Casado dice que Sánchez sólo levantó el «10%» de la reforma laboral, pero mantiene su voto en contra.

Casado dice que Sánchez sólo levantó el «10%» de la reforma laboral, pero mantiene su voto en contra.
  • El líder del PP destacó que el Gobierno debería haber «ampliado» la flexibilidad de la economía y se quejó de que Sánchez no lo llamó ni una vez para discutir cambios en el mercado laboral

Pedro Sanchez Insistió nuevamente este viernes en que la oposición debe copiar el «sentido de estado» de empresarios y sindicatos y apoyar la nueva reforma laboral que los agentes sociales han pactado con el gobierno. El jefe ejecutivo aún tiene cuatro semanas para convencer a los socios habituales que actualmente le están dando la espalda (entre ellos ERC, PNV y Bildu) o al PP, que tampoco está ahí por trabajo, de que se pongan de acuerdo en el Congreso. Pablo Casado admitió este sábado que los cambios introducidos en el mercado laboral suponen solo la «derogación» del «10%» de la legislación aprobada por Mariano Rajoy en 2012, pero agregó que esto no es obstáculo para la adjudicación del verde claro a la Decreto legislativo. Sánchez no pudo realizar más cambios debido a la «presión de Bruselas».

El principal argumento del líder del PP es que la junta de coalición debería haber «ampliado» la reforma de hace diez años, dar más «flexibilidad» para la economía en estos tiempos de pandemia. En una reunión con alcaldes de Castilla y León, en la que participó por videoconferencia, Casado contrastó el acuerdo entre la patronal y la sede del sindicato (que no logró Rajoy, que solo aprobó su reforma con la patronal). con el hecho de que en 2012 «todos los países europeos» apoyaron los cambios realizados por el entonces Primer Ministro. No nombró un país. En ese momento, en medio de la crisis y el rescate del sistema bancario español, Bruselas acogió con satisfacción los despidos más baratos y el mayor poder de las corporaciones sobre los trabajadores.

El líder opositor también argumentó que no tiene sentido que Sánchez acuda ahora al PP y al resto de formaciones a confirmar en el Congreso la nueva reforma laboral, a pesar de que no ha hablado con nadie de los cambios ni discutido los cambios desde hace meses.

Noticias similares

El gobierno debe lograr validar el decreto legislativo en la cámara baja (más “sí” que “no”) antes del 5 de febrero. Ministra de Hacienda María Jesús Cazador, abrió este lunes para realizar cambios mínimos en el texto para tratar de atraer a sus socios. Su colega de gabinete, el presidente en ejercicio Félix Bolaños, fue más duro al día siguiente, destacando la necesidad de mantener los «equilibrios» ya pactados entre sindicatos y empresarios para que el acuerdo entre ellos no explote. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo Yolanda Díaz y los propios Bolaños afrontan intensas jornadas de negociación con los grupos políticos.

Elena Resanes

Elena Resanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *