Extremadura mantiene la tradición de las ventas

Extremadura mantiene la tradición de las ventas

Todos los artículos de la tienda, al menos, con un 30% de descuento, una camiseta de 19,99 euros que valía 39,95 y muchos carteles del 60%. Las ventas comenzaron agresivamente en Extremadura. Los comerciantes esperan atraer al público y, al menos el primer día, se han producido colas y movimientos en las zonas comerciales. Aunque las rebajas llevan años liberalizadas y hay descuentos y campañas en otras fechas, en Extremadura se sigue teniendo la costumbre, como otra tradición navideña, de ir de compras después del Día de Reyes.

La afluencia de clientes se sintió especialmente en los centros comerciales, aunque también se respiraba ambiente en las calles comerciales. Por supuesto, entre los asistentes se mezclaron los buscadores de ventas con los que devolvieron regalos en los que los Reyes Magos no habían tenido éxito.

En Badajoz la imagen del aparcamiento del centro comercial El Faro era similar a la del pasado martes. Antes de Reyes, este espacio estaba casi lleno por compras de última hora, y ayer apenas hubo vacantes para devoluciones y ventas. Una de las que no faltó fue Antonia Merchán, vecina de Mérida. Se define a sí misma como una promotora de ventas. “Creo que iba de compras todos los 7 de enero porque siempre he estado de vacaciones estos días, ahora estoy jubilado y no me ausento”.

Merchán se fue de compras «como se debe», según su propia recomendación. “Con un presupuesto ajustado y viendo mucho. Siempre vale la pena. Esta maestra jubilada presume que sus nietas de 17 y 19 años confían en sus gustos. «Saben que soy bueno y todos me dan 50 euros para conseguir lo que veo».

Alicia Ramos y Eduardo Reyes con sus compras, este viernes en la Ruta de la Plata de Cáceres. /

J.REY

En el centro de Badajoz, en la calle Menacho, la afluencia de gente fue mucho mayor que un viernes normal. Esta calle ha experimentado una caída en la concurrencia, especialmente después del cierre de Zara, y también tiene muchas tiendas vacías. Sin embargo, ayer recordó a los viejos tiempos e incluso hubo colas en algunas tiendas. “Vengo a cambiar unos pantalones Reyes que me quedan grandes, pero luego siempre compras otra cosa. Ya he recogido una camisa y creo que voy a ir a echar un vistazo a los zapatos”, explicaba Laura Marín, haciendo cola para pagar en el Stradivarius. Iba acompañada de su madre, que aún no tenía bolsos. para acompañar, pero también me están dando ganas de ver algo”, agregó.

Parte del éxito de la jornada de este viernes fueron los grandes descuentos. Victoria Carretero, gerente de Carlen’s, se mostró encantada ayer al ver el ambiente en la calle Menacho. Su tienda se mudó a esta calle hace poco más de un mes de Damián Téllez Lafuente y espera que este fin de semana sea muy bueno. “Porque el primer día de rebajas suele ser flojo, pero luego la gente se alegra”, explicó ayer.

Este comerciante explicó que desde que se liberalizaron las ventas, la tradición del 7 de enero no es tan fuerte. De hecho, en su tienda empezó a ganar un 20% los días 4 y 5 y ya ayer marcó mayores descuentos.

“Lo importante es ir a las ventas correctamente, con un presupuesto ajustado y luego mirar mucho. No te quedes con lo primero que quizás no uses más adelante»

Antonia Merchán

Comprador en Badajoz

“Tenemos 15 días de ventas. Empezamos con muchos cambios desde Reyes y ha sido un flujo continuo de clientes”

Montse García

Calzado Benavente

Al igual que con Carlen’s, ya no hay primeras y segundas ventas, pero la mayoría de las tiendas comienzan con ofertas sólidas desde el principio.

En la capital cacereña, algunos comercios del pequeño comercio del centro de la ciudad no colgaron la factura de la venta el pasado 7 de enero, mientras que otros en San Pedro se apresuraron en el cambio de escaparate. En Pintores, la que fuera la calle comercial por excelencia de Cáceres, apenas había ambiente de compras a media mañana. Por el contrario, San Pedro de Alcántara, que tras su reforma se consolidó como arteria comercial en pleno centro de la ciudad. Las grandes empresas de confección aquí establecidas ya ofrecían descuentos de hasta el 60% en sus prendas.

Esta es también la tónica en el centro comercial Ruta de la Plata, donde este viernes en las tiendas del gigante textil Inditex había largas colas para realizar el pago, prácticamente desde la apertura.

«Llegamos a las diez y las tiendas ya estaban llenas, en algunas tuvimos que esperar hasta una hora», comentó la pareja formada por Eduardo Reyes y Alicia Ramos, que entre los dos habían invertido unos 85 euros en una cesta de productos que ya había seleccionado. “Anoche elegimos online, aunque hay más cosas en el sitio que en las tiendas”, recalcó.

Desde Villanueva de la Serena había desembarcado en la Ruta de la Plata otra pareja, María Redondo y Francisco Pérez. “Vinimos a Cáceres porque vemos a diario las tiendas de Villanueva. Fueron compras improvisadas y tuvimos que esperar mucho tiempo porque había mucha cola”, dijeron.

Montse García, de la zapatería de Benavente, indicó que la avalancha de clientes fue constante durante este primer día de rebajas, “aunque llevamos 15 días con ellos y nos hemos ido con muchos cambios de Reyes”, precisó.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *