Coronavirus en Extremadura: la presión hospitalaria se multiplica por ocho durante la quinta oleada

Coronavirus en Extremadura: la presión hospitalaria se multiplica por ocho durante la quinta oleada

La cuarta ola comenzó a declinar a mediados de abril. Los hospitales extremeños han sufrido mucho menos que sus predecesores. Los cien hospitalizados por covid no llegaron y la ocupación de las 190 camas en cuidados intensivos que el Ministerio de Salud da cuenta de la región no superó el 8%.

Se anotó la vacunación. La correlación entre las infecciones detectadas y el volumen de hospitalizaciones dista mucho de la observada en 2020.

127

hospitalizados con covid hay actualmente hospitalizados en la región, cifra que no se alcanza desde hace seis meses

9%

de las 190 camas en cuidados intensivos que tiene Extremadura, según la Consejería de Sanidad, están ocupadas por pacientes con coronavirus

Estos antecedentes han sostenido que la evolución de la presión hospitalaria durante la actual quinta ola ha sido más sorprendente. Se multiplicó por ocho en solo mes y medio. A principios de julio, el número de personas hospitalizadas por el coronavirus se acercaba a las dos semanas. Esta semana se acercaron a 130.

Por supuesto, los avances en la inmunización de la población contra el COVID hicieron que los hospitales no llegaran a la situación crítica que se presentó en los primeros meses de la pandemia. Durante el otoño de 2020, en plena segunda oleada y con datos de infecciones diarias inferiores a los actuales, se superaron los 400 pacientes hospitalizados y las UCI tenían el 27% de las camas ocupadas por pacientes con covid.

La vacunación ha supuesto que haya menos ingresos que en las primeras oleadas a pesar del alto volumen de contagios

Ayer, el informe diario publicado por el Ministerio colocó en un 4,2% las plazas hospitalarias donde había personas con coronavirus y en algo más del 9% las de cuidados intensivos en la misma situación.

Es decir, la presión hospitalaria sigue siendo de bajo riesgo en la región, que se fija con una ocupación de parterres entre 2% y 5% y entre 5% y 10% en el caso de las unidades de cuidados intensivos. Estos son dos de los parámetros que se tienen en cuenta para establecer los niveles de alerta de una comunidad autónoma.

Con estos porcentajes no parece necesario ampliar las camas en cuidados intensivos, como ocurrió durante las primeras oleadas de la crisis sanitaria. El Ministerio no tiene la intención de hacerlo. Precisamente, el consejero de Sanidad, José María Vergeles, ya señaló la semana pasada que se está superando el pico de la quinta ola.

Sin embargo, la presión hospitalaria ha alcanzado su nivel más alto en los últimos meses. No más de 120 personas han sido hospitalizadas en la región desde febrero, hace casi seis meses.

Hace un año

La comparación con el verano pasado tampoco es muy halagüeña. Es cierto que las restricciones de movilidad fueron más duras en 2020, pero durante la mayor parte de los meses de junio y julio de ese año, se mantuvo libre de covid y solo en la segunda semana de septiembre se alcanzaron cifras similares a las actuales, pero siempre por debajo de los 127 hospitalizados, de los cuales 17 en cuidados intensivos según información sanitaria del viernes.

Por supuesto, la situación actual de los hospitales no tiene nada que ver con los peores momentos de la pandemia para los hospitales de la región. En abril del año pasado, había casi 420 pacientes hospitalizados y hasta 68 pacientes estaban en cuidados intensivos al mismo tiempo. Fue la primera ola. El avance de la pandemia ha sido brillante y ha sido necesario equipar más camas de UCI para seguir dando servicio en estas unidades a pacientes con otras afecciones.

También estamos lejos de la tremenda presión que soportaron los hospitales durante la tercera ola. Entre los últimos días de enero y el primero de febrero de este año, la ocupación de camas en cuidados intensivos por coronavirus fue muy cercana al 48%, el porcentaje en la sala se acercó al 25%.

Es cierto que en varios días del primer mes de 2021 se superaron los 1.200 positivos diarios. Al 16 de enero, se notificaron 1.541. Son cifras a las que no nos hemos acercado en el actual mes de agosto, aunque es el mes en el que más contagios se produjeron en sus primeros 19 días (7.113) tras el mencionado enero.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *