El billete de autobús a Badajoz también es un código QR

El billete de autobús a Badajoz también es un código QR

Primero el pase de bus, luego las tarjetas y ahora el teléfono móvil. Los métodos de pago en el autobús urbano intentan no utilizar monedas, pero este domingo en Badajoz el paso hacia este objetivo ha sido bastante tímido. Se ha visto que es temprano para imponer el código QR como método de pago y este domingo, el primer día que Tubasa lanzó su nueva aplicación, su uso fue testimonial. «Fue un día en el que no hay demasiados usuarios e incluso pagar con un teléfono móvil es más que estudiantes. Hoy domingo vemos en su mayoría personas mayores «, dijo Israel Membrives, conductor de la línea 5, temprano en la mañana.

Su pareja, la conductora Esther Márquez, cree que habrá más en el tiempo, pero este domingo al mediodía confesó que aún no ha visto a nadie pagar con la nueva aplicación móvil. Dirigida a sus publicaciones estaba María Luisa con un punto de indignación, ya que incluso las nuevas tarjetas que se lanzaron no funcionaron bien. Todo el mundo sabía que las cartas cambiaron el día 22, y que el saldo de las antiguas también podía migrar a las nuevas estaba bastante claro. Pero en cuanto «un fallo técnico» impidió el uso de estas nuevas tarjetas durante unas horas, se extendió una pequeña revolución cuyo lema muy bien podría ser «por qué cambiar si fue bien antes».

Según los conductores consultados, esto no es cierto y el sistema anterior ya estaba dando demasiadas fallas y su mantenimiento era complicado. Reformado o morir.

El caso es que los que no pudieron recargar la nueva tarjeta en el propio autobús se quejaron. Lógico, porque esto obligaba a pagar al contado, que casi duplica el precio del billete, por lo que tiempo después se dio la orden de dejarlo pasar libremente hasta que se solucionara el «problema técnico» del nuevo sistema. Con el código QR no habría tenido problemas, pero María Luisa se mostró reacia a usar su móvil para pagar. La diferencia es que la tarjeta la recarga el propio conductor y con el teléfono hay que introducir un número de cuenta y elegir qué saldo depositar (5, 10, 15 o 20 euros). «No tengo cuenta», se quejó una mujer a su lado. «Quieren terminar revisándonos en nuestros teléfonos celulares», dijo con sospecha otro compañero de asiento mayor.

Ayer los conductores resolvieron sus dudas sobre la nueva forma de pagar con teléfonos móviles. /

Casimiro Moreno

Parece que fue un problema generacional, pero Jonathan Calvo, de 28 años, tampoco lo vio con claridad y este domingo hacía cola en la oficina de Tubasa para sacar su nueva tarjeta. «Lo prefiero, lo considero más seguro, ya que la aplicación que existía antes daba muchos errores y no me fío. Si lo que quieren es eliminar la manipulación de monedas, primero deben brindar un buen servicio electrónico «, dijo antes de que un inspector de Tubasa ofreciera explicar los beneficios de esta nueva aplicación. La diferencia es que es autónoma y no integrada. otros servicios municipales, por lo que el apoyo anterior dio fallas.

Todas las ventajas

En tres pasos, uno de ellos es ingresar el número de la tarjeta, el usuario puede recargar su saldo y obtener un código QR en el móvil que es el ticket que pasará por el lector durante la carga – «oh, suena el móvil y tú sé que pagaste, no con papel », dijo un viajero atento -; También puede hacer transbordo durante cuarenta minutos a otro autobús o saber a qué hora pasan en cada parada. No obstante, el listado de líneas incluidas en la aplicación se puede mejorar ya que aún no han aparecido los servicios especiales dominicales, como el mercadillo o la piscina de La Granadilla que ofrecen las circulares. Lo que gana el viajero es que con la aplicación de Tubasa cada billete sale al precio del bono de bus (0,65 € el ordinario) en lugar de 1,20 si se paga en metálico.

De momento todavía es posible pagar en efectivo (ojo, el conductor no está obligado a aceptar facturas de más de 10 euros), pero todo apunta a que la nueva ‘app’ se hará más popular, auguran en Tubasa. Pero no todo el mundo lo ve con tanta claridad. “Si los conductores ya recargaron tu tarjeta, ¿para qué quiero usar mi móvil?”, Dijo Mari Carmen Contreras a su regreso del mercado.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *