El tren de alto rendimiento reducirá en 50 minutos el trayecto de Madrid a Badajoz

El tren de alto rendimiento reducirá en 50 minutos el trayecto de Madrid a Badajoz

La ministra de Transportes Raquel Sánchez en la reunión del Pacto por los Ferrocarriles. / JM ROMERO

El ministro de Transportes mantiene la entrada en servicio antes del verano y la electrificación a finales de 2022

Juan Soriano

La circulación de un tren de alto rendimiento entre Plasencia y Badajoz reducirá en 50 minutos el tiempo de viaje entre Madrid y la capital Badajoz. De esta forma los viajes pasarán de cinco horas en el mejor de los casos a poco más de cuatro. Una mejora que llegará, aunque en menor medida, a Cáceres y Mérida. La consejera de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha destacado que de esta forma “el ferrocarril empieza a ser competitivo respecto al coche”.

Sánchez asistió hoy a una reunión del Pacto por los Ferrocarriles en Mérida, en la que mantuvo los últimos plazos sobre la entrada en funcionamiento de los nuevos servicios. De esta forma, los trenes podrán liberar antes del próximo verano el andén de alta velocidad entre Plasencia y Badajoz, sobre el que se han instalado vías convencionales. Generalmente circularán trenes diésel, ya que habrá que esperar hasta finales de 2022 para la electrificación del corredor extremeño, lo que supondrá una mejora adicional con la llegada de los vehículos híbridos.

El tramo de 164 kilómetros entre Plasencia y Badajoz con una inversión estimada de 1.500 millones de euros, está prácticamente terminado. Solo faltan dos tramos en la zona de Mérida, pero no afectan la entrada en servicio de los nuevos trenes. La instalación de carreteras, con la duplicación entre la capital autónoma y Plasencia, continúa a buen ritmo.

También avanza la electrificación, con la instalación de la catenaria y la construcción de las subestaciones de Cañaveral y Carmonita. El tercero del corredor de Extremadura, el de Sagrajas, está más retrasado pero no es necesario que el sistema entre en servicio. Asimismo, estamos trabajando en actividades de señalización y comunicación, que nos permitirán disponer de los más avanzados sistemas de control de trenes y telemando desde Sevilla.

Paralelamente, se encuentran en fase final las obras de rehabilitación de las estaciones de Plasencia, Cáceres, Mérida y Badajoz. Además de la mejora de los accesos y edificios, se han adaptado las infraestructuras a los nuevos servicios, ya que por el momento se ha excluido la instalación de nuevas terminales en la línea de alta velocidad. Esto ha obligado a la provisión de mostradores de acceso a las cuatro ciudades, lo que condiciona la reducción de los tiempos de viaje.

En cuanto al resto de la línea a Madrid, la ministra precisó que continúan las obras en el tramo entre Plasencia y Talayuela, donde se prevé una inversión de 718 millones de euros. Ya se han completado 19 kilómetros de plataforma y todos los contratos están en ejecución o en competencia con el reciente concurso para el paso por Navalmoral de la Mata, aunque hay dos que han acumulado dos años de retraso desde la adjudicación.

Desde Oropesa, en el límite con Castilla-La Mancha, hasta Madrid está pendiente la elaboración ambiental del estudio informativo que debe definir el paso por Toledo. El coste estimado supera los 1.100 millones de euros.

Lineas convencionales

El consejero de Transportes también destacó la inversión en líneas convencionales. Para empezar, la adecuación del tramo Humanes-Monfragüe, dentro del corredor con Madrid, con aproximadamente 66 millones de euros y ya en servicio. Aunque no forma parte de la alta velocidad, se beneficiará de los nuevos servicios entre Plasencia y Badajoz.

También la línea Ciudad Real-Badajoz, con una inversión superior a los 200 millones para la renovación de la vía, la mejora de las comunicaciones y la posterior electrificación. El último tramo, entre Guadalmez y Brazatortas, fue habilitado recientemente para regata. Asimismo, mencionó la renovación de conexiones con Sevilla y Huelva.

El presidente del consejo de administración extremeño, Guillermo Fernández Vara, destacó la importancia de la construcción de las terminales ferroviarias de mercancías de Badajoz, Mérida y Navalmoral de la Mata, ya que facilitará la entrega de productos extremeños. Esto nos permitirá competir con otras comunidades autónomas ”, dijo.

Además de las inversiones realizadas, Raquel Sánchez elogió la labor que ha realizado el Ministerio de Transportes durante los últimos tres años con medidas como la renovación del material rodante, nuevos protocolos y mejoras en el mantenimiento de trenes. Todo ello ha contribuido a reducir en un 85% los accidentes que afectan al ferrocarril extremeño.

De cara al futuro, ha destacado que Extremadura será la comunidad con mayor inversión en infraestructuras ferroviarias per cápita en 2022. Y precisó que la región recibirá 630 millones de fondos de recuperación para temas como movilidad sostenible y vivienda.

Raquel Sánchez con la presidenta extremeña, Fernández Vara, y la delegada del gobierno, Yolanda García Seco. / JM ROMERO

Sin novedades en la autovía Cáceres-Badajoz y la N-430

En los últimos años, el tren extremeño ha marcado la actualidad autonómica y, en ocasiones, nacional. Pero la visita de un ministro de Transportes y Movilidad permite poner sobre la mesa otros temas, como los proyectos viales. Y allí destaca la autovía Cáceres-Badajoz.

Sobre este tema, en cuanto al ferrocarril, hay pocas novedades. Raquel Sánchez recordó que el proyecto de Presupuestos del Estado para el próximo año prevé una entrada de 4 millones de euros para el primer tramo, entre la A-66 y el río Ayuela, de algo más de 13 kilómetros. También ha destacado que la obra ya tiene una previsión de gasto plurianual hasta 2025, con una dotación adicional de 45 millones de euros de un gasto estimado de 74 millones.

Asimismo, mencionó las obras realizadas para el traslado de esta carretera al estado y su integración a la A-58, de la que ya se ha construido el tramo entre Trujillo y Cáceres.

Por su parte, el primer ministro volvió a pedir una licitación para ese primer tramo de la autopista, algo sobre lo que el ministro no se pronunció.

Tampoco hay novedades en la carretera N-430 después de que se anunciara el pasado mes de septiembre que no se convertirá en autopista por ahora. La Autoridad espera que se ponga en marcha el estudio informativo que permitirá convocar a concurso para la mejora de esta ruta.

Todo el protagonista de la jornada, de hecho, fue por las comunicaciones vía tren, con un extenso informe elaborado por Adif y Adif Alta Velocita sobre el desarrollo de las obras en la comarca y las previsiones a corto plazo.

Un paso más en el Pacto por el Ferrocarril, cojo por la ausencia de todos los partidos de la oposición tras la incorporación de Ciudadanos al PP y las retiradas de Podemos. El presidente extremeño, Fernández Vara, mostró respeto por la decisión, pero indicó que sigue siendo una valiosa herramienta de diálogo.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *