Los juguetes de los magos ya no se caen a la calle

Los juguetes de los magos ya no se caen a la calle

Lejos está el 6 de enero de 2022, de esas mañanas de los Reyes Magos en las que los pequeños de la casa esperaban ansiosos para salir a la calle a soltar los ansiados juguetes. Los esperaron desde sus majestades de Oriente después de todo un año mereciendo recibirlos. Bicicletas, patines, cochecitos de muñecas o coches a control remoto, el ‘top ten’ de regalos de otros años, están siendo sustituidos actualmente por dispositivos tecnológicos de última generación. Los dispositivos móviles, como teléfonos y tabletas, o videoconsolas, han ganado terreno a los juguetes de toda la vida, de los que en el Día de Reyes y las siguientes semanas era necesario mostrar sí o sí en las plazas y parques.

Por ello, pocos niños lucieron botines en las plazas y parques de la comarca, a pesar de que el buen tiempo invita a estar al aire libre. Una de las pocas animadas en Badajoz fue Rosa Vázquez, de siete años, que debutó con preciosos patines rosas. Sí, tenía muchas ganas de salir. De hecho se levantó a las ocho y quiso sacarlos a la calle a las nueve, pero no la dejamos ”, explicó su madre, también llamada Rosa. “Pero ya ves, ella está casi sola en San Aten. Soy de Almendralejo y recuerdo que cuando éramos pequeños salíamos todos con juguetes, pero ahora ya no es lo mismo ».

La imagen de las calles del 6 de enero ha cambiado porque las cartas a Melchor, Gaspar y Baltasar son muy distintas. Mientras esperaban a los Reyes en el desfile de Cáceres, los primos Alejandro, de nueve años, y Pablo, de once, informaron a este diario de sus órdenes. «Pedí un juego para Nintendo», dice el primero. «Y jugué un partido de la NBA», señaló el segundo. Aunque la lista de deseos se completó con zapatillas, mochila, auriculares y un ‘skate’, estos son dos ejemplos de peticiones actuales.

Comidas para reyes

Los espacios públicos de la capital de Cáceres no estaban precisamente llenos de niños vistiendo y probando juguetes nuevos, a pesar de ser un día soleado. Sin embargo, grupos de familias proliferaron en los restaurantes del centro, que tenían todo reservado para el almuerzo de los Reyes Magos, al menos en lo que se conoce como la zona de Los Obispo.

En el Parco del Principe, hacia el mediodía, solo el pequeño Bastian Díaz, a punto de cumplir cuatro años, se divertía en su primera bicicleta. “Quería una bicicleta azul y eso es lo que le trajeron”, explicó su madre, Cristina Vecino, mientras él se mostraba un poco tímido. «Es un niño muy expresivo y recién esta mañana cuando vio todos los regalos en casa se detuvo un rato, pero luego reaccionó muy bien», dijo la mujer animándolo a subir a la bicicleta.

Los patinetes para niños y los patinetes eléctricos para personas mayores fueron el regalo insignia de este año

En el centro de la ciudad, un adolescente acompañado por su padre cruzaba un paso de peatones en una bicicleta de montaña nueva. Y en la Plaza Mayor un chico y una chica también estrenaron el suyo. Lo que apenas se veía por las calles eran los patinetes eléctricos para niños, uno de los obsequios triunfantes de la pasada Navidad.

Imágenes similares en la capital Badajoz, donde se ha confirmado que el patinete eléctrico es el regalo estrella de esta Navidad, no solo para los niños sino también para los adultos como medio de transporte. Se han visto muchos vehículos de este tipo con sus primarias.

Uno de ellos fue Fernando Miera, de 32 años, que lo probó en Juan Carlos I antes de atreverse a salir de su casa. “Solo tengo 20 minutos, pero me resulta muy cómodo conducir. Otra cosa será pasear por la ciudad, a ver si los coches no te comen, pero me resulta muy útil ir a trabajar. Es un regalo de mi esposa y me gustó ‘.

Emilia Álvarez y su padre caminaron por el Paseo de San Francisco con patinetes eléctricos amarillos nuevos. La primera estaba muy feliz de recibir lo que había ordenado y manejado con facilidad en el nuevo vehículo. El padre, por su parte, explicó que considera el patinete un buen complemento siempre que se utilice de forma responsable. Lo que está claro es que se verán muchas más en las calles de Extremadura en el futuro.

Juan Martín, de 5 años, también iba motorizado. Los Reyes Magos lo sorprendieron con un ‘monster truck’ a control remoto con el que jugaba feliz, aunque muy solo, en el Paseo de San Francisco. Su padre lo miró feliz. “Me encantan las motos y los coches y él quería tener un coche con control remoto porque yo tengo uno. Está muy feliz, no se rinde ».

Juan Martín con su regalo en Badajoz. JV ARNLAS

En San Andrés, una familia cargó regalos en un automóvil. Ana, de 8 años, explicó que no sabía qué eran. “Los reyes las dejaron en casa para sus abuelos. Ahora vamos para allá nos dejaron más cosas ”, explicó esta pequeña cuyo regalo favorito era su tableta. Su hermano pequeño no se separó de un muñeco Spiderman.

Por su parte, Daniel Vega, de 4 años, caminaba con un Indominus Rex, un dinosaurio de la película Jurassic World. “La abrió hace tres horas y sigue haciéndolo gruñir. Creo que tendremos que acostumbrarnos a vivir con ese sonido «, bromeó su madre. Esta familia iba a comer en una discoteca del centro con el resto de sus familiares. Como en Cáceres, en Badajoz había un buen número de reservas en los restaurantes de la ciudad para no tener que cocinar el día de los Reyes Magos.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *