Transportes, obligada a pagar 13,8 millones más a Audasa por los peajes de Rande y A Barcala

Transportes, obligada a pagar 13,8 millones más a Audasa por los peajes de Rande y A Barcala


En 2006, Audasa retiró sus casetas de peaje en Rande cuando el estado y la Xunta se hicieron cargo de los peajes. Gustavo Rivas

El Tribunal Supremo responde a la moción de la empresa ejecutora de la sentencia que dictaminó ilegal la decisión del gobierno de Rajoy de recortar a la mitad la factura de ambos tramos

28 de octubre de 2021 . Actualizado a las 5:06 pm.

El Tribunal Supremo solicita a la Administración General del Estado que Audasa paga los 13,88 millones de euros que la concesionaria de la autopista AP-9 no ha cobrado ningún peaje para Rande y A Barcala desde julio de 2017, como consecuencia de la decisión del gobierno de Mariano Rajoy, el proyecto de ley que la administración central y la Xunta habían aceptado desde 2006 para habilitar las dos accesos, cortados en mitades tramos a Vigo y A Corua de forma gratuita para el usuario. El mismo tribunal ya había fallado a Audasa a su favor en febrero, en su denuncia contra el decreto emitido por el entonces ministro de Fomento. Iigo de la Serna decidió bajar la factura en el verano de 2017 por cargos de enriquecimiento injusto de Audasa con base en la fórmula utilizada para calcular el país de los vehículos, que el ministerio consideró inapropiada.

Si bien el fallo judicial fue definitivo, el concesionario no recibió el pago requerido, promoviendo así un incidente de ejecución exigiendo el pago de cerca de $ 14 millones en derechos e intereses, que ahora reconoce el tribunal administrativo. Por los mismos conceptos del ejercicio 2020, la concesionaria está exigiendo otros 5,77 millones más a las personas mayores, monto al que se sumará el 2021 una vez finalizado.

El Ministerio de Transportes aún no ha realizado ningún pago ya que ha alegado que la Xunta impugnó inicialmente y posteriormente la reclamación por el pago de la mitad de los peajes de Rande y A Barcala, que quedó exento de De la Serna cuando decidió recortar la cantidad a la mitad a favor de Audasa. Según las cuentas de la administración central, el gallego debería pagar ahora 15,8 millones por los años reclamados por Audasa. Sin embargo, la defensa legal de la Xunta argumentó ante el Tribunal Supremo que la sentencia de febrero no les impuso ninguna sanción y que el mismo concesionario solo está impulsando la ejecución de la sentencia judicial ante la administración estatal. Sin embargo, la sentencia citada por la Xunta deja la puerta abierta para que el Ministerio ejerza los derechos que cree respaldar mediante el decreto de 2006 que obliga a ambas administraciones a pagar todos los peajes en Rande y A Barcala. Este conflicto ha dado lugar a otra demanda entre Xunta y Transportes.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *