Sanidad elaborará otro contrato de emergencia para ambulancias

Sanidad elaborará otro contrato de emergencia para ambulancias

Ambulancia de la empresa Ambucoex a las puertas del servicio de urgencias del hospital de Mérida. / romero jm

Tendrá una duración de un año mientras se decide la carrera final, que se estrenará de nuevo en las próximas semanas.

giovanni soriano

El Servicio Extremeño de Salud (SES) redactará un nuevo contrato de urgencia para garantizar la prestación del transporte sanitario mientras se convoca y resuelve el concurso definitivo para la gestión de ambulancias en la región.

A principios del año pasado, el SES cerró un contrato de un año con la empresa Ambucoex para hacerse cargo de las ambulancias por algo más de 36,5 millones de euros tras la rescisión con las Ambulancias Tenorio.

Así se aseguraba la continuidad del servicio durante 2021 mientras el Ministerio de Sanidad concluía la licitación para la contratación de transporte sanitario en la región por un plazo de cuatro años (con posibilidad de prórroga) y un importe superior a 154 millones de euros. Con un posible año de prórroga y los cambios permitidos, el valor estimado ha superado los 208 millones de euros.

Esa carrera se llevó a cabo a finales del verano, pero fue impugnada por sindicatos y empresas. El pasado mes de noviembre, la Comisión Jurídica de Extremadura acogió parcialmente sus alegaciones y declaró nulas las cláusulas administrativas. Entre otras cosas, observó que la oferta económica representó el 52% a pesar de que la legislación no permite que supere el 49%. Esto no significó cancelar el concurso, pero los obligó a cambiarlo por completo.

Tras esta resolución, Sanidad anunció que su intención era cambiar las especificaciones. Pero incluso entonces era evidente que no habría tiempo para llamar a ese contrato a largo plazo antes de que finalice el de emergencia actualmente en vigor.

Además, el acuerdo con Ambucoex no contempla la posibilidad de prórroga por tratarse de un contrato urgente. El beneficio vencerá el 28 de enero, por lo que será necesario redactar un nuevo contrato antes de esa fecha.

Según Salute, esta licitación tendrá una duración máxima de un año y tendrá un importe de 38,9 millones de euros. En el caso de que el contrato ordinario se adjudique durante este año, se abonará la parte correspondiente.

carrera próximamente

En cuanto a este contrato ordinario, la Junta de Extremadura indica que los nuevos pliegos ya están finalizados y pendientes de elaboración para que pasen por el Consejo de Gobierno «en poco tiempo».

“A partir de su aprobación se publicará el anuncio de presentación de ofertas”, indica. La elaboración definirá si finalmente habrá un ganador estable en 2022.

Los precedentes no son alentadores. El contrato que salió a licitación el año pasado se anunció a finales de agosto, aunque ha habido una modificación y se ha prorrogado un mes la tramitación. De esta forma, el plazo para que las empresas interesadas presenten su propuesta ha pasado del 1 de octubre al 2 de noviembre.

El pliego establecía que, una vez formalizado el contrato, la empresa tendría tres meses para iniciar el servicio. De esta forma, aunque se hubiera adjudicado, habría sido necesaria una nueva licitación de emergencia a partir del 28 de enero de este año. A esto se suma el tiempo dedicado a la resolución de quejas presentadas por empresas y sindicatos.

Todos estos trámites dan una idea del tiempo que se requiere para desarrollar y adjudicar un contrato de este tipo. Sin ir más lejos, la disputa que tuvo lugar en 2017 tardó más de siete meses en resolverse. Por ello, se considera necesario agilizar al máximo la subasta final.

Cinco años de dudas, conflictos y tres empresas diferentes

El concurso ordinario que lanzará en breve la SES para la gestión del transporte sanitario pretende dar estabilidad a una actividad que ha pasado por tres empresas diferentes en los últimos cinco años. A principios de 2017 se licitó el contrato con una duración de cuatro años y 139,6 millones de euros. El consorcio de empresas extremeñas que prestaba el servicio, que ya tenía problemas para cumplir con el convenio vigente, advirtió que la cuantía estaba muy por debajo de su importe real. Pero se adjudicó a Ambulancia Tenorio por 122,6 millones. La transición fue caótica, con decenas de pacientes desatendidos. Problemas con el material y conflictos con los trabajadores provocaron la rescisión del contrato a finales de 2020 y la llegada de Ambucoex. Ahora esa solución de emergencia se repetirá a la espera de un postor final.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.