Castilla-La Mancha contará con 103 nuevas oficinas de farmacia que crearán alrededor de 400 puestos de trabajo

Castilla-La Mancha contará con 103 nuevas oficinas de farmacia que crearán alrededor de 400 puestos de trabajo


El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado que su gobierno aprobó este miércoles la instalación de 103 nuevas oficinas de farmacia en el territorio de la Comunidad Autónoma.

Desde un acto en el municipio de Manzanares en Ciudad Real, donde inauguró la rehabilitación de «Casa Josito», García-Page estimó que con esta actuación se podrá dar servicio a muchas zonas de la comarca que se encuentran en plena expansión y han absorbido grandes poblaciones en los últimos años.

Tras 15 años sin autorización de establecimientos de este tipo, ha indicado que tal medida es necesaria para atender a una sociedad que «reivindica las farmacias como supermercados».

Esta medida pretende paliar el «desabastecimiento absoluto» en determinadas zonas como el entorno de Madrid en las provincias de Toledo y Guadalajara.

Además, se estima que se podrán crear hasta 400 puestos de trabajo directos una vez que se pongan en marcha las cien nuevas farmacias.

DEPENDENCIA DE LA DEUDA

En otro orden, el presidente de Castilla-La Macha recordó que el Gobierno español debía a la Comunidad Autónoma 500 millones de euros en dependencia, al tiempo que mostró su compromiso de seguir exigiendo el pago correspondiente. “Defenderemos el modelo a toda costa y no admitiremos que nos den lecciones en los servicios sociales”, aseguró.

De esta forma ha recordado que mientras otras comunidades autónomas han desarrollado cinco residencias, en Castilla-La Mancha se han creado un centenar. «Tenemos más residencias de mayores que la Comunidad de Madrid, que tiene siete millones de habitantes», ha explicado, «y no somos indiferentes a lo que está haciendo el Ministro de Turno».

Por ello, García-Page ha afirmado que para “mantener los miles de puestos de trabajo que estamos creando en el ámbito social sin tomar lecciones de nadie, tenemos que abordar de una vez por todas el problema de la financiación pública”.

Asimismo, ha recordado que «la primera obligación» de la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, «es reconocer y planificar el pago de las deudas de dependencia que tienen con todas las comunidades autónomas». «Todo lo demás tiene que venir después de eso, y todo lo demás pone en peligro la supervivencia y la sostenibilidad de lo que hemos creado», agregó.

En ese sentido, advirtió que si bien actualmente hay fondos europeos, «dentro de unos años nos tendremos que conformar con nuestro dinero, no con el dinero que está saliendo de Europa, y yo tengo el deber de mantener las cosas funcionando aquí y allí». celebrar las próximas legislaturas», prometió.

“DEBER” DE UN GOBERNADOR

En otro encargo, el presidente de Castilla-La Mancha envió un mensaje velado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de que su homólogo catalán, Pere Aragonés, solicitara una reunión con el jefe del ejecutivo este miércoles. Le advirtió que era «deber» de un gobernante saber «lo que no está dispuesto a tragar».

Así reaccionó García-Page en su discurso después de que el presidente catalán asegurara a la Cadena SER que una reunión con Sánchez era «extremadamente urgente», aunque no dependía de él.

“El primer deber de un gobernante es saber lo que quiere; el segundo, saber lo que no quiere; y como consecuencia de los dos, el tercero es saber lo que no está dispuesto a ceder o tragar”. dijo en referencia a Sánchez.

CENTRO DE SALUD MANZANARES II

A nivel local, el presidente de Castilla-La Mancha ha anunciado que en el segundo semestre del año el Gobierno regional licitará la construcción del nuevo Centro de Salud Manzanares II, que sustituirá al edificio actual.

García-Page ha enmarcado el inicio de estas obras en el plan de inversiones que llevará a cabo su gobierno en la ciudad, que incluirá también la próxima ampliación de la residencia de ancianos “Los Jardines”, para que “Manzanares siga siendo el motor de la negocios regionales».

El presidente ha destacado que la ciudad de Ciudad Real ha experimentado un gran crecimiento social y económico en los últimos años, con el apoyo de instituciones como el Ayuntamiento y la Diputación, y sobre todo gracias a la planificación y programación del equipo de gobierno que dirige el alcalde, Julian Snow. «Aquí las cosas están claras, saben lo que quieren y lo hacen», dijo.

El jefe del Ejecutivo regional ha augurado que gracias a este plan estratégico, la ciudad marcará un hito en su desarrollo dentro de diez años, un ejemplo de “lo que todas las ciudades y pueblos deberían tener” y ha proclamado que “Manzanares es una buena síntesis que es lo que me gustaría ver en otras ciudades de Castilla-La Mancha».

En febrero se adjudicó la elaboración del proyecto del nuevo centro de salud Manzanares II. Será un edificio de más de 2.500 metros cuadrados que se construirá entre las calles María Zambrano y Prensa.

Contará con siete horas de consulta de medicina general y siete de enfermería, dos salas de tratamiento, una sala polivalente de urgencias y una sala de espera. En el área de pediatría habrá dos horas más de consulta médica y dos de enfermería, y se habilitarán salas de extracción y rehabilitación.

La Zona Básica de Salud Manzanares II atiende a cerca de 18.000 ciudadanos de los municipios de Manzanares y Membrilla,
cuya oficina local cuenta con más de 7.400 tarjetas sanitarias.

El presidente García-Page estuvo acompañado en este acto por la ministra de Bienestar Social, Bárbara García Torijano; el alcalde de Manzanares, Julián Nieva; el presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero; y la Delegada de la Junta en esa Provincia, Carmen Teresa Olmedo, entre otras autoridades.

RESTAURAR Y CONSOLIDAR LOS SERVICIOS SOCIALES

El presidente de Castilla-La Mancha ha inaugurado la reforma de la «Casa Josito», un edificio emblemático del Ayuntamiento de Manzanares, donde el Ayuntamiento ha decidido centralizar todos los servicios sociales que se ofrecen en la ciudad.

Fue un acto en el que el presidente estuvo acompañado por el alcalde de Manzanares, Julián Nieva; la Ministra de Bienestar Social, Bárbara García; el presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero; Delegada del Consejo de Administración, Carmen Teresa Olmedo; la Delegada de Bienestar Social, Manuela González-Horcajo, y el Concejal de Servicios Sociales, Prado Zúñiga, entre otras autoridades.

García-Page recorrió las tres plantas de este edificio, que ha sido rehabilitado íntegramente por el actual equipo del Ayuntamiento, y dio la bienvenida a los profesionales de los servicios sociales ahora agrupados en un mismo espacio, como trabajadores sociales, equipos de atención e inclusión social, quienes realizar entre otros una ayuda domestica.

En este contexto, la consejera de Bienestar Social ha señalado que la implantación de los servicios sociales en «Casa Josito» supone abrir «la casa de los ciudadanos de Manzanares» al conjunto de la sociedad. Se trata de un edificio del siglo XVIII que en 2015 estaba prácticamente “en ruinas” y en el que “un equipo de gobierno decidió invertir y reconstruir, no solo en su estructura sino también en la reconstrucción de los servicios sociales a partir del material personal que importa. final, es quien da la calidez a la atención social”.

García Torijano ha abogado por poner a las personas en el centro de la atención social, afirmando: “En estos tiempos que vivimos está muy de moda hablar de estructuras, pero nadie habla de la metodología del personal que está dentro, del trabajo que se hace cada día, de la atención al ciudadano y de estar siempre presentes al lado de las personas que más lo necesitan. Este es realmente el modelo en el que llevamos mucho tiempo trabajando en Castilla-La Mancha a través de los servicios sociales y seguiremos trabajando con la misma coherencia, con la misma fuerza y ​​con el mismo compromiso del Gobierno regional al servicio de los más vulnerables” , subrayó.

La agrupación de los servicios sociales municipales de Manzanares en este edificio supone un paso más en el cumplimiento del compromiso de recuperación y consolidación de los servicios sociales de atención primaria del marco de convenios con entidades locales, en el que el Gobierno regional invierte 64,8 millones de euros y emplea a 908 profesionales .

En el Municipio de Manzanares, la inversión de la Consejería de Bienestar Social en esta legislatura supera los 14 millones de euros en la financiación y sostenimiento de recursos, servicios, prestaciones y programas que van desde la atención temprana hasta el apoyo familiar y atención a personas con discapacidad. Centros de Mayores, Ayuda a Domicilio, Centros de Empleo, Asistencia de Urgencias y Centros y Hogares de Atención Residencial, entre otros.

Inauguración de la reforma de




Marta Del Rosal

Marta Del Rosal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.