Solicitudes pendientes para investigar litio Valdeflores, casi sin opciones

Solicitudes pendientes para investigar litio Valdeflores, casi sin opciones

Vista aérea del valle de Valdeflores en Cáceres, sobre el que se han solicitado diversos permisos de investigación minera. / hoy dia

El Colegio recuerda que su tratamiento es «condicional» ocupando el mismo espacio que los que ya han sido rechazados, o aprobados con muchas limitaciones

Manuel M. Núñez

Los permisos de minería relacionados con el litio que aún están pendientes en Cáceres Infinity Lithium y sus subsidiarias y la multinacional holandesa AMG seguirán en su mayoría los mismos pasos que «Valdeflórez» y «Ampliación Valdeflórez». Es decir, se les denegarán o concederán con limitaciones. Esto se debe a que en varios casos existe una coincidencia de espacios entre las solicitudes presentadas por las empresas ante la Junta de Extremadura. Lo que hace la administración autonómica es resolver estas solicitudes por estricto orden de llegada. Como ya se ha informado, ‘Valdeflórez’ se queda sin permiso de investigación. La industria decidió esto el pasado mes de abril y lo confirmó el rechazo de la apelación de Infinity en julio. El caso va a los tribunales.

En cuanto a ‘Ampliación Valdeflórez’, la aportación fue concedida a Infinity (fue recaudada por Tecnología Extremadura del Lithium, de la que los australianos tienen el 75%) pero con grandes limitaciones debido al plan urbanístico (PGM). En principio, afectó a más de 1.300 hectáreas. Las apelaciones también fueron rechazadas.

Coincidencia

Entre los permisos mineros pendientes de resolución se encuentran los que coinciden con las mismas áreas que el Ayuntamiento ha acotado o en las que directamente excluye la intervención. Así lo confirman las investigaciones del Ministerio de Transición Ecológica y Sostenibilidad de HOY, que subraya que el permiso de investigación denominado ‘San José’ y que Valoriza Minería (socia de Infinity en TEL) solicitó tiene un trámite «condicional» en sí mismo de resolución de lo anterior. Hay una «coincidencia en su afecto por el mismo espacio geográfico» de ‘Valdeflórez’ y ‘Ampliación Valdeflórez’.

Lo mismo ocurre con el permiso de investigación ‘Romolus’. Fue solicitado por la firma AMG Lithium sobre un total de 915 hectáreas y 31 cuadrículas. Estas son las tierras sobre las que se postuló previamente el Infinito. Los resultados del procesamiento también se ven afectados por esto. Lo que pasó ya se sabe. El Concilio repite el mismo argumento: los espacios geográficos coinciden.

Con ‘Valdeflórez’ denegado, ‘Ampliación de Valdeflórez’ autorizada con restricciones y ‘San José’ y ‘Romolus’ ocupando las mismas áreas que las mencionadas, en Cáceres quedan por resolver tres permisos mineros más. Este es el permiso de exploración propuesto por Castilla Mining (Infinity) para 9.305 hectáreas. El área de influencia iría desde Guadiloba hasta Torreorgaz. Involucraría 315 redes mineras. Según ha explicado la concejala Olga García en una intervención en la Asamblea, este hipotético permiso daría «el derecho a realizar estudios y reconocimientos mediante técnicas que no alteren sustancialmente la configuración del terreno».

El promotor de la mina de litio Trasquilón ya presentó el estudio de evaluación ambiental, que está en estudio

El Ministerio recuerda que el permiso fue solicitado en junio de 2019. «Se está analizando documentación que acredite que la empresa cumple con las condiciones para ser titular de derechos mineros y se encuentran pendientes obras para delimitar el permiso», es decir, para corroborar dónde exactamente lo haría. afectar.

AMG

Por otro lado, AMG también solicitó un permiso de investigación llamado «Extensión a Romulus» en mayo de 2020. Abarca 649 hectáreas y 22 plazas y se ubica cerca de la N-521. En este caso, no se hace referencia a la coincidencia con los anteriores. La empresa ya ha presentado el proyecto de investigación y el plan de restauración. “Están siendo analizados para pasar a información pública”, informa la Junta Directiva.

Finalmente, Grabat Energy solicitó un permiso de investigación para ‘El Trasquilón’. Se recibieron 8.500 quejas. Una vez sometido al plazo de divulgación pública, el promotor presentó el estudio de evaluación ambiental el pasado mes de abril. Actualmente se está analizando. Hay 443 hectáreas. En la zona confluyen el cerro Arropé, donde se proyecta el conjunto budista, y las carreteras N-630 y Ex-206.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *