Fallece Dionisio Hernández Gil, arquitecto extremeño, que dejó parte de su legado en la región

Fallece Dionisio Hernández Gil, arquitecto extremeño, que dejó parte de su legado en la región

Dionisio Hernández Gil en 2001, cuando fue Medalla de Extremadura

Fue Medalla de Extremadura en 2001 y, entre otras restauraciones, intervino en el Convento de San Juan de Dios en Mérida, que hoy es la Asamblea

El arquitecto extremeño Dionisio Hernández Gil (Cáceres, 1934) falleció a los 87 años. El día 22, tras conocer su fallecimiento, la Consejería de Movilidad, Transportes y Construcción recordó la figura de quienes se distinguieron con la Medalla de Extremadura en 2001.

Se licenció en Arquitectura por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid en 1962, obteniendo su doctorado en 1972. En 1963 obtuvo el Premio de la Academia Española de Bellas Artes en Roma y en 2005 recibió la Medalla de Oro al mérito en la Bellas Artes.

Dionisio Hernández Gil se destacó por su restauración monumental, especialidad muy arriesgada en la que empezó a destacar con el Convento de San Benito y Alcántara (Cáceres).

Otras obras que dirigió fueron la restauración de la Catedral de Coria y las iglesias de Santa María y San Martín en Trujillo. Además, intervino en el Convento de San Juan de Dios en Mérida para transformarlo en Asamblea de Extremadura en 1985. Fuera de Extremadura ganó gran prestigio con la restauración de las cubiertas del Museo del Prado.

En 1981 fue nombrado Subdirector General de Restauración de Monumentos y entre 1983 y 1986 fue Director General de Bellas Artes y posteriormente el primer Director General del Instituto para la Restauración y Conservación del Patrimonio Cultural de España, organismo creado en su iniciativa.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *