Nueva lucha por representar al tejido empresarial extremeño

Nueva lucha por representar al tejido empresarial extremeño

El mundo empresarial suele estar pendiente de sus cuentas, nóminas, inflación o cómo será esta Navidad con retrocesos en el transporte, pero tiene su propia política y es inevitable vivir ajeno a la batalla que se está librando por la representatividad de los emprendedores. .en Extremadura.

Solo en Badajoz hay 717 organizaciones empresariales registradas y en Cáceres 454, según el Depósito de Estatutos de Organizaciones Sindicales y Empresariales de la Junta de Extremadura. En total, cerca de 1.200 organizaciones con sus propias iniciales. Cada uno aglutina a distintas empresas y autónomos que en breve tendrán que tomar partido para saber a qué líder siguen, ya que en Extremadura hay una facción que actualmente lucha por convertirse en el agente social que envía a las instituciones.

Desde su creación en 1985, esta función ha sido ejercida por Creex (Confederación Regional de Empresas de Extremadura), pero a principios de diciembre de 2021 surge Ceade (Confederación de Empresarios y Autónomos de Extremadura).

“Lo interpretamos con la tranquilidad de que afortunadamente todos en este país tienen derecho a crear una asociación. Ya hay muchos que están fuera del alcance de Creex, CEOE o Cepyme, así que eso no es nada nuevo ”, dijo a HOY esta semana Javier Peinado, secretario general de Creex.“ Si nos dejan entrar a las elecciones, nos presentaremos, de lo contrario Intentaremos ser un empleador más porque en la práctica tenemos más representación ”, dijo a este diario Diego Hernández, presidente del nuevo Ceade.

Un carnero del PP

Un factor que se ha dado para cambiar el mapa de la representatividad empresarial es que la pandemia ha dado mucha visibilidad a las asociaciones de hoteleros, muy críticas con las medidas de gobierno del PSOE y cumpliendo con las propuestas del PP, más flexibles en cuanto a restricciones que ellos. preocupar continuamente a la comunidad empresarial. A ello hay que sumar las luchas internas desatadas en Coeba (Confederación Empresarial de Badajoz), donde se pilota el Creex.

«En este entorno inestable, conviene al PP que otras fuerzas se insinúen en la representación empresarial para actuar como ariete contra el Ayuntamiento», señalan fuentes de los gremios empresariales, ya que la otra parte de los agentes sociales, los sindicatos. , no ejerce suficiente presión contra un ejecutivo socialista. Precisamente, son las personas vinculadas al PP las que en este momento critican la opacidad de Coeba, sobre la que ahora gira el poder de la comunidad empresarial extremeña y cuyos representantes son tachados de poco críticos con la Junta.

Más de un empresario sabe que a Peinado se le conoce como «el octavo concejal». Por otro lado, creen que «es más efectivo saber negociar que estar en el megáfono todas las semanas».

Y aunque la lucha es interna, hay detalles que son reveladores. Como portavoz de este malestar con Peinado se encuentra el exdiputado del Gobierno en Extremadura durante el mandato de José María Aznar, Scar Baselga. Además de él, habría más políticos del PP interesados ​​en una alternativa a Creex y que otras personas se sientan en las negociaciones de poder con los agentes sociales. Lo que no está claro es que en una comunidad con tan poco tejido industrial existan dos asociaciones de empresarios.

Que se negocia

¿Qué negocian los agentes sociales? Prácticamente todo lo que es importante para un empleador, desde pensiones hasta planes de empleo o el Mínimo Interprofesional a nivel nacional.

Los agentes sociales son los sindicatos por parte de los trabajadores y el empleador por parte de los empresarios, a que se refiere el artículo 7 de la Constitución. A nivel autonómico, suelen ser convocados para hacer un pacto de industria, comercio o empleo, elaborar un plan para los autónomos o gestionar las ayudas públicas estableciendo cómo será el acceso o los importes.

El Ayuntamiento les consulta si el asunto es demasiado técnico y continuamente intervienen en la organización de la comunidad. Por citar un ejemplo aparentemente ajeno a la economía como es el ámbito educativo, incluso afectan a la red de centros, ya que instalar o sacar una escuela no es algo que solo concierna a los docentes.

También son escuchados por el poder ejecutivo en la gestión de subvenciones, como todas las ayudas que pronto llegarán de la Unión Europea.

La última reunión importante del gobierno regional con los agentes sociales tuvo lugar en junio de 2020, cuando UGT, CC OO, Creex y la Giunta firmaron el pacto de medidas extraordinarias para la recuperación del covid.

Intentaremos ser otro empleador porque tenemos más representación ”

«Hay que acreditar la representatividad, seguimos trabajando»

Las reglas para ser un agente social parecen claras, pero no tanto por parte del empleador. Los sindicatos están regulados por dos leyes orgánicas a nivel nacional, (Libertad sindical y Estatuto de los Trabajadores). Para negociar con la administración es necesario tener más del 10% de representación a nivel nacional en las elecciones sindicales y solo entonces se pueden tomar acciones a nivel regional. Por ello, la Unión General de Trabajadores (UGT) y las Comisiones Obreras (CC OO) son los agentes sociales en Extremadura (la CSIF puede adherirse en cualquier momento), salvo que se esté negociando sobre un sector concreto y por tanto otras organizaciones. participar.

El tejido empresarial se rige por la disposición adicional sexta del Estatuto de los Trabajadores. O tienes el 10% de las empresas y trabajadores de toda España y luego esa confederación designa desde Madrid a quién quieres que la represente en cada territorio; o a nivel regional tienes un 15% de seguidores, lo cual es muy complicado porque esta cuota tiene en cuenta las empresas y trabajadores que están asociados y esto no es común. De hecho, la ley está diseñada para que haya unidad, no dispersión en la representatividad.

En España, los únicos reconocidos actualmente para la negociación colectiva son la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) y Cepyme (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa).

La CEOE, creada en 1977, integra, de forma voluntaria, a la mayoría de empresas y autónomos de cualquier tamaño y sector y domina una red de más de 200 organizaciones empresariales (52 territoriales y 154 sectoriales) en toda España. Cepyme, por su parte, representa a la pequeña y mediana empresa española y está formada por 53 entidades territoriales y 49 entidades sectoriales a nivel nacional que agrupan a más de tres mil organizaciones empresariales de base, el noventa y nueve por ciento de las asociaciones de pymes.

La clave está en Coeba

En este contexto donde CEOE y Cepyme muestran una fuerza innegable, Creex y FEC (Federación Empresarial Cacereña) son la rama extremeña de CEOE. 19 asociaciones de diferentes sectores están integradas en la FEC. Y Creex, como confederación, está formada por varias federaciones, entre ellas la FEC, pero también la Federación Empresarial Placentina (FEP), con 19 asociados, y Coeba, con 26 grupos empresariales más y la mayor representación, 50% en el interior de el Creex. La federación de Cacereña y la Placentina tienen un 25% cada una. Para presentar candidaturas a presidir la patronal se exige el 65% de las garantías, por lo que Badajoz es siempre decisivo.

Ahora mismo quien preside Creex es Pedro Castro, de la FEP, pero es su secretario general, Javier Peinado, de Coeba, quien ostenta el poder y participa en el Consejo como interlocutor en representación de la asociación de empresarios de Extremadura.

El concurso que existe hoy para ser la voz de los empresarios extremeños viene de Plasencia. Diego Hernández tiene su propia empresa, Grúas Eugenio, vinculada a otro grupo ajeno a la FEC, que es Placentino Business Circle, asociación creada fuera de la órbita de Creex.

Hernández asegura que Creex nunca lo representó ni lo defendió, donde intentó ingresar con otra de sus empresas, Inmuebles Placentinos (Implasa), a través de la Federación Empresarial Cacereña con el objetivo de cambiar su funcionamiento. Según explican desde el ambiente Creex, entraban y salían, por lo que en posteriores intentos no admitieron a Hernández y esa negativa la llevó a juicio.

Su intención, dice, era formar una candidatura alternativa que le permitiera incorporarse a Creex, a la que acusa de «secuestrar los intereses y la representatividad de los empresarios». El descontento de Hernández es compartido por varias personas y se han propuesto crear una patronal alternativa. A principios de diciembre se presentaron en Cáceres como Ceade y detallaron sus patrocinios, como los círculos empresariales de Cáceres, Placentino y Montehermoso y varias otras asociaciones. Según Hernández, agrupan a 7.800 emprendedores y autónomos a través de cinco organizaciones con sede en la provincia de Cáceres y otras cinco en la de Badajoz.

En Creex dudan de estas cifras y Javier Peinado ya ha dicho en una reciente entrevista que «es muy fácil decir las cifras de representación que tenemos, pero luego tenemos que demostrarlo, por eso seguiremos trabajando con toda la normalidad y sabiendo que no representamos solo a los asociados, sino a toda la comunidad empresarial extremeña, les guste o no ”.

Sede de Coeba en Badajoz, donde Creex / HOY DIA

El apoyo debe mostrarse en las urnas o en la CEOE

Para representar a los empresarios ante el gobierno regional, cada empresario debe estar en la CEOE, que elige a sus representantes en función de su representatividad en el territorio.

Pero el Creex no va a unas elecciones en las que se pueda medir a un rival. Solo ganando en Coeba y en una de las dos federaciones de la provincia de Cáceres, que son las tres que integran Creex, puedes tomar la iniciativa de la asociación de empresarios de Extremadura. Coeba celebró su última elección hace seis años y medio y bajo la presión de algunos empresarios se anunció recientemente para el primer trimestre del próximo año.

La otra forma de ser agente social es demostrar a la CEOE que eres representativo de la comunidad empresarial extremeña, para lo que se requiere un 15% de representatividad. Diego Hernández, presidente de la nueva Ceade, asegura que ya se han iniciado contactos con la CEOE para obtener cuanto antes el reconocimiento que les permitirá sentarse a las mesas de negociación con la Junta. En Creex dudan de la representatividad de cualquiera que quiera convertirse en un empleador alternativo.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *