Enrique Lanzós Sánchez (Santiago, 1858-Vigo, 1930) Cirujano compostelano y jefe de la Consejería Municipal de Salud de Vigo

Enrique Lanzós Sánchez (Santiago, 1858-Vigo, 1930) Cirujano compostelano y jefe de la Consejería Municipal de Salud de Vigo


Enrique Lanzós Sánchez nació el 16 de febrero de 1858 en el número 27 de la calle de San Francisco de Santiago de Compostela..

Era el mayor de siete hijos del matrimonio del Dr. Alejandro Lanzós Rodríguez, médico titular del gran Real Hospital de Santiago, natural de San Cristóbal de Xavestre (Trazo), y la compostela Juana Sánchez Sánchez.

capacitación

Se licenció en el Instituto de Santiago y se matriculó en la Facultad de Medicina en octubre de 1874.

El 12 de septiembre de 1879 obtuvo una licenciatura en Medicina y Cirugía con honores.

En junio de 1880 defendió su tesis doctoral en la Universidad Central de Madrid: Especificidad mórbida o patológica y su importancia para el diagnóstico y la terapia..

matrimonio y familia

Contrajo matrimonio en Santiago en 1886 con Leonor Escribano Midón, que murió a causa de la epidemia de tifus en Vigo en 1889.

En 1892 se volvió a casar con María Luisa Nuche Tramblet. La pareja se instaló en Vigo en junio.

Inicios profesionales. 1879-1883

Tras graduarse, trabajó con Ángel Baltar Cortés y Javier Fernández como cirujano en el Royal Hospital con las funciones de médico de guardia.

La labor médica y el entorno de su padre facilitarán al joven Enrique su vocación en la medicina y la cirugía. Trabajaron juntos, según la prensa local. Su padre era concejal, lo que también le facilitó a su hijo el contacto con las personalidades más importantes de la Facultad de Medicina de Compostela.

Hay constancia de las intervenciones de Lanzós desde 1879, que le situaron en la vanguardia de la cirugía gallega con tan solo 21 años. Realizó operaciones reservadas a cirujanos seleccionados, al mismo tiempo que los más famosos de Santiago: Sánchez Freire, Andrade Núñez, Jeremías y Devesa, Maximino Teijeiro o Ángel Martínez de la Riva Vilar, entre otros. Practicó la cirugía antiséptica que fue fundada por Joseph Lister hace unos años.

Práctica profesional en Vigo. 1884-1930

Se instaló en Vigo en abril de 1884, pero desconocemos el motivo exacto. Desde entonces ha sucedido al gran Taboada Leal, que fue el principal protagonista de la medicina del olivo hasta su muerte en diciembre de 1883. Por su trayectoria profesional, Lanzós puede ser considerado como el médico más importante de la ciudad en el último tercio del siglo XIX y principios del XX.

Cargos desempeñados

Desde el nacimiento del Hospital Elduayen (1896), primer hospital municipal de Vigo, ha sido director durante toda su existencia. Posteriormente dirigió los nuevos pabellones de salud (1922), hoy Hospital Nicolás Peña, hasta su muerte en junio de 1930.

Había sido miembro del departamento de salud local desde 1887.

Fue jefe del servicio médico de la empresa ferroviaria MZOV (Medina del Campo-Zamora, Ourense-Vigo). Fue miembro de la comisión local de tuberculosis – de la que fue secretario (1917) – y también fue presidente de la subcomisión de Vigo del congreso antituberculoso de La Toja en 1925.

Actividad quirúrgica

Su primera intervención fue la extracción de un cálculo vesical en junio de 1884.

Realizó intervenciones en todas las áreas englobando actualmente las distintas especialidades quirúrgicas con excelentes resultados.

En noviembre de 1889 realizó la primera laparotomía documentada. Consistió en la extracción de una gran masa abdominal de una mujer y se llevó a cabo en la Casa de la Caridad bajo anestesia con cloroformo.

El 21 de noviembre de 1898 realizó la exéresis de un voluminoso quiste hidatídico en el hígado en el Hospital Elduayen.

En el transcurso de su dilatada vida profesional, realizó innumerables tratamientos médicos, incluso en el ámbito de la ginecología. En los archivos del Hospital Elduayen se recogieron 13 histerectomías y 22 ooforectomías entre 1896 y 1922, a las que hay que sumar las que se realizaron en su actividad extrahospitalaria.

Actividad médica 1915-1930

Entre 1914 y 1919, diversas enfermedades epidémicas jugaron un papel importante en la situación socio-sanitaria de Vigo. Una epidemia de tifoidea en 1914 y la gripe pandémica en 1918. Son los ejemplos más representativos del panorama sanitario de Vigo, si no los únicos. En ambos, Lanzós fue de gran importancia en la atención médica a la población.

Las memorias del director médico nos permitieron a partir de 1915 documentar las actividades médicas y quirúrgicas del hospital de Elduayen. Puede ser considerado responsable de la renovación, modernización y posterior rediseño del hospital.

Una tarea ingrata, no exenta de responsabilidad, fue la pericia forense a expensas de las exigencias de las autoridades judiciales.

Cabe recordar el cosmopolitismo asociado al importante tráfico portuario de Vigo en el siglo XIX y los primeros años del XX. La gran cantidad de buques con tripulaciones o pasajeros de diferentes nacionalidades ha producido no pocos casos de atención médica, vivos y muertos, que fueron necesarios en ellos para llevar a cabo tratamientos conservadores. Post mortem, como condición necesaria para el posterior traslado de sus restos a los distintos países de origen.

ATARDECER

Aunque sus contemporáneos le atribuyeron un papel protagónico en la medicina, hoy en día es casi un desconocido para nosotros. El reconocimiento, tras más de cuarenta años de apuesta por la medicina urbana, no fue más que colgar un retrato de él en el despacho del director del hospital; El único recuerdo que queda hoy en el Hospital Nicolás Peña de su práctica profesional.

Lleva medio siglo trabajando en el sector sanitario en Vigo, se puede constatar sin duda que hay un antes y un después en la medicina de la ciudad que transita de lo antiguo a lo moderno a medida que transita su práctica profesional. Su memoria se fue desvaneciendo poco a poco del recuerdo de Vigo.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *