Muere Miguel Ángel Corral, uno de los fundadores de la Brigada Antiardores, primer artefacto del Carnaval de Badajoz

Muere Miguel Ángel Corral, uno de los fundadores de la Brigada Antiardores, primer artefacto del Carnaval de Badajoz

Miguel Ángel de pie en el primer vehículo de la Brigada Antiardor, en 1986.

Su funeral se celebrará mañana sábado a las 11 en la parroquia de San Juan de Ribera

Miriam F. Rua

El Carnaval de Badajoz está de luto por el fallecimiento de uno de sus personajes más ilustres, Miguel Ángel Corral Zambrano, fundador de la Brigada Antiardores, el camión de bomberos que participa en la fiesta desde 1986.

Miguel Ángel falleció ayer por la tarde a los 61 años en el hospital universitario de Badajoz, donde llevaba varias semanas ingresado en cuidados paliativos por un cáncer. Mañana sábado se celebrará su funeral a las 11 horas en la parroquia de San Juan de Ribera (en Pardaleras) y posteriormente será enterrado en el cementerio de San Juan.

Corral deja atrás a su mujer y dos hijas y una familia carnavalera, que ha inundado las redes sociales con mensajes de pésame y reconocimiento por su aportación a la reanudación de la fiesta. Fue él, junto a José Antonio Rivero (también fallecido), Carlos Caballero Díaz y Juan Luis Martínez Trejo, quienes en 1986 crearon la Brigada Antiardores, los bomberos del Carnaval que, en un principio, partieron con un Seat 600 descapotable rojo, al que se unieron un bote a la espalda para la barbacoa.

«Estamos rotos, este Carnaval sin él fue agridulce. Deja un vacío que nadie podrá llenar, pero siempre estará con nosotros en el camión. Era Dios por la Brigada”, cuenta Vicente Morillo, uno de sus compañeros en el camión de bomberos, que recuerda las paellas que hacían dentro de la Puerta de Palmas en ollas militares el domingo anterior al desfile para alimentar a las comparsas o el año en el que desayunó camarones y cerveza con él antes del desfile.

Con la Brigada Antiardores se inicia una nueva forma de vivir el Carnaval, la de los artefactos, que hoy es una forma consolidada y en rápida expansión, que cada año acoge a nuevos adeptos. Miguel Ángel fue un pionero y ayudó a muchos de los que hoy aparecen en los artefactos a iniciar esta pasión. Así lo reconoce Pepa Montesinos, presidenta de la Federación de Artefactos de Extremadura, de la que era miembro La Brigada: «Promovió muchos de los artefactos, les ayudó y les enseñó muchas cosas. Nos deja un pionero del Carnaval y un maestro de los artefactos.

Las redes sociales de los amantes del Carnaval de Badajoz se llenaron de mensajes de cariño y apoyo a la Brigada Antiardores, así como a la familia y amigos de Miguel Ángel.

La Murga La Caidita también expresó sus condolencias a través de su perfil en las redes sociales.

San Roque también llora por él

Afable, divertido, generoso y muy buena persona, Miguel Ángel además de ser un incansable hincha del carnaval, era muy conocido en San Roque, pues fue el barrio donde vivió muchos años, de trabajar en los Almacenes. Garcinuño hasta su extinción. Posteriormente, trabajó como vendedor en Butano Teófilo.

La Hermandad de San Roque también está de luto en el barrio de las machas, de la que fue hermano desde la infancia y luego durante varios años miembro de la Junta Directiva. Profesó mucha fe en Cristo Rey (la Borriquita) y en Cristo de la Paz, a quien acompañó muchas Semanas Santas, Domingo de Ramos y Viernes Santo. “Lamentamos mucho su fallecimiento y nos unimos al dolor de su familia, con la certeza de que ya goza de la presencia eterna de nuestros Sagrados Títulos. Descanse en paz», traslada la hermana mayor de la cofradía, Marisol Sánchez.

Su pérdida también se hizo sentir en Vera Cruz, hermandad de la que era hermano fundador. “Fue un hombre de fraternidad, con mucha devoción y entrega, que siempre veló por la unión de todos los hermanos de Vera Cruz”, destaca Maribel Muñoz, su hermana mayor. Aunque Miguel Ángel nunca hizo la estación de penitencia de la Vera Cruz porque coincidía con la salida del Cristo de la Paz, siempre estuvo muy involucrado en todas las actividades de la cofradía. «Él supo compartir la cruz del sufrimiento en su proceso de enfermedad, con la esperanza de que la muerte no sea el fin. Que el amor y el consuelo que tanto ha seguido y experimentado, sea la puerta para encontrar lo que tanto anhelaba”, concluye el mensaje de condolencia escrito por Vera Cruz.



Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.