Imagen inquietante de las casas más antiguas de la zona monumental

Imagen inquietante de las casas más antiguas de la zona monumental


Hace unos días, las páginas de este diario reflejaban la vida en la Compostela medieval, una ciudad donde el muro faltante marcaba las fronteras y donde los más fuertes vivían en los edificios más cercanos a la catedral. Como ocurre hoy, la religión y todo lo relacionado con la tumba del apóstol hicieron de Compostela la ciudad que es. Se han conservado muchos aspectos de la ciudad de esa época, especialmente en relación con la toponimia de las calles, que refleja parte de las actividades que se realizaban en ese momento. Pero también hay construcciones que, con cambios mínimos, conservan el aspecto que tenían cuando fueron construidas. Este es el caso de las casas de Salomé en la Rúa Nova, consideradas las más antiguas de Compostela y pertenecientes a la Archidiócesis de Compostela.

A pesar de que el mal estado de conservación ya ha sido analizado en varias ocasiones, el daño ha continuado en el tiempo, a pesar de las soluciones temporales instaladas. Hace unos años, en febrero de 2019, la arcada de una de las casas tuvo que ser sellada tras una serie de delaminaciones en la fachada del edificio. En particular, varias tablas se desprendieron del techo de la estructura y aterrizaron en el piso de la calle concurrida. Después de esta solución de emergencia y ante el riesgo de nuevos deslizamientos de tierra, se instalaron placas de refuerzo junto a cada columna, que luego se cubrieron con el material blanco visible hoy. No solo están actualmente llenos de graffiti, sino que la parte de la fachada del primer piso muestra numerosos descorchos. Además, los materiales utilizados en las casas se encuentran en mal estado, como se puede apreciar en el techo.

La forma de solucionar los problemas es a través de la presentación de un proyecto por parte de la Arquidiócesis para ser examinado por los técnicos de sucesiones del Ayuntamiento, que, según informó la Municipalidad e Histórico del Ayuntamiento, Mercedes Rosón, tenía un encargo repasar ayer para ver en el sitio el estado de las preciosas casas, también conocidas como rectorías, que se encuentran junto a la Iglesia de Santa María de Salomé. Según ha confirmado la Arquidiócesis, actualmente no hay buenas noticias e indican la complejidad del proyecto. Teniendo esto en cuenta, indican que están trabajando en ello y se mantendrán en contacto con el ayuntamiento. El trabajo estaría orientado primero a atender las necesidades de la comunidad y eventualmente a otros propósitos. Rosón destaca la importancia histórica de este distrito, que también es uno de los más transitados de Compostela. “Son casas Moi importantes y valiosas. La parte trasera del área ha sido remodelada y estamos encima de ella, así que es faga o lo mismo con estas casas para las que hemos proporcionado soluciones. De momento no hay riesgo de desprendimientos, pero están muy deteriorados ”, concluye el ayuntamiento de la rama. Todo en un solo lugar donde se hizo un descubrimiento de gran importancia en junio de 2016: un claustro gótico.

La relevancia del espacio es notoria. Como se puede ver en el apartado de Patrimonio Gallego bajo el nombre Como casas medievales de la Rúa NovaLas propiedades de los números 29 y 31 resultan ser uno de los días vividos más antiguos de la Edad Media (algunos datos parecen ser de los siglos XII o XIII). Tiene un solo paseo sobre Sinxelos donde se llevan pequeñas piezas sobre pilares de piedra y sillería en las esquinas que soportan vigas de madera para sostener la construcción superior. Ventás Amosan a ras de calle en el primer piso del país ”. Esta descripción está en línea con las construcciones típicas de la época, que, como describe el historiador Xosé Manuel Sánchez, eran casas sin mucha decoración, de planta baja y piso. “Solía ​​ser común que tuvieran una pequeña superficie. Por dentro, no eran demasiado caros: cocina, lagar y ciertos muebles como una cama y una cómoda ”, explica.

La mala conservación ha sido criticada por los residentes locales que no quieren que se pierda esta joya histórica. Entre ellos el presidente de la Asociación para la Defensa del Patrimonio Cultural Gallego, Carlos Henrique Fernández, que advierte de la «necesidad de actuar adecuadamente sobre la relevancia e historia de estas casas y por la dignidad del centro histórico».


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *