pide el voto anti-Sánchez y condena los «ataques» del gobierno a Castilla y León

pide el voto anti-Sánchez y condena los «ataques» del gobierno a Castilla y León
  • El candidato a la reelección del PP se enriquece en las declaraciones de Garzón sobre la carne y vuelve a pedir su dimisión

  • Casado insiste en que no apoyará la reforma laboral pese a creer que solo ha derogado el «10%» de la legislación de Rajoy

Las elecciones en Castilla y León deberían haberse celebrado en mayo de 2023. El presidente del consejo, Alfonso Fernández Manueco (PP) sospechaba que Ciudadanos se aliaría con el PSOE en una nueva moción de censura y decidió aplazarla hasta el próximo 13 de febrero. Este sábado, el candidato conservador organizó su primer acto oficial de campaña preelectoral y confirmó la estrategia que ya ha empezado a dar vueltas en las últimas semanas: Mañueco quiere votar. Vota en contra del «sanchismo» y contra un gobierno central que perpetra «Ataques» contra Castilla y León. En el listado de denuncias destacan las declaraciones de Alberto Garzón sobre la calidad de la carne de las macro granjas. Al final (hay más contenido en los formularios) Mañueco copió el guión que su compañera en las filas, Isabel Díaz Ayuso, quien también impulsó las elecciones, jugó frente al gerente general y le dio tan buen resultado electoral en Madrid. En Mayo.

El líder organizó una reunión con el Alcalde de tu partido en la parroquia y el líder del PP, Pablo Casado, que dio positivo por Covid el segundo día pero se encuentra bien, asistió vía videoconferencia. El gran acto del juego tendrá lugar el próximo fin de semana, con el anuncio de la Congreso Regional, una excusa para animar a los simpatizantes, pues ya Mañueco ha sido propuesto como candidato de acuerdo con la ley electoral. Allí se encuentran todos los barones y la dirección confía en que nadie desvíe la atención y todos peleen por las elecciones que busca Casado para bajar el pretexto de Ayuso y abrirse camino hacia la Moncloa.

Mañueco lo resume en su discurso: «Para mí no vale el chantaje. No soy Sánchez, soy un presidente serio». El Führer instó a los alcaldes a criar porque lo necesitan «una movilización sin precedentes» Para «concentrar los votos en el PP», nada que incluir las voces de Cs o Vox, vino a decirles porque su trabajo es impedir que Castilla y León de «la dehesa del sanchismo» sea.

«Conmigo no valen la pena chantajearlos. Yo no soy Sánchez, soy un presidente serio», dijo Mañueco.

¿Qué mensajes le ha dedicado a su opositor socialista Luis Tudanca? Pues siempre ha «querido defender a Sánchez más que proteger los intereses de Castilla y León». «Tudanca es Sanchismo en su pura esencia «, lo terminó. Este domingo anunció a su audiencia que el Primer Ministro realizaría una campaña preliminar. Con sarcasmo, recomendó que también «traiga a sus socios de ERC y Bildu, como precisó, para explicar su proyecto de país. Creemos en la unidad de España», dijo.

Noticias similares

En ese momento publicó su lista de «ataquesSobre Castilla y León: recordó que el Tribunal Supremo condenó al estado a pagar el IVA al municipio en 2017, condenó que el gobierno había prohibido los lobos al norte del Duero, se quejó de «inexplicables aumentos de impuestos», confirmó que Sánchez «ofendió» contra esta autonomía en el presupuesto, habló de «ataquesa la automoción, al sector de la remolacha ya la estación de Navacerrada y cerró con la ”nuevo ataque«Jinete de la cosecha». Garzón no puede seguir ni un minuto más como ministro «, dijo en una solicitud de renuncia que volvió a presentar minutos después Casado. El jefe del PP defendió su estilo opositor, subrayando que Sánchez no se lo había dado. Ni siquiera apeló al To deal con la reforma laboral e insistió en que no la apoyará, aunque sólo «anuló» el «10%» de la reforma que hizo Mariano Rajoy.

Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *