Dos trenes AVE que se están probando en Galicia alcanzan por primera vez las 300 horas por hora

Dos trenes AVE que se están probando en Galicia alcanzan por primera vez las 300 horas por hora


Los trenes AVE realizan las pruebas a máxima velocidad en la estación de Ourense Adif

La ADIF verifica la fiabilidad del sistema de seguridad ERTMS, para lo que debe alcanzarse la velocidad máxima, un récord histórico en la red ferroviaria gallega

06/08/2021 . Actualizado a las 7:33 PM.

El AVE S-112, que llegó recientemente a Galicia para realizar las pruebas en el tramo de 113 kilómetros, que se inaugurará este otoño, ha batido el récord de velocidad en los ferrocarriles del municipio. Los dos convoyes alcanzaron los 300 kilómetros por hora en el tramo entre Taboadela (Ourense) y Sanabria de noche para no perjudicar el tráfico comercial en los tramos que ya estaban en funcionamiento. para probar la confiabilidad del sistema ERTMS Nivel 2, el sistema de seguridad que controla automáticamente el avance de los trenes en cualquier momento.

Los ejercicios que hacen incluyen algo llamado persecución de autos. Los dos trenes circulan por la misma vía, en la misma dirección y a la velocidad máxima permitida, aunque la línea estará lista para 350 km / h. El propósito de esto es verificar si el sistema ERTMS mantiene la distancia de seguridad entre los dos convoyes establecidos por las operaciones ferroviarias para evitar colisiones. También circulan en paralelo, en el mismo sentido y en sentido opuesto, a 300 kilómetros por hora, según un mensaje de la ADIF. El objetivo es comprobar la estabilidad de los trenes en los cruces y analizar si la estela que genera la velocidad máxima tiene efectos indeseables sobre el tráfico.

Las pruebas se realizarán en las dos vías de la línea de alta velocidad y en ambos sentidos entre la estación de AVE de Sanabria y la estación de tren de Ourense, tramo 128 kilómetros más largo que el tramo de prueba.


Simulación de persecuciones de coches

Adif

Estas pruebas y ejercicios en trenes comerciales suponen una nueva etapa en el régimen de pruebas que debe superar la ruta. antes de su puesta en marcha, que estaba prevista originalmente para diciembre. En julio, las pruebas del ERTMS se completaron a una velocidad máxima de 200 por hora, en este caso un solo tren. Los dos tramos de la red gallega de alta velocidad anteriormente operativos, el eje Atlántico y Santiago-Ourense, no utilizaban trenes a velocidades de 300 por hora.

Una fase clave

Esta es una de las fases más importantes para verificar la seguridad de la línea, dada la complejidad del modelo de monitorización continua de la marcha este es ERTMS Nivel 2. Este sistema, interoperable en todos los países de la Unión Europea, fue suministrado por Thales en el tramo Pedralba-Ourense. Para estas pruebas se utilizan el S-112 con equipo ERTMS de a bordo de Siemens, así como el S-730 con tecnología de a bordo de Bombardier. Estos últimos son los trenes Alvia que actualmente realizan trayectos de largo recorrido desde Galicia.

La consecución del récord de 300 por hora también demuestra la satisfactoria evolución de las pruebas, tal y como ha confirmado la recién nombrada secretaria de Estado de Transportes y ex presidenta de ADIF, Isabel Pardo de Vera. Nadie se arriesgaría a alcanzar estos récords sin antes comprobar todos los elementos de la línea y aumentar gradualmente la velocidad. Una vez garantizado el correcto funcionamiento de todos los elementos y subsistemas, se pueden generar pruebas de estrés como estas para comprobar la fiabilidad de la línea.

Un tramo de apenas ocho kilómetros es el más rentable del AVE a Galicia

pablo gonzlez

Tras comprobar que el ERTMS funciona correctamente a estas velocidades, se asignan los cursos de formación de conductores a la ruta gallega. Es que están familiarizados con las especificidades del nuevo trazado, especialmente los puntos más complejos o arriesgados. Luego vienen las simulaciones comercialespara ajustar los planes de frecuencias finales.

Por otro lado, el ADIF registró unas pérdidas de 284,95 millones de euros en el primer semestre del año, un descenso del 12,3% frente a los 325,19 millones de euros del mismo período del año anterior. Esta reducción se debe a la liberalización del transporte ferroviario, que permite a operadores distintos de Renfe operar en las líneas de alta velocidad españolas, generando nuevos ingresos para la empresa pública.


Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *