Aragonès asistirá este domingo a su primera Conferencia de Presidentes presencial

Aragonès asistirá este domingo a su primera Conferencia de Presidentes presencial


Exigirá acuerdos sobre refugiados, medidas sobre los precios de la energía y un fondo especial para Ucrania

BARCELONA, 12 de marzo (EUROPA PRESS) –

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, asistirá personalmente este domingo a su primera Conferencia de Presidentes Autonómicos en la isla de La Palma, en la que pedirá acuerdos y especificaciones en la coordinación de los refugiados ucranianos para tomar medidas para hacer frente al aumento en los precios de la energía se adoptarán y se creará un fondo especial para cubrir los gastos que puedan causar las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Aragonès ha optado por esta sesión debido a la situación «extraordinaria» en Ucrania y las posibles implicaciones, a pesar de negarse a asistir a la Conferencia de Presidentes prevista originalmente para el 25 de febrero, que fue cancelada definitivamente por el estallido del conflicto bélico.

Esta es la primera vez que el jefe del Ejecutivo catalán asiste presencialmente a una conferencia de presidentes, ya que en diciembre acudió únicamente de forma telemática porque se trataba de un monográfico sobre la pandemia del coronavirus.

Durante años, los presidentes de la Generalitat se han negado a asistir a las Conferencias de Presidentes, tendencia que continúa, salvo que estas reuniones se centraran exclusivamente en temas extraordinarios como la pandemia del coronavirus o la guerra de Ucrania en aquella ocasión.

De hecho, el expresidente Quim Torra ha asistido telemáticamente a varias de estas reuniones sobre el Covid-19, al igual que hizo Aragonès en diciembre, pero no han asistido a las reuniones ordinarias sobre otros asuntos, y fuentes del Presidium de la Generalitat han subrayado que la decisión de participar en este ocasión no sienta un precedente para el futuro.

NO OBTENDRÁ EL REY

Pese a asistir a la reunión con el resto de presidentes autonómicos, Aragonès no viajará a La Palma hasta el domingo por la mañana, por lo que no estará presente en el acto de homenaje de la isla a la erupción volcánica, aunque el jefe del Ejecutivo catalán contactó con el canario presidente, Ángel Víctor Torres, semanas atrás para explicar su ausencia y expresar su solidaridad.

Tampoco estará en la recepción del Rey Felipe VI. asistir antes a la Conferencia de Presidentes Autonómicos pero acudir directamente a la reunión como suele hacer en los actos donde coincide con el monarca pero no está en el «besarse las manos».

NO REQUIERE LA «NORMALIZACIÓN».

Cuando se convocó la Conferencia de Presidentes en febrero, Aragonès se negó a asistir argumentando que no creía que estas reuniones sirvieran ni fueran para llegar a acuerdos, creyendo que solo estaban para fotografiar”, argumento que ha repetido en ocasiones anteriores.

Sin embargo, cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, las volvió a poner en la agenda de este domingo, con el inicio de la guerra en Ucrania, Aragonès abrió la puerta a la participación y encargó a la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, sus demandas para que el encuentro utilizarse para llegar a acuerdos sobre la acogida de refugiados y el aumento de los precios de la energía.

Finalmente, el miércoles anunció su participación, enviando una carta a Sánchez advirtiendo que su participación en este encuentro no debe entenderse «como un paso hacia la normalización de las relaciones entre las instituciones del Estado y Cataluña».

En la carta, pidió que la Conferencia de Presidentes sea «un verdadero espacio de trabajo, de coordinación y de verdadera toma de decisiones, más allá de la mera reunión informativa donde no es posible debatir y llegar a acuerdos».

Además, reiteró sus tres demandas: “fortalecimiento de la coordinación y concertación y aclaración de los detalles del procedimiento de admisión de refugiados ucranianos”; establecer un fondo especial para cubrir los costes de esta recepción y los problemas económicos que la guerra puede causar a ciudadanos y empresas, y tomar medidas para amortiguar la subida de los precios de la energía.

El viernes también defendió la necesidad de que la Conferencia de Presidentes no sirva sólo para «un acuerdo de mínimos insuficiente» y abogó por medidas ambiciosas concretas con compromisos económicos claros.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.