Jordi Pujol pide restaurar un clima de «entendimiento» con el Estado para la identidad catalana

Jordi Pujol pide restaurar un clima de «entendimiento» con el Estado para la identidad catalana


Destaca que «la decisión sobre la lengua de instrucción en Cataluña es un asunto de Estado»

BARCELONA, 20 de diciembre (EUROPA PRESSE) –

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha hecho campaña este lunes para restablecer un clima de «entendimiento y cooperación» entre Cataluña y el resto del Estado con el fin de evitar la desaparición paulatina de la identidad catalana, especialmente en términos de cultura, lengua y valores. , prevenir y recordar.

Así se desprende de un artículo de Europa Press, publicado en la web de la Associació Serviol, en el que, bajo el título “Cuando los constitucionalistas entendieron el catalán”, advierte: “Si el ahogamiento financiero es grave y peligroso para Cataluña, lo es aún más el paulatino el borrado de la identidad catalana, que fue a menudo un objetivo fuertemente enfatizado en todo el contexto español «.

Aunque Pujol admite que tiene poca participación en la vida pública desde hace varios años y que debe seguir así, explica que rompió esa regla para defender que la financiación catalana era «inadecuada» desde el inicio del autogobierno y ahora con el debate sobre inmersión lingüística.

“Lo hago con pesar y sin querer repetirlo, porque sería recomendable que Cataluña y el Estado tuvieran el mayor entendimiento y cooperación posible”, dijo el expresidente catalán.

«NUEVA OFENSIVA»

Para Pujol, la «nueva ofensiva» contra los catalanes no debería sorprender, ya que, en su opinión, su gradual residualización es el objetivo de importantes y dominantes sectores políticos, intelectuales y sociales en España.

«En 30 años y con las pólizas que vamos a usar, te quedarás». .

TOMAS Y VALIENTES

Por ejemplo, afirmó que en 1986, con el PSOE pronunciado por mayoría absoluta en España, intentó «estrechar las relaciones con las más altas instituciones del Estado, incluido el Tribunal Constitucional», y que el entonces presidente del Tribunal Supremo, Francisco Tomás y Valiente fue su interlocutor en materia de inmersión lingüística.

Se indicó que en ese momento el TC se encontraba pendiente de una decisión sobre la constitucionalidad de la expropiación del gobierno de Rumasa, el entramado empresarial fundado por el empresario José María Ruiz Mateos, que finalmente se resolvió a favor del ejecutivo central.

Pese a todo, Tomás y Valiente le dijo a su hija, que era socialista, que lo que realmente importa y debe preocupar al sistema político español es la resolución sobre la enseñanza del catalán.

Y, según Pujol, «la decisión sobre la lengua de instrucción en Cataluña es un asunto de Estado si toca los fundamentos de la vida colectiva».

“Si se resuelve en el conjunto del Estado según el lema ‘apoya y no cambia’ o ‘haz’, Cataluña como unidad política se quedará al margen. Yo en lugar de ser un factor positivo para Cataluña «y el progreso del general español puede ser un serio obstáculo para todo el estado», advirtió.

Todo ello después, a su juicio, dado un derivado negativo en todo lo que tenga que ver con el reconocimiento de la identidad catalana, con un punto de inflexión que encontró en la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatuto y en «la creación anterior Se establece, desde los sectores políticos españoles, especialmente el PP, pero con una importante aportación de los sectores socialistas, un clima no solo contra el nuevo estatuto, sino contra Cataluña en general ”.

“Los hechos le han dado la razón a Tomás y Valiente. Por lo tanto, es una buena idea recuperar el clima que él ayudó a crear en algún momento. Y expresar agradecimiento”, decidió.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.