Tecnología “sumergida” en Cantabria para reducir el coste de la energía eólica flotante en el mar

Tecnología “sumergida” en Cantabria para reducir el coste de la energía eólica flotante en el mar


Noticias similares

Estudios como el firmado hace unos meses por EIT InnoEnergy demuestran que Potencial que podría tener la energía eólica marina flotante En la Península Ibérica.

No hablas menos del asentamiento en España y Portugal hasta 50.000 puestos de trabajo altamente cualificados (El 60% de los cuales son directos y el resto indirectos) y un volumen de negocio que podría alcanzar una facturación anual de 5.000 millones de euros en 2030, con más de un tercio de los ingresos procedentes de las exportaciones.

Dada esta perspectiva, no es de extrañar que el mercado lo haya estado utilizando durante algún tiempo noticias históricas de tinte como el que decía que Naturgy y Enagás ya están proyectando el primer parque eólico flotante de Asturias.


En la vecina Cantabria se encuentra Clúster de energía oceánica de Cantabria también está trabajando en un proyecto similar.

Pero como ocurre en todas las industrias, cualquier progreso requiere trabajo en la sombra por lo que la tecnología requerida ha mantenido bajos los costos.

Y en lo que respecta a la energía eólica marina flotante, también hay un interesante grupo de investigación en la región cantábrica, el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabriaquién está trabajando en esto en el marco del proyecto europeo Viento central.

Este programa está financiado por la Unión Europea como parte del programa Horizonte 2020 cuyo objetivo es reducir costes y mejora del rendimiento de la tecnología eólica flotante.

El equipo de IHCantabria está coordinado por Raúl Guanche como responsable del grupo de investigación Tecnología offshore y energías oceánicas.

El ingeniero Miguel Somoano y el matemático y físico Álvaro Rodríguez, integrantes de este equipo, explican que el Esfuerzos de investigación y la optimización se centra en dos componentes esenciales: los sistemas de amarre y el cable dinámico para la extracción de electricidad.

Los ensayos

“Para evaluar la efectividad de este tipo de solución innovadora, estamos realizando pruebas en tres ubicaciones diferentes con dos tipos de subestructura de concreto flotante sobre la que descansa. un aerogenerador de 15 MW«dice Somoano.

Las tres ubicaciones están en Escocia (al oeste de la isla de Barra), en Gran Canaria y en California (Morro Bay) con profundidades de 100, 200 y 870 metros.

Los dos conceptos concretos consisten en un plataforma ahorrar (unidad de producción flotante con capacidad de almacenamiento propia), diseñada por el profesor Climent Molins de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), y una plataforma semisumergible desarrollado por el grupo ACS COBRA.

El grupo IHCantabria Offshore Engineering and Marine Energies lidera el paquete de trabajo dedicado a las pruebas experimentales y también participa activamente en otros, p. Ej. Optimizar las estrategias de operación y mantenimiento..

“Por un lado, estamos desarrollando nuevas tecnologías que nos permitan evaluar la accesibilidad tanto de los pequeños catamaranes CTV (Crew Transfer Vessel) como de los buques SOV (Service Operation Vessel) Planificar estrategias operativas y mantenimiento, que reduce costos en diferentes escenarios ”, explican.

En segundo lugar «Estamos investigando métodos BIM (construcción en modelo) que nos permitan integrar la información del monitoreo en tiempo real. en el campo en base a los resultados de modelos numéricos y así poder evaluar el estado actual y futuro de nuestros activos con el fin de reducir costos a través de una gestión eficiente ”, dice Álvaro Rodríguez.

Calendario

«En cuanto a los ensayos experimentales, nuestro objetivo es validar el comportamiento dinámico Tanto las líneas de amarre como el cable submarino, se han realizado diversas campañas de prueba a gran escala ”, concluye.

En 2020, los investigadores utilizaron el Gran Tanque de Ingeniería Marítima de Cantabria (CCOB) para probar las últimas técnicas de modelos híbridos en tiempo real para aerogeneradores flotantes, así como métodos de truncamiento para simular aguas profundas y / o grandes huellas en las líneas de amarre a gran escala, informe de la universidad.

En este año 2021, el foco del trabajo estará en el análisis dinámico, por separado, una línea de amarre de catenaria en dos diseños diferentes (cadena y nylon de cadena únicamente) y el cable submarino en una escala de 1/75, que se modela en los de la plataforma semisumergible en el punto con una profundidad de 100 metros en Escocia.

“Tenemos dentro del Canal de tsunami de corriente de onda (COCOTSU) una configuración que nos permite realizar vibraciones forzadas que reproducen los movimientos de la guía del cable ”, enfatizan.

En este sentido, «la cinemática de la línea probada se registra visualmente al mismo tiempo medimos las tensiones en sus dos extremos. Los resultados se utilizarán para validar nuestro modelo numérico de Oasis para luego extrapolar los resultados a una escala prototipo ”, explican los expertos.

En 2022, el equipo reproducirá este análisis dinámico sobre todo el sistema de anclaje y el cable submarino en conexión con la plataforma eólica flotante. Estas pruebas se realizan en el tanque grande y a mayor escala, con las líneas de fondeo cortadas.

Finalmente y en paralelo, se llevarán a cabo Otro Ensayos en el ámbito del Laboratorio Marino MCTS El Bocal, con el objetivo analizar el desarrollo de las propiedades de los materiales utilizados, tanto en las líneas de amarre como en el cable submarino, en un entorno marino real para evaluar los problemas de corrosión y procesos de incrustaciones biológicas.

Parte del proyecto también es YO REC (Instituto de Investigaciones Energéticas de Cataluña), investigadores de la Universidad Técnica de Dinamarca, la Universidad de Stuttgart y el Politecnico di Milano; el fabricante de cables inglés JDR; INNOSEA ingeniería francesa; la consultora alemana Ramboll; el también certificador alemán UL DEWI; el operador noruego Equinor; y la Asociación WindEurope.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *