El turismo devuelve a los concellos a su lmite

El turismo devuelve a los concellos a su lmite


Las terrazas de la hostelera local estn hasta arriba, como cada verano JOSE PARDO

El nmero de visitantes nacionales se dispara en el segundo verano de pandemia y lleva a muchos municipios a sufrir problemas de abastecimiento de agua o plazas de aparcamiento

22 ago 2021 . Actualizado a las 22:44 h.

Los vecinos de la ra de Aldn se han acostumbrado en los ltimos aos a convivir cada tarde con el ruido de centenares de coches atrapados en sus serpenteantes calles tras un da de playa. Lo mismo en otros puntos de la costa, como las autovas de O Salns y O Barbanza. En Barreiros, los residentes han dejado de llenar sus piscinas o regar los jardines para garantizar el suministro de agua. Muchos concellos tursticos hablan de este verano, el segundo de la pandemia, como una temporada sin precedentes, con cifras de visitantes nacionales rcord que han permitido insuflar oxigeno a una hostelera ahogada e, incluso, a los loteros que venden dcimos de Navidad con el termmetro superando los 30 grados.

La otra cara de este turismo masivo es la saturacin que sufren los municipios, que en ocasiones llegan a triplicar su poblacin, segn estiman los propios consistorios. En Sanxenxo, donde en el agosto del 2019 llegaron a registrarse 60.000 visitantes, una de cada dos personas que recorrieron sus calles el pasado fin de semana haban llegado de otro municipio, tal y como recogen los datos del Instituto Nacional de Estadstica a partir del seguimiento de los telfonos mviles de la poblacin. La historia se repite en la mayora de territorios de la costa e incluso en partes del interior.

Los municipios tursticos idean cada verano planes especficos para incrementar la frecuencia en la recogida de basura y limpieza de las calles o para ampliar los dispositivos de seguridad en previsin del incremento de su poblacin. Solo en junio, ltimo mes con datos en el INE, se hospedaron 324.000 personas en hoteles, apartamentos tursticos o cmpings.

La saturacin se percibe tambin en el uso de telefona mvil. Segn la informacin facilitada por R, las antenas de los operadores registran un incremento del trfico mvil en determinadas zonas de costa o tursticas, mientras este desciende en las ciudades.

Pese a los leiraprkings los conductores copan las zonas peatonales XOAN CARLOS GIL

Cien multas al da durante el verano por los aparcamientos salvajes en Cangas

Mnica Torres

Cangas es uno de los municipios de costa que afronta la superpoblacin de un verano de rcord y, con el nmero de residentes estivales an en ascenso, se mete de lleno en la celebracin de sus fiestas religiosas ms importantes, que son las del Cristo. El pueblo tena sed de turismo para poder comenzar a recuperarse de la pandemia, pero se ahoga por el exceso de vehculos particulares que invaden zonas peatonales o espacios Red Natura. En Barra hay una avalancha, este ao hay muchsimos extranjeros que vienen solo a conocerla y pasar el da. Todos los fines de semana hay que llamar a la polica porque la carretera se colapsa, explica Esperanza Veiga. Es la presidenta de la asociacin de vecinos de Vi, lugar de la parroquia de Ho donde ms padecen los histricos problemas de trfico que arrastra la villa en los accesos a las playas.

La gente llora los tres euros que vale un leiraprking durante todo el da y aparcan en la carretera y en las sendas peatonales. El domingo hubo que cortar el acceso porque el bloqueo afectaba a dos ambulancias que se hacan paso.

La Polica Local advirti a principios de verano que iba a incrementar la fiscalizacin en los entornos de las playas, pero los conductores prefieren jugrsela. Los fines de semana imponen ms de cien sanciones, de entre 80 y 200 euros, pero ni as consiguen que se respeten las zonas de aparcamiento. El gobierno local busca en el plan de movilidad sostenible (PEMUS), alternativas. Non queremos nin podemos asumir 100.000 coches pero si queremos que vea o turismo, as que trataremos de mellorar o transporte pblico, indica la alcaldesa, Victoria Portas a la vez que aplaude el uso de servicios como el barco para cruzar desde Vigo.

Las quejas se centran en la falta de aparcamiento, en las retenciones en los viales de acceso a casi la totalidad de los 28 arenales que salpican la costa de la villa y en la basura. El Concello, apunta la concejal de Turismo Aurora Prieto, ha reforzado el servicio de limpieza de playas y calles, contratando incluso una empresa externa ahora para afrontar el volumen de vecinos. La Polica Local y la Guardia Civil tambin reforzarn el servicio a partir de esta semana tras un botelln con incidentes que se registr el pasado sbado.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *