V05A7301


Roberto Ballesteros pedneo alcalde de Bembrive (Vigo) Hasta su dimisión en 2018, cuando fue condenado por denuncias, fue objeto de una nueva condena, pero esta vez en prisión bajo el supuesto de que inventó una obra que no existía para que así se beneficiara. La Audiencia de Pontevedra La empresa viguana cree que no hay duda de que el ex alcalde socialista y el representante legal de la constructora Quintela Carrera pusieron en marcha una maniobra para generar una factura en base a un contrato oral simulado de obras en una calle rehabilitada. Entidad Local Menor, que el peticionario firmó para pago, ignorando las objeciones del auditor y secretario. La sentencia destaca que la obra mencionada nunca fue realizada por la constructora involucrada, cuyo responsable también fue sentenciado en sentencia judicial que puede apelar.

Ballesteros enfrenta dos años y dos meses de prisión por dos delitos de malversación y anticoncepción, una inhabilitación especial para el derecho a presentarse a las elecciones al mismo tiempo y una inhabilitación de siete años para cargos públicos y empleo. El juzgado advierte que debería haber impuesto una multa superior al ex alcalde, pero optó por rebajarla por tratarse de una sola factura y cree que la cantidad de 9.438 euros no es especialmente elevada, aunque está claro que está claro que Los imputados dieron una asignación irregular y contra la ley de fondos públicos en su desempeño.

Roberto Ballesteros cumple una condena de siete años por expulsión de cargos públicos tras ser declarado autor de un delito de prevención por suspender la retribución de los miembros del PP en el organismo local en junio de 2013 a pesar de las advertencias de ilegalidad que había hecho la secretaria. controlador.

Un funcionario del que se han quejado desde que entró en la vida política

Roberto Ballesteros ha enfrentado todas las denuncias que aún reclaman su inocencia. Desde prácticamente el mismo año (2011), en el que asumió el cargo de Pedneo Alcalde de la parroquia vigués de Bembrive, le llovieron las acusaciones. Un hombre de la lista, molesto por no haber conseguido el trabajo que le prometió el ayuntamiento, lo acusó de utilizar su puesto en el departamento de urbanismo del Ayuntamiento de Vigo para investigar diligencias, procesos y resistencias contra conocidos para facilitar. Las denuncias quedaron en suspenso y la comisión investigadora municipal también llegó a la nada, pero la polémica no ha dejado de enjuiciarlo, y ahora las penas.

Conoce nuestra newsletter con todas las novedades de Vigo

Hemos recopilado una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana que puedes recibir por correo electrónico. Descubra nuestro nuevo servicio.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *