las infecciones aumenten en el corto plazo e incluso se espera que continúen disminuyendo.

Incidencia para municipios

Aunque las cifras de incidencia siguen siendo muy distintas entre las grandes ciudades extremeñas, las cuatro grandes poblaciones consolidan su posición este viernes fuera del nivel «muy alto» en la evaluación de riesgos debido a la incidencia acumulada que registran. Es decir, Badajoz, Mérida, Plasencia y Cáceres ya están por debajo de los 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días.

Hasta este miércoles el ciudad de badajoz Fue el único que quedó por encima de esa barrera que marca el nivel máximo de alerta, el más alto que establece el sistema acordado entre las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Salud en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Sin embargo, la capital de Badajoz consiguió mantener este jueves su buena tendencia bajista y situó su incidencia acumulada por debajo de 250 casos por 100.000 habitantes a los 14 días, dando un paso atrás en la evaluación de riesgos. La tasa en la capital de Badajoz se mantiene ahora en el nivel «alto», considerado para los casos que registran entre 150 y 250 positivos por cada 100.000 habitantes. Este indicador sigue cayendo en la ciudad un pasar de 242 a 220 casos en el último día.

Aunque estas cifras evolucionan favorablemente, no hay que olvidar que Badajoz sigue estando por encima de la media autonómica. Entre las grandes poblaciones, es la que presenta mayor tasa y la única que supera la media regional, que actualmente se sitúa en 139 casos por 100.000 habitantes a los 14 días. Los datos de la capital Badajoz son seis veces superiores a los registrados por Cáceres.

La incidencia acumulada de 7 días se encuentra en Badajoz en 69 casos por 100.000 habitantes, incluso por encima de los datos regionales. En este caso, la tasa en la capital Badajoz ha bajado de nivel alto a medio en la última jornada.

Detrás hay Mérida con una incidencia acumulada que, aunque sigue disminuyendo, asegura que la capital extremeña, como Badajoz, se mantenga en un nivel de riesgo «alto». En las últimas horas, la tasa ha bajado levemente de 160 a 158 casos por 100.000 habitantes.

La incidencia acumulada de 7 días en Mérida también cae ligeramente de 79 a 77 positivos por 100.000 habitantes, lo que significa que este indicador sigue siendo de alto riesgo.

En un nivel inferior de la evaluación, la alerta es Plasencia, cuya tasa, inferior a 150 casos por 100.000 habitantes a los 14 días, tiene un riesgo medio. La tasa en la capital Jerte bajó de 135 a 85 casos. La desventaja es que la incidencia acumulada a los 7 días sigue siendo más de la mitad del indicador de 14 días, es en 50 casos. Continúe con un nivel de riesgo «medio».

Por su parte, Cáceres Es la ciudad que sigue registrando los mejores datos con una tasa de 14 días que aumenta levemente de 38 a 39 casos. Su buena evolución le permitió este miércoles bajar un escalón en la escala de alerta. Es la única de las cuatro grandes poblaciones extremeñas que se mantiene en un nivel de riesgo «bajo», manteniéndose por debajo de los 50 casos por 100.000 habitantes a los 14 días. En su caso, la incidencia acumulada a los 7 días ha sufrido un pequeño incremento, pasando de 7 a 12 casos por 100.000 habitantes, tasa que ha subido un nivel y tras salir de la situación que se considera una ‘nueva normalidad’, entra el riesgo. «baja» ya que este parámetro supera los 10 positivos por 100.000 habitantes en 7 días.

Resto de localidades

En cuanto al resto de municipios extremeños con más de 5.000 habitantes, de momento solo uno supera el umbral de 500 casos por 100.000 habitantes a los 14 días. Preocupa Calamonte, cuya incidencia acumulada se ha recuperado durante varios días consecutivos y pasa de 665 casos a 746 por 100.000 habitantes en 14 días. Es el que se encuentra en peor situación y ahora triplica la cifra de 250 casos sobre 100.000, lo que marca la valoración de riesgo «muy alto», la más alta.

Detrás de esta ciudad hay San Vicente de Alcantara, que continúa su tendencia a la baja y ha bajado la tasa en las últimas horas de 462 a 443 casos por 100.000 habitantes en 14 días. Informar del drástico descenso que ha sufrido este municipio, que el pasado mes de enero superó la barrera de los 8.000 casos por 100.000 habitantes en 14 días.

Menos de 400 casos por 100.000 habitantes en 14 días hay Moral, cuya incidencia desciende de 370 a 355. La barrera de los 300 acaba de romperse Miajadas, que registró un nuevo descenso, de 355 a 291 positivos por 100.000 habitantes.

Además, sigue mejorando tus datos Aceuchal bajando de 293 a 275.

Por debajo de 250 casos y, por tanto, de alto riesgo, la incidencia de Montijo, que sigue una evolución favorable, pasando de 258 a 239 casos. Encuentras el mismo nivel Villafranca de los Barros, que registró un descenso moderado de 264 a 233 casos. El alto riesgo también continúa Talavera la Real, que en el último día ha sufrido una disminución en su incidencia, pasando de 244 a 207 casos por 100.000 habitantes. Detrás de sus gradas Albuquerque, cuya tasa cayó de 299 a 205.

Olvival permanece en los 200 casos. Por su parte, Talayuela este indicador baja de 203 a 189 casos.

También marcó un fuerte descenso Trujillo, que logró reducir su cifra en el último día de 255 a 177 casos por cada 100.000 habitantes. El de Guareña también bajó de 186 a 172. De manera similar, Jaraíz de la Vera registró un notable descenso de 185 a 169 casos por 100.000 habitantes. Por su parte, Almendralejo pasa de 176 a 158, mientras que Oliva de la Frontera permanece en 155.

Puebla de la Calzada También bajó su tasa en las últimas 24 horas de 222 casos a 153.

Por debajo de 150 casos y en la evaluación de riesgo promedio son Valencia de Alcántara, cuya tasa cae de 166 a 148; Castuera, que registró una disminución de 153 a 136; Los santos de Maimona, que logró bajar sus datos de incidencia de 185 a 135; Navalmoral de la Mata, que van de 151 a 110; Villanueva de la Serena, cuya incidencia pasó de 144 a 109; Don benito, cuyos datos se mantienen en 91; Zafra, que van de 95 a 77; Azuaga, que continúa con una incidencia de 76 casos; Coria, que baja de 88 a 72; Montehermoso, que baja de 87 a 69; Arroyo de la Luz, que baja de 86 a 68; Jerez de los Caballeros, que sigue siendo 64; Llerena, cuyo indicador pasa de 68 a 51.

Menos de 50 casos por 100.000 habitantes y, por tanto, de bajo riesgo, además de Cáceres también continúa Fuente del Maestro (lo que rebaja su tasa de 29 a 14 casos).


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *