«Él sabe que ya no puedo sacarlo, pero siempre se está acercando».

«Él sabe que ya no puedo sacarlo, pero siempre se está acercando».

Pancho es el bretón español que vive con Lola Dorado en su casa de Mérida. Tiene trece años y su dueño supone que pronto los dejará. El presidente de ELA Extremadura defiende las terapias animales en los pacientes.

«¿Qué animal tienes?»

FRASES

  • ¿Cúal es su nombre? Barriga.

  • ¿Cuantos años tienes? Trece años.

  • ¿A qué raza pertenece? Bretón español.

  • Cuánto tiempo lo has tenido? No los regalaron cuando nació hace trece años.
    Siempre ha estado con nosotros, aunque ahora sale más con mis hijas.

–Un perro, un bretón español.

AYUDA «ELA Madrid dispone de terapias con perros, sus beneficios están más que comprobados» GASTO «Un animal no tiene lujo en su vida diaria. No son caprichosos por naturaleza »

-¿Desde cuando?

«Ha estado conmigo durante trece años».

– ¿Por qué te atreviste a tener a Breton?

«Especialmente para los niños». Amaban a los perros. Siempre fue para ellos. Pero ahora es uno de la familia. Nos lo dieron cuando éramos pequeños, recién nacidos. Su único hogar era nuestro hogar.

– Cuando te vas de viaje, ¿lo dejas con alguien?

«El siempre está con nosotros». Rara vez salimos, pero una de mis hijas se encarga de ello. Vivo en el campo y es un animal que vive muy cómodamente aquí. Desde pequeño ha sido el juguete de mis nietos y le hemos cogido mucho cariño.

– ¿Necesitas cuidados especiales?

-No. Es muy bueno. Tus chequeos y vacunas de rutina. Es como un buen chico. Muy cariñoso.

-¿Que es lo que mas te gusta?

–Descubre lo intuitivo que es. Siente que todo cambia a tu alrededor. Y protégelo de las tormentas. Cuando escucha el trueno, está muy asustado. Sacude como un bebé. Y debemos tranquilizarlo. Esa protección que le doy me consuela.

«¿Lo has perdido alguna vez?»

– Varias veces y siempre lo hemos vivido como un duelo. Una vez estuvo fuera por dos días. Lo buscamos en la carretera de Alange y lo encontramos a cinco kilómetros de donde vivo. Lo pasamos mal, pero creo que él también sufrió mucho la última vez. Está tan asustado que no se mueve de aquí.

– ¿Tienes un vínculo fuerte con él?

– Siempre lo he tenido, pero últimamente mi marido y mis hijas también. Antes solía pasear por el Guadiana todos los días. Ya no puedo hacerlo. Sale más con mi marido y mis hijas. Él ya sabe que no puedo sacarlo, pero sigue viniendo a mi lado para acariciarlo. Es uno de la familia y, aunque suene a tópico, lo vemos así. Aparece en fotos de todos los eventos familiares.

«¿Lo vas a llevar al veterinario?» ¿Es caro?

– Hace dos años pensamos que había contraído una enfermedad y tuvimos que hacer muchas pruebas. Le dimos un tratamiento que objetivamente puede ser caro, pero el alivio que recuperó lo compensó. Cuando está curado, no lo ve caro. Entiendo perfectamente la angustia de las personas cuyos perros mueren. El vínculo es muy fuerte.

«¿Donde duermes?»

«Tenemos su cuna en el porche». El lo ama. En invierno le ponemos una manta y él espera que lo cubramos.

– ¿Crees que es bueno para los niños?

– Totalmente. Los niños aprenden a canalizar el cariño, el cariño, la protección y descubren la inteligencia de los animales. La asociación ELA Madrid tiene uno en su programa de terapia para pacientes con perros. Está más que comprobado que cuidar a un animal despierta sensibilidad.

– ¿Crees que ayuda a socializar?

– Se llevan todo. Cuando esté triste, pase más tiempo a su lado. Cuando mi hija se pone las pantuflas menea el rabo porque sabe que puede salir con ella. Si llega a casa alguien que nunca ha venido, tiene una actitud muy diferente a la que tiene cuando entra alguien conocido. Escucho las críticas de quienes dicen que a los animales se les da más que a las personas y no estoy de acuerdo con ellas. Un animal no tiene lujo. No son temperamentales por naturaleza.

«¿Tienes algún problema?»

– Una vez fue atacado por un mastín en el Guadiana y le hizo heridas muy profundas. Es cierto que solía salir mucho más de lo que es ahora. Ya lleva una vida tranquila, le gusta mucho dormir. Somos conscientes de que puedes dejarnos.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *