Cristina consigue su billete para el campeonato de España en Gijón, pese a no tener una silla de ruedas adaptada

Cristina consigue su billete para el campeonato de España en Gijón, pese a no tener una silla de ruedas adaptada

manuel morenomanuel moreno

Toledo

Actualizado:

Guardar en la computadora

A Cristina Adrados Artal no le detuvo su enorme silla de ruedas, una rueda rota o el calor sofocante de este sábado. Tampoco tener un pie «ligeramente jorobado». Esta toledana de 27 años, con parálisis cerebral, ha conseguido algo que algunos dudaban: ha superado esta tarde la puntuación mínima para disputar el Campeonato de España de Atletismo, adaptado a clubes, por lo que estará en Gijón al final de junio

Cristina Es honor y entrega. Esta semana ha estado entrenando muy duro, muchas horas, para poder realizar dos proezas con una silla que más parece «un sofá con ruedas». Esto ha sido descrito por algunos como que el artilugio prestado es demasiado grande para ella, no se ajusta a su cuerpo en absoluto mientras espera que alguien la ayude a comprar uno que le quede bien.

Por eso, la actuación firmada por este deportista este sábado tiene más valor.

Y eso que hasta pocas horas antes de la competición no sabía si podría viajar desde Toledo a Leganés (Madrid) para disputar las dos pruebas. No pudo encontrar a nadie que tuviera un vehículo lo suficientemente grande para su silla de ruedas de carreras. Hasta que su fisioterapeuta y amigo Alberto Sánchez Mayoral le confirmó que se convertiría en corsario. “No podría haber ido sin él; Es como un ángel para mí». dice agradecida Cristina, la única atleta con parálisis cerebral en España en la categoría T34.

Ella dice que en su equipo, ‘corre por ti’, Ha habido gente que se ha sorprendido por la mejora que ha visto en las últimas semanas, principalmente porque la silla no está hecha a medida. Y es normal que así lo pensaran, ya que Cristina pulverizó la marca mínima exigida de 55 segundos en 100 metros; una distancia que recorrió en 37 en una tarde de calor sofocante.

En los 200 metros, la colocación de Cristina para Gijón tuvo un trasfondo épico. A la altísima temperatura se sumó un hecho inesperado: antes de esta prueba, la rueda izquierda de su silla se agrietó debido al calor. «¡De repente hubo una explosión!»describe al atleta. Pero a pesar de este contratiempo, decidió afrontar la prueba, que completó en un minuto y treinta segundos cuando la mínima estaba fijada en 1:48.

«Fue increíble, estaba nerviosa; pero venir con mi fisioterapeuta y amiga me hizo bien, me tranquilizó”, dice Cristina. “Cuando llegué a los 100, el aumento de energía fue impresionante; Exploté de felicidad”, recuerda la toledana.

A la vista de los resultados, su club ya le ha dicho: «Si tengo la silla nueva, vuelo». Actualmente está esperando ayuda para conseguir un dispositivo adecuado por unos 7.000 euros.

Cristina dice que el chef talaverano Carlos Maldonado se acercó a ella cuando se enteró de su historia a través de un reportaje de ABC difundido esta semana, y que otros ciudadanos han enviado negocios a la provincia para alentarlos a adoptar el apoyo de la joven. «Maldonado, a quien he admirado durante años, se acercó a mí en Instagram y fue genial que me escribiera», dice con entusiasmo. Me dijo que estaba tratando de iniciar una campaña para recaudar dinero.

Cristina ya se ha llevado un gran regalo de cumpleaños, ya que cumple 28 años a pocos días del Campeonato de España de Atletismo adaptado.

Los ves
Observaciones

Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.