Cárcel para enfermera falsa de 28 años que acumuló múltiples delitos de entrada, falsedad y robo

Cárcel para enfermera falsa de 28 años que acumuló múltiples delitos de entrada, falsedad y robo

R. Pérez

Zaragoza

Actualizado:

Mantener

Tiene 28 años y, a pesar de su juventud, ya está coleccionando un extenso historial criminal por ejercer como enfermera sin título y también por la comisión violenta de delitos de hurto, fraude y robo. Su continua recaída lo ha llevado a la cárcel. Un juez de Zaragoza acaba de decidir prisión temporal para este joven tras su segunda detención en esa ciudad en apenas dos meses y tras sumar registros de hechos similares en Barcelona y Gijón.

RIVLas iniciales utilizadas para identificar a este joven están imputadas por los delitos de intrusión laboral, falsificación de documentos, divulgación de secretos y seguridad vial.

Su último arresto fue mientras intentaba hacer un servicio en un hogar de ancianos con el riesgo de hacer el trabajo sin un título. Había conseguido un trabajo en una empresa de salud privada, sin embargo usó un vehículo de alta gama para su trabajo que había alquilado en nombre de otra persona cuya identidad había sido usurpada. Según fuentes de la investigación, este joven también fue capaz de seducir y ganarse la confianza de mujeres que conocía desde el costado. Red de contactos y redes sociales. Convenció a uno de ellos para que recogiera el vehículo de alta gama, que luego etiquetó para agravar aún más su caída laboral.

Vehículo de alta gama que la falsa enfermera ha alquilado en nombre de otra persona cuya identidad ha robado.
Vehículo de alta gama que la falsa enfermera ha alquilado en nombre de otra persona cuya identidad ha robado. Policía Nacional

Tras acumular sus antecedentes penales en Gijón y Barcelona, ​​este joven acabó en Zaragoza. Fue detenido en enero por engañar al departamento de recursos humanos de un hospital de Zaragoza al proporcionar fotocopias falsas de sus títulos universitarios y de enfermería. Utilizaba este trabajo para cometer robos y hurtos, tanto del propio hospital como de pacientes y trabajadores. Por eso fue acusado Delitos de ingreso laboral, estafa, robo y hurto.

Después de su arresto, fue puesto en libertad bajo cargos e inmediatamente reanudó su práctica. De hecho, el 11 de marzo, una residencia de ancianos de Zaragoza denunció un robo y acceso no autorizado a la computadora que sospechaban fue cometido por una enfermera que fue contratada temporalmente y que resultó ser el mismo joven.

Tras ser localizado por la Policía Nacional, fue detenido el viernes pasado. Lo interceptaron cuando se dirigía a brindar atención médica a un hogar. Fue cuando los agentes confirmaron que continuaba con las mismas prácticas fraudulentas luego de lograr incorporarse a otra empresa privada de salud.

La investigación ha revelado más detalles del deseo de este joven de fingir ser quien no era. De hecho, incluso se tomó una foto con uniforme de policía y publicó esta foto en su perfil en una conocida red social. Dijo que era policía y decidió convertirse en médico.

Dentro Vehículo de alta gama en el que fue detenido, los agentes encontraron numerosos materiales sanitarios: una mochila infantil 061 que se denunció el 3 de marzo tras un robo en una ambulancia, además de un chaleco fluorescente con la serigrafía 061, una caja metálica con viales de morfina, cajas con pruebas rápidas de antígeno, diversos dispositivos médicos como desfibriladores, sangre monitores de presión, estetoscopios y ropa para personal médico y médico.

Mirala
Observaciones

Felipe Tordero

Deja una respuesta