Euskadi participa en una investigación sobre el tratamiento de pacientes con COVID-19 con plasma

Euskadi participa en una investigación sobre el tratamiento de pacientes con COVID-19 con plasma


El Centro Vasco de Transfusiones y Tejidos Humanos de Osakidetza ha recibido 2,8 millones de euros de la Comisión Europea para coordinar la investigación en la zona norte.

Euskadi participa en un proyecto de investigación a nivel europeo cuyo objetivo es conocer la efectividad clínica de la infusión de plasma de donantes que han sufrido la enfermedad para el tratamiento de pacientes que padecen COVID-19. La Comisión Europea ha adjudicado al Centro de Transfusión y Tejidos Humanos de Osakidetza (CVTTH) 2,8 millones de euros para este proyecto, en el que participan alrededor de 150 centros europeos de investigación y transfusión.

El Ministro de Salud, Gotzone Sagardui ha valorado muy positivamente esta noticia, reflejando la apuesta de Euskadi por la investigación durante años. CVTTH lleva mucho tiempo extrayendo plasma. Sin embargo, con esta inyección de efectivo, puede aumentar su inversión en equipos, bienes y servicios que permitan una mayor capacidad de extracción, recolección, almacenamiento y distribución.

El programa consiste en identificar y capturar donantes Sars-cov-2 convalecientes cuyo plasma contiene altos niveles de anticuerpos que se pueden transfundir a los pacientes en los primeros días de la infección. Los resultados hasta la fecha sugieren que la transfusión temprana de plasma donado con altos niveles de anticuerpos es más eficaz para reducir la mortalidad de los pacientes. Esto significa que se deben recolectar tantas donaciones de plasma como sea posible para asegurar que los pacientes reciban anticuerpos.

Desde el inicio de la pandemia, Osakidetza inició varios estudios clínicos y observacionales destinados a evaluar el impacto clínico y la posibilidad de tratar a los pacientes infectados con plasma de pacientes que se habían recuperado de Covid-19. Durante años, el plasma ha sido la fuente para la producción de anticuerpos contra diversas enfermedades infecciosas como el tétanos o la hepatitis B. Además, se utiliza en la extracción de medicamentos indispensables en el tratamiento de numerosas enfermedades.

Sagardui destacó que “la obtención de plasma no es una necesidad específica y limitada para esta pandemia” y que es “tan importante como la donación de sangre”. La Comunidad Europea en su conjunto tiene escasez de productos derivados del plasma y su adquisición depende de otros países, principalmente Estados Unidos.

La donación de plasma se realiza en el País Vasco desde hace décadas, lo que la convierte en un referente en este ámbito. Sin embargo, la creciente demanda de medicamentos obtenidos del plasma hace necesario aumentar el número de donantes en 10.000 personas más y establecer estaciones de donación de plasma de fácil acceso en los centros urbanos.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *