Las luchas de la Lusitania | Hoy dia

Las luchas de la Lusitania |  Hoy dia

La XXXII Cumbre Ibérica entre España y Portugal se celebrará en Trujillo el 28 de octubre. En dicha reunión está previsto que se debatan diversas cuestiones relativas a Extremadura. Estos incluyen la conexión transfronteriza entre Madrid y Lisboa a través de un tren diurno que cruza nuestra región.

El diario lisboeta Público informó el pasado mes de junio que Renfe quiere que se restaure este enlace ferroviario entre Lisboa y Madrid ampliando el Talgo Madrid-Badajoz hasta Lisboa. La propuesta fue presentada a Comboios de Portugal (CP), que aún no ha visto clara la opción Talgo Madrid-Lisboa y se ha comprometido a restablecer el Talgo Lusitania a través de Salamanca, conectado al Sud-Express en Medina del Campo.

Pero Renfe no está dispuesta a continuar con el acuerdo hispano-portugués de Lusitania, claramente en déficit, y prefiere un Talgo Madrid-Lisboa diurno por Extremadura. La liberación del mercado ferroviario permite a Renfe operar en Portugal con sus vagones Talgo, ya homologados en el país vecino, y solo tendría que homologar las locomotoras. Al tratarse de máquinas con motor diésel, pueden moverse de inmediato, sin tener que esperar a la electrificación de la carretera. Además, el problema de la no homologación de las locomotoras Talgo en Portugal se solucionaría fácilmente acoplando un coche portugués en Badajoz o Elvas. Un tren diurno similar ya circulaba por Valencia de Alcántara: el Talgo Luis de Camões entre 1989 y 1995.

La propuesta que Renfe presentó a CP incluye tiempos de viaje. El Talgo saldría de Lisboa a las 06:35 hora portuguesa para llegar a Madrid a las 15:00 horas. El viaje de regreso saldría de la capital de España a las 15:30 horas, llegando a Lisboa a las 21:55 horas portuguesas. El convoy se detuvo en las estaciones de Cáceres, Mérida, Badajoz, Elvas, Abrantes y Entroncamento. En tan solo unos meses, la apertura de la línea de alta velocidad Badajoz-Plasencia acortaría los tiempos de viaje, que volverían a reducirse cuando esté lista la nueva línea ferroviaria entre Évora y Elvas.

Este problema ha estado presente desde la primavera pasada sin que se conozcan avances. La semana pasada se celebró en Lisboa una conferencia europea de alta velocidad que culminó con la salida de un tren de Lisboa con destino a Madrid y Hendaya a través de Fuentes de Oñoro. Se trataba de un tren simbólico llamado Connecting Europe Express, un convoy como los que propone Renfe para el Talgo Madrid-Lisboa: seis vagones Talgo españoles tirados por una locomotora portuguesa. Pero detrás de la espera despertada en la estación Oriente de Lisboa, abarrotada de cámaras y periodistas para la ocasión, estaba el maquillaje o la cara oculta del proceso de creación del viaje.

La Unión Europea pretendía que este viaje simbólico fuera de 20.000 kilómetros, cubriendo 26 países y conectando Lisboa y Liubliana (que simboliza el paso de la presidencia europea de Portugal a Eslovenia) con el mismo tren con vagones españoles de ancho variable, pero Renfe dijo que no. planea deshacerse de los vagones de alto rendimiento y enviar seis vagones Talgo a punto de ser desguazados o vendidos de segunda mano, por lo que el Connecting Europe Express solo llegó hasta Hendaya. Relaciones públicas que ha habido discusiones entre Renfe y CP para ver quién pagó el tren e incluso el vinilo pegado en los vagones con imágenes alusivas al hecho ha sido objeto de una pugna económica entre las dos entidades ferroviarias. Si no se ponen de acuerdo en un vinilo, ¿cómo se van a poner de acuerdo en un talgo Madrid-Cáceres-Badajoz-Lisboa?


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *