La Plaza Mayor de Cuenca vibra con el estruendo de Las Turbas cinco años después

La Plaza Mayor de Cuenca vibra con el estruendo de Las Turbas cinco años después


Los estridentes tambores de Las Turbas volvieron a rugir este Viernes Santo en una concurrida Plaza Mayor de Cuenca, donde cerca de 9.000 personas vibraron con la procesión del Camino del Calvario, que pudo completar el recorrido tras cinco años de espera.

A las 9:20 horas, la imagen de Jesús de las Seis ingresó a la Plaza Mayor, casi cuatro horas después de que se abrieran las puertas de la iglesia de El Salvador y partiera la procesión de Semana Santa más popular de Cuenca en una fría tarde de luna llena

Entre 2.000 y 2.500 turbos participaron en el recorrido que acompañó a Jesús Nazareno camino de su crucifixión ya los que siguieron las imágenes de San Juan Evangelista y la soledad de San Agustín.

El presidente de la junta de cofradías, Jorge Sánchez Albendea, en declaraciones a Efe, ha destacado la gran participación tanto en esta procesión como en las que se han producido en los últimos días.

“Cuenca se merece una Semana Santa como la que tenemos. Un regalo”, agregó el representante nazareno mientras el sonido de los tambores resonaba por toda la ciudad.

8c8f996f9eb28ec935ce6eaf6d1f2c4c

La procesión del Camino del Calvario celebró sus 400 años de historia en 2016, año en el que vivió un desfile “glorioso” al igual que 2017, pero en 2018 se canceló el recorrido por lluvias y precipitaciones que impidieron completar el siguiente. , año cancelado.

La pandemia de coronavirus obligó a suspender los desfiles de 2020 y 2021.

Uno de los momentos más esperados en el centro histórico, Patrimonio de la Humanidad, fue el Miserere en San Felipe Neri, donde Las Turbas volvió a rugir pasadas las 11:00 horas y donde lució el sol.

Fuentes de la Policía Local de Cuenca explicaron a Efe que durante la noche hubo 11 incidentes, tres de los cuales tuvieron que ser derivados al hospital y dos al centro de salud.

Por todo ello, la jornada transcurrió sin incidentes y llena de «emociones» y «mucha añoranza», ya que la procesión no llegaba a la Plaza Mayor desde 2017, según informó el alcalde de Cuenca, Darío Dolz.

La procesión terminó por la calle El Peso al grito de “¡Que bailen!” mientras la turba redoblaba sus fuerzas.

7e6e1ba92035651841c03f530d91e61a




Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.