Desmantelado un grupo «particularmente violento» de venta de drogas en Cáceres, Salamanca y Toledo

Desmantelado un grupo «particularmente violento» de venta de drogas en Cáceres, Salamanca y Toledo

Agentes de la Policía Nacional desmantelaron un grupo criminal, «particularmente violento» y que «no dudó en utilizar armas de fuego», que se dedicó al cultivo y venta de drogas en las provincias de Cáceres, Salamanca y Toledo.

Para esta operación, denominada ‘Tatoo’ y con la que se resolvió 36 reclusos, Participó la policía de las comisarías de Madrid, Cáceres, Badajoz, Salamanca, Toledo y Plasencia, según informaron fuentes policiales a Europa Press.

Junto con la convulsión en seis plantaciones de más de 2.300 plantas de marihuana y otras drogas y elementos, en un operativo liderado por Cáceres y realizado de manera conjunta el 27 de enero, agentes detuvieron a 29 hombres y siete mujeres, entre 24 y 58 años, 25 de ellos con antecedentes penales, quienes luego de la investigación sobre el informe fueron puesto a disposición de las autoridades judiciales, con el ingreso de seis de ellos en prisión.

La investigación se inició el pasado mes de agosto de 2020, cuando los agentes del grupo antinarcóticos de la comisaría provincial de Cáceres se enteraron de la posible existencia de personas con las que se podría traficar ”.grandes cantidades de drogas (cocaína, marihuana y hachís) «.

Las gestiones de los policías evidenciaron que el grupo delictivo estaba integrado por «un gran número de personas» que actuaban «con un jerarquía perfectamente establecida y una clara división de funciones ».

Según la investigación policial, los líderes eran tres hombres, quienes junto a sus parejas sentimentales organizaron toda la actividad, financiaron las instalaciones necesarias y dieron instrucciones al resto de integrantes.

Los demás integrantes realizaron funciones de mantenimiento de los cultivos de marihuana ‘indoor’, en los que se especializó el grupo, las conexiones ilegales a las líneas eléctricas públicas y la instalación de los elementos necesarios en los cultivos, además de los conductores y, finalmente, el gerente de la distribución y venta de la droga.

La investigación fue complicada, según fuentes policiales, debido a la medidas de seguridad que los sospechosos utilizaban para evitar las acciones de los agentes, como el uso de vehículos diversos y variados, la contratación de otros para moverse, la comunicación a través de contactos personales, o la disponibilidad de «numerosas casas» para sus reuniones.

Sin embargo, los investigadores pudieron determinar que, en un principio, los integrantes del grupo tenían varias plantaciones en Cáceres, luego se enteraron de que incluso en Zafra (Badajoz), y finalmente en Calvarrasa de Abajo (Salamanca).

Violento

Los agentes comprobaron que, además del narcotráfico, también habían avanzado robar drogas y exigir pagos de «deuda» de otro traficante Zarza de Montánchez (Cáceres), quien, mediante amenazas con arma de fuego, se habría trasladado a la maletero de un coche y atacó.

Una vez identificados y localizados los miembros del grupo, el 27 de enero se llevaron a cabo 18 allanamientos domiciliarios simultáneos en Cáceres, Salamanca y Casarrubios del Monte (Toledo), en los que fueron detenidas 36 personas.

Marijuana

En ellos intervinieron agentes, entre otras cosas, más de 2.300 plantas de marihuana en los seis cultivos desmantelados, 15 kilogramos de cogollos de marihuana, 180 gramos de cocaína, 4 kilos de hachís, 50 gramos de sustancias cortantes, cuatro pistolas calibre 9 mm, Carabinas calibre 22 mm y «numerosas herramientas necesarias para plantaciones ilegales» como lámparas, acondicionadores de aire, filtros o balanzas.

Los principales perpetradores fueron imputados por los delitos de pertenencia a grupo delictivo, narcotráfico, blanqueo de capitales, robo violento, posesión ilegal, fraude eléctrico, falsificación de documentos y posesión ilegal de armas.

En esta operación policial participaron la unidad de Guías Caninos de la Jefatura de Policía de Extremadura, el grupo XIV de la brigada provincial de la Policía Judicial de Madrid, así como la Policía Judicial, encabezada por el grupo antinarcóticos de la comisaría provincial de Cáceres. Comisarios de Salamanca, Toledo y Comisaría de Plasencia.

Según fuentes de la comisaría provincial, agentes de las unidades de la Policía Local de Salamanca también colaboraron «estrechamente» en el operativo policial realizado en Salamanca.



Source by [author_name]

Felipe Tordero

Deja una respuesta