Sucesos. Un menor de la provincia de Cáceres es hospitalizado por provocar un incendio y aterrorizar a su madre y vecinos

Sucesos. Un menor de la provincia de Cáceres es hospitalizado por provocar un incendio y aterrorizar a su madre y vecinos

La Audiencia Provincial de Cáceres confirmó el internamiento de un menor que provocó un incendio, poniendo en peligro la vida de los vecinos del edificio, que cuenta con cinco viviendas. También se le acusa de someter a su madre a una situación de violencia física y psicológica y de amenazar a los vecinos. El Juzgado de Menores de Cáceres decidió el pasado 11 de noviembre internar al menor, en régimen semiabierto, durante cuatro meses, especificando que deberá seguir un tratamiento terapéutico.

El abogado que representa al menor impugnó esta decisión ante la Audiencia Provincial de Cáceres, asegurando que la orden de internamiento era desproporcionada. Exigió que se sustituya por la medida de libertad condicional y que se le permita vivir con otro familiar o grupo educativo. El menor negó haber maltratado a su madre y aseguró que el incendio no se produjo de forma intencionada, sino porque sin darse cuenta había quemado un colchón.

La Audiencia Provincial confirma la medida de internamiento adoptada por el Juzgado de Menores de Cáceres, ya que en este caso «el hecho imputado aparece claramente como constitutivo de los delitos de maltrato habitual, lesiones, amenazas y fuego», subraya el juzgado.

Asegura que, además de tener la versión de la madre, hay más testigos que afirman que el niño es muy violento. Insiste en las heridas de su madre que vio el forense, y que hay indicios de que el joven lleva meses sometiendo a su madre y vecinos al “terror ambiental”. Indica que el hijo ejerció violencia física y psicológica en contra de su madre diariamente.

“Los hechos son graves, pues es necesaria la protección de la víctima”, reza el auto de la Corte. “El incendio presuntamente provocado por el menor -añade la resolución- se realizó en el interior de una vivienda en un edificio de cinco viviendas, quedando destruida la planta alta de la vivienda en la que habita, con grave riesgo para el resto de los habitantes, entre ellos en ellos hay tres niñas menores de edad a quienes el investigador también amenazó.

La Audiencia Provincial ve aún mejor su internamiento para el menor, porque de esta forma se determinará si tiene alguna enfermedad mental no diagnosticada que requiera tratamiento terapéutico.

Un equipo técnico señaló que tiene severos indicios de riesgo social, agresividad, no se responsabiliza, tiende a aislarse con riesgo de marginación, carece de control de impulsos, no tiene formación y es adicto a las TIC (en Tecnologías de la Información Información y Comunicación) , lo que significa estar constantemente pendiente de las redes sociales, Internet y los teléfonos móviles.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.