Pedro Sánchez recibe a sus aliados extremeños en Moncloa

Pedro Sánchez recibe a sus aliados extremeños en Moncloa

Quintana, Rodríguez, Sánchez, Vara y Gallardo esta mañana en Moncloa / EFE

El presidente del Gobierno coincide en todo lo referente a la fusión entre Don Benito y Villanueva

J. López-Lago

Fue un viaje formal para una reunión de amigos, pero sucedió en el Palacio de la Moncloa y con la cita de este miércoles se superó un trámite más de cara a la unión nacida entre Don Benito y Villanueva, cada vez más probable que se materialice. .

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, no solo dieron inicio ayer a la fusión, sino que animaron a los dos alcaldes implicados, José Luis Quintana y Miguel Ángel Gallardo, a adelantar los plazos. Los dos consejeros acudieron a la entrevista en el mismo coche, probablemente recordando aquellos momentos de 2013 en los que entablaron amistad con un Sánchez, aún desconocido, que un año después fue ascendido a secretario general del PSOE. Esa ronda para pedir un voto de militancia comenzó en Don Benito, donde Quintana acogió e infundió optimismo a ese inesperado candidato en las primarias. Gallardo también estaba en ese grupo minoritario de seguidores de quien acabaría gobernando el país. De alguna manera, Sánchez les debía una audiencia en el palacio presidencial de la capital. Ocurrió a las diez de la mañana.

También asistió el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, recientemente integrado en el ejecutivo sanchista, que aprovechó el viaje para luego realizar otras negociaciones en Madrid. Desde su estancia en casa de Sánchez, se ha llevado a cabo el compromiso que acompañará a Extremadura el domingo a Mérida en el XIII Congreso Regional.

En la «Bodeguilla» de Moncloa, Sánchez le dijo a Vara que este domingo irá al congreso del PSOE en Mérida

Fue una cita solicitada por Las Vegas Altas que fue concedida antes de lo previsto; duró una hora y diez minutos, más de lo esperado; y fue más relajado de lo esperado hasta el punto de que tuvo lugar en la ‘Bodeguilla’ de Felipe González, un espacio que el expresidente reservó para Moncloa para citas informales que acabaron dando mucho juego.

Hubo tanto consenso sobre el único punto del orden del día -la fusión de Don Benito y Villanueva de la Serena- que ninguno de los cinco puso una sola hoja sobre la mesa para explicar el plan que tenían en mente. La fecha anunciada en septiembre para hacerla efectiva en 2031, término demasiado cauteloso que ya ha sido descartado y que es, como máximo, 2027, aunque el proceso corre el riesgo de acabar antes.

«Buenos sentimientos»

En la realización de la unión de estas dos ciudades extremeñas, tanto Sánchez como los dos alcaldes implicados coinciden en señalar «la ilusión del pueblo», como el concejal de Villanueva de la Serena.

Gallardo indicó que «el presidente se veía muy relajado, interesado y con una enorme predisposición a agilizar los plazos (…) nos dijo que esta es la política que cambia la vida de las personas y nos preguntó cómo están. Ciudadanos, qué era el estado de ánimo »

Como finalmente afirmó el alcalde de Don Benito, José Luis Quintana, “hubo muy buenas sensaciones debido a su interés por conocer un nuevo proyecto y al que ha mostrado todo su apoyo siempre que exista un acuerdo mayoritario de parte de la ciudadanía una vez que han obtenido el apoyo unánime de las fuerzas políticas extremeñas ”.

Según la ministra Isabel Rodríguez, la aprobación que permite el referéndum pasará al Consejo de Ministros a finales de año, por lo que la consulta podría realizarse en febrero o marzo.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *