Juan Picos, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de Pontevedra: El plástico es cáncer

Juan Picos, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de Pontevedra: El plástico es cáncer


Afirma que aunque se toma el tiempo de animar al obradoiro, otra de sus pasiones, sufre y disfruta del castigo que supone amar su trabajo

24 de enero de 2023 . Actualizado a las 05:00.

Juan Picos (Madrid, 1971) demuestra su calidad de docente desde el primer minuto de la conversación. Habla con la intención de persuadir. Lo encuentro en el suelo estudiando uno de los árboles más importantes de Galicia. Si quieres saber de qué se trata, ya sabes, sigue leyendo.

—¿Galicia es una potencia forestal bien aprovechada?

– Somos capaces de beneficiarnos de ello, aunque ciertamente estamos lejos de lo que podríamos llegar a ser. Pero no hay comunidad autónoma que genere más valor y empleo a partir de sus masas forestales. Y ahí es donde estoy ahora, para ver si podemos mejorar esa gestión. Si todo eso estuviera arreglado, me habría retirado ahora.

—Bueno, la montaña nos está colonizando.

– Nos lo da la naturaleza. Tenemos unas características de clima y suelo que son muy propicias para el crecimiento de la vegetación. Pero tenemos que diferenciar entre lo que nos da la naturaleza y lo que hacemos para beneficiarnos de ella. Entre comillas podríamos decir que en muchos casos vivimos de rentas. Tenemos muchas áreas en las que podemos mejorar.


— ¿Tenemos pocos guardabosques?

—Alrededor de 25 al año salen de nuestra escuela. Tenemos pleno empleo, pero creo que la gente todavía piensa que es una profesión antigua, aunque trabajemos con satélites, con drones, con láser…

Hablemos del eucalipto. ¿Deberíamos tener menos?

—La verdad es que este tema me cansa un poco porque la gente acaba reduciendo todos los problemas y oportunidades de la silvicultura al eucalipto. Y no es así. Estamos trabajando en el inventario forestal continuo de Galicia con entorno rural para intentar cuantificar lo que hay. Y en base a estos datos decidir si debe ser más o menos.


«Pero ahora no se pueden plantar».

—Porque el ayuntamiento ha impuesto una moratoria de cinco años para decidir cuándo se tendrán los datos exactos sobre si aumentar o disminuir la población de eucaliptos.

—Siempre me he preguntado si una población de koalas podría sobrevivir en Galicia.

—El koala sobrevive en Australia porque no tiene depredadores. Podría sobrevivir aquí mientras estuviera en el árbol, aunque es posible que se lo coma un ave rapaz. Pero hasta que tocara el suelo, no habría zorro ni lobo que lo dejaran escapar.


— ¿Cómo afectó toda esa agua caída a las montañas después de los incendios de este verano?

—El clima al que está adaptada nuestra vegetación es atlántico con una pequeña sequía en verano. Lo que es bueno para nuestras montañas es menos precipitaciones y más repartidas a lo largo del año. Hay montañas y ríos que se han beneficiado de esta lluvia, pero gran parte de ella desembocará rápidamente en el mar y la echaremos de menos en unos meses. Aunque el clima que tenemos hoy ya no es al que nos hemos adaptado durante los últimos siglos. A medida que cambian las condiciones, también lo hace la vegetación.

-¿Por ejemplo?

—Tendremos períodos más largos de sequía y sobrevivirán los cultivos que mejor toleren esa sequía. Los cambios también favorecerán la presencia de algunos insectos y hongos que provocarán ciertas enfermedades en los árboles.


—Bueno, los eucaliptos necesitan mucha agua…

-S. Y los carballos, aunque es una planta muy eficiente. Sin duda habrá rodales de eucaliptos que han agotado sus necesidades de agua y experimentarán debilidad y retraso en el crecimiento.

— Este año hemos visto algunos incendios masivos. ¿Son cada vez más comunes?

-Seguramente. Las grandes sequías queman la vegetación con más facilidad y la inestabilidad atmosférica provoca más vientos convectivos o tormentas secas. Y entonces el abandono de la actividad agrícola lleva a que la vegetación ocupe más superficie. Este es un choque de trenes que aumenta la posibilidad de grandes incendios. Y aunque tenemos cuerpos de bomberos con una eficiencia superior al 99%, extinguimos casi todos los incendios, pero los que se nos escapan son muy graves. Por lo tanto, la mejor estrategia sigue siendo la prevención.


— Estos megaincendios no se pueden extinguir.

-No. El concepto es: fuego más allá de la capacidad de extinción. La energía que provoca impide que nada se acerque; la radiación que produce es incompatible con la vida. Se puede abordar con métodos indirectos, pero estos incendios morirán de hambre cuando no tengan más para quemar.

—Vienes de Madrid, ¿cómo llegaste a Galicia?

—Mi padre se fue de Galicia para trabajar en Barreiros y yo fui el primero de la familia en nacer en Madrid. Pero aquí hemos perdido los dientes porque venimos todos los veranos. Y elegí mis estudios porque de adolescentes sufrimos un incendio en el pueblo y nos expulsaron. Y decidí estudiar algo para combatir los incendios.

—¿Cuál es el árbol más impresionante que conoces?

-Hay muchos. Hoy trabajamos con Santa Margarita Carballo, el ser vivo más antiguo de Pontevedra y alrededores. En sus dimensiones, los eucaliptos de Chaván son impresionantes. También el ciprés calvo del Parque del Retiro de Madrid.

-¿Celta o Dépor?

—Soy del Obradoiro, no me gusta el fútbol.

– Defínete en pocas palabras.

– Quiero ser una buena persona, alguien con quien te puedas llevar bien. No me gustan los conflictos y soy sociable en todos los sentidos.

-¿Qué haces en tu tiempo libre?

—Me gusta mucho ir a la montaña, leer y salir con amigos. Tengo la pena de amar mucho mi trabajo por lo que me cuesta diferenciarme.

—¿Estás poniendo un árbol de plástico o natural para Navidad?

—Decoré un árbol al aire libre y puse uno de plástico en casa. Lamentablemente.

«Desafortunadamente, ¿por qué?»

– Creo que es mejor decirlo con naturalidad. El plástico es un cáncer. Prefiero sustituir un elemento plástico por uno natural. Y no es que este árbol lo use todos los años, es como si se quedara en algún lugar durante cientos de años después de que yo muera.

—¿Su mejor momento del día?

-Desayuno. Trato de hacerlo lo más largo posible.

-Una canción.

Querría que estés aquípor Pink Floyd.

«¿Lo más importante en la vida?»

-La vida misma, no hay que buscar otra cosa que la justifique.





Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta