Una pareja recorre 7.500 km para rescatar a tres niñas ucranianas de la guerra

Una pareja recorre 7.500 km para rescatar a tres niñas ucranianas de la guerra


Juan Luis Escobar y su mujer María Jesús Márquez, un matrimonio residente en Ciudad Real, recorrieron más de 7.500 kilómetros en apenas unos días para recoger en Eslovaquia a tres hermanas ucranianas, Liubava, Yesenia y Varya, y rescatarlas de la guerra Fil, 14 , 12 y 10 años respectivamente.

Los cinco han completado este sábado el viaje que les ha llevado desde Ubla, localidad de Eslovaquia donde se encuentra el paso fronterizo con Ucrania, donde recogieron a las niñas tras salir de Kiev, hasta la capital manchega.

En Ciudad Real les esperaban familiares y amigos, con los que se dieron un cálido abrazo y compartieron sus primeras impresiones de este largo viaje.

María Jesús Márquez y Juan Luis Escobar, visiblemente cansados, explicaron a Efe que el viaje fue agotador pero a la vez ilusionante para poder traer a casa sanas y salvas a estas tres niñas que “huían desesperadas de la injusta guerra en la que estaban inmersas”.

La pareja ha asegurado que no dudaron ni un momento en subirse a su coche e iniciar el largo viaje hacia Eslovaquia cuando Juliana, la hermana mayor de Yesenia, la niña a la que acogen cada verano en Ciudad Real, les envió un mensaje en Instagram. escribió en el que les decía: «Juan, María, por favor vengan a buscar a mis hermanas, esto está muy mal y es terrible».

Juan Luis y María Jesús han relatado que el inicio de la guerra les llevó a plantearse la posibilidad de viajar a la frontera con Ucrania en caso de que el conflicto armado se intensifique y la guerra ponga en peligro la vida de estas jóvenes.

Fue un viaje complejo por la logística y porque María Jesús tuvo que asumir toda la responsabilidad de conducir el vehículo ya que su esposo no tiene licencia de conducir.

Sin embargo, la pareja superó todas las dificultades, gracias en gran parte a que su hija Andrea desde España los ayudó en todo momento con el itinerario, encontrando hoteles e incluso lugares para comer y descansar.

También contaron con el apoyo de amigos y miembros de la asociación Ciudad Real en Ayuda al Niño (CREAN), con quienes trabajan desde hace años para acoger a los niños ucranianos.

También has experimentado una gran solidaridad y generosidad de muchas otras personas en países como Polonia, Alemania o Francia.

Juan Luis ha explicado que muchas familias le han ayudado, como una familia polaca que les abrió de par en par las puertas de su casa, u otras que se han puesto en contacto con él a través de las redes sociales para ofrecerle alojamiento e incluso en un restaurante “no paguemos si lo supieran”. estábamos recogiendo a tres niñas ucranianas que huían de la guerra», dijo a los periodistas.

Se dio cuenta de que el momento más triste del viaje fue cuando la madre tuvo que despedirse de sus cuatro hijas, una de las cuales no viajó con ellas, la que es mayor de edad y se quedó con otra familia en Grosz Kraków (Polonia).

Aunque ha sido un camino complicado, el matrimonio se ha dado cuenta que trae de regreso una linda experiencia y momentos de mucho apoyo.

Sobre cómo las tres niñas afrontaron esta situación, Juan Luis ha aclarado que «no queríamos hablar con ellas de este tema porque la más pequeña amenazó con llorar el primer día y preferimos evitarlo». .

De las tres chicas ucranianas que dejan a sus padres y un hermano de 21 años en Kiev que no puede salir del país, dos vivirán con la pareja que las trajo a España, las dos menores y la mayor se irán con otra familia. bienvenida pero estará cerca de sus hermanas a pocos kilómetros en la localidad de Miguelturra en Ciudad Real.

Yesenia, la hermana del medio, no ocultó su alegría por haber llegado a España y con un alegre «hola» saludó a los periodistas que la habían recibido y dijo que quería ir a casa de Juan Luis y María a tomar un helado.

Una vez que esta pareja de acogida llegue a España, comenzarán a realizar todos los “trámites” necesarios, empezando por los trámites que permitirán a las niñas recibir atención sanitaria y escolarización.

Respecto al tiempo que podrían pasar en España, han afirmado con firmeza que será el tiempo que necesiten y el tiempo que su familia quiera.

“Sabemos que después de la guerra viene la posguerra y habrá muchos momentos difíciles, pero estamos preparados para afrontarlo, son hijas modelo”, dijo Juan Luis.




Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.