El Ayuntamiento culmina este mes la expropiación de las tierras del yacimiento El Turuñuelo

El Ayuntamiento culmina este mes la expropiación de las tierras del yacimiento El Turuñuelo

Considerado el mejor sitio arqueológico de los últimos tiempos, reanudará su actividad a partir de la próxima primavera. El campo tartésico de Casas del Turuñuelo, en el municipio de Guareña, será excavado nuevamente en el primer semestre del próximo año, como se puede confirmar HOY. En dos semanas, el 24 de noviembre, la Junta de Extremadura culmina el proceso de expropiación de la finca, de poco menos de una hectárea donde se ubica el montículo a investigar, con la escritura de ocupación del terreno, hasta hoy de titularidad privada.

A partir de ese momento, en la práctica, el terreno será público en todos los aspectos y los investigadores del proyecto Construjando Tarteso, del Instituto de Arqueología de Mérida (a su vez dependiente del Ministerio de Ciencia), volverán a pisar el terreno. . Desde octubre de 2018 está cerrado por desacuerdos entre los propietarios de la finca.

Lo que se sabe hasta ahora, aparte de su inmenso valor arqueológico, es que lo excavado apenas representa entre el 20 y el 30% del terreno a investigar. «Estamos seguros de que tenemos más habitaciones por descubrir, más habitaciones en el edificio principal, además de lo que no sabemos que podemos encontrar», resume Esther Rodríguez, coordinadora del proyecto Edificio Tarteso.

Lo que harán los investigadores a corto plazo es ver cómo se ve el depósito. Su deterioro después de estar cubierto durante tres años y sin mantenimiento. “Seguramente lo primero que habrá que hacer serán tareas de conservación urgentes. Y será a partir de primavera cuando podremos reanudar las excavaciones », confirma Rodríguez. En los meses de invierno, la excavación no es efectiva debido a problemas de luz y clima.

Con un equipo que puede ser de unos cincuenta trabajadores, las obras de Casas del Turuñuelo volverán a ser visibles y se abrirá un nuevo horizonte para poner de relieve esta joya de la cultura tartésica, quizás con restos de los siglos V y VI a.C. declarado Bien de Interés Cultural. .

Historia

Las primeras excavaciones se realizaron en 2014. En realidad, una primera inspección para descubrir «el poder arqueológico del enclave y el período cronológico en el que se insertó la ocupación».

Desde 2015 se han realizado tres campañas de excavación que han sacado a la luz parte de un majestuoso edificio construido en tierra que conserva sus dos plantas de construcción, un ejemplo único de arquitectura protohistórica en el suroeste de la península. Ya se conocen tres de las habitaciones en la parte superior del edificio y un enorme patio en la parte inferior.

Vista aérea del sitio. /

EDIFICIO TARTESO

La sala más grande tiene una superficie de 70 metros cuadrados. Entre los materiales recuperados destaca un altar o escudo en forma de piel de toro en el centro de la sala, así como una tina / sarcófago en el extremo oriental de la misma, adosada al muro sur. Entre sus materiales se pudo recuperar un gran juego de platos y cuencos, además de los cuatro platos en hueso y marfil que parecen haber decorado una caja de madera ahora perdida.

El patio es la sala más grande excavada en el edificio Casas del Turuñuelo hasta el momento, alcanzando los 125 m2 de superficie. De planta rectangular, está presidido por una escalera monumental de casi 3 metros de altura frente a la cual se encuentra un piso de losa de pizarra que conecta la escalera con el acceso oriental al patio. La escalera está construida con dos materiales. Los primeros cinco escalones se realizaron con grandes losas de pizarra, mientras que los seis escalones inferiores se realizaron con grandes bloques de mortero de cal; el testimonio más antiguo en la península ibérica del procesamiento antropogénico de la cal, lo que añade otro punto de interés a esta interesante estructura.

Del 17 al 19 de este mes hablaremos sobre esto y el futuro del depósito en el II Congreso Internacional del Palazzo Tarteso que se celebrará en Mérida.

Patio del edificio con restos de animales. / EDIFICIO TARTESO

Museo y centro de interpretación

Abel González, alcalde. /
HOY DIA

No se trata solo de excavar, sino de potenciar lo que se descubre. Bajo esta idea, la Municipalidad de Guareña tiene claro que su objetivo a corto plazo es crear un centro de interpretación no solo para el sitio El Turuñuelo sino también para Tartesos. «Ya estamos trabajando y tenemos un largo camino por recorrer», resume el alcalde, Abel González. Explique que el centro de interpretación estará en Guareña y que quieren tener material original y réplicas de lo que hay en El Turuñuelo. El regidor de Guareñés añade que el municipio y Extremadura deben saber aprovechar esta joya «aún por descubrir en su totalidad».


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *