“Había casi un centenar de pacientes, algunos venían a esperar siete horas, otros iban al hospital”

“Había casi un centenar de pacientes, algunos venían a esperar siete horas, otros iban al hospital”


López Rosell participa este lunes en una protesta de los trabajadores de las PAC del distrito sanitario de Pontevedra CAPA

Javier López Rosell fue el único médico que soportó una atención ininterrumpida durante 17 horas a estas alturas, cuando es habitual que haya tres

19 de octubre de 2021 . Actualizado a las 5:00 a.m.

Javier López Rosell (A Coruña, 1990) es médico de cabecera del sector sanitario público. Tiene contrato de continuidad y asesoramiento en el centro de salud Virxe Peregrina de Pontevedra con dos guardias al mes. El viernes pasado, mientras aún se encontraba de vacaciones, recibió un mensaje de texto informándole que habría una seguridad obligatoria de 17 horas en la PAC de A Parda, también en la localidad, el sábado 16 de octubre. Después de hablar con el personal, le informaron que un médico estaría ausente ese día.

«Su sorpresa fue que la ausencia involucró a dos médicos, no a uno».

—Sí, cuando llegué a las tres de la tarde, me enteré que iba a estar solo, y ya había 13 pacientes esperando, que tuvieron que esperar como dos horas porque faltaba otro médico esa mañana. Como nadie me llamó, llamé a la supervisora ​​de turno y me dijo que no podía hacer nada.

– ¿Cómo fue este reloj de 17 horas solo, de 15 a 8 horas?

– Hubo gente que vino a esperar siete horas. Había cerca de un centenar de pacientes, aunque la gente acudió al Hospital Montecelo con buen criterio por la espera. Tenía dos enfermeras y tratamos de establecer prioridades, pero tomé lo mejor que pude sin cambiar mi forma de trabajar. Por supuesto que los tiempos de espera fueron más largos, pero estamos tratando pacientes y es un asunto muy serio.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *