Por primera vez se interceptan drones submarinos que pueden cruzar el estrecho con hasta 200 kilos de droga

Por primera vez se interceptan drones submarinos que pueden cruzar el estrecho con hasta 200 kilos de droga


La Policía Nacional detiene a ocho presuntos miembros de la organización que fabricaba los artilugios en Málaga, Cádiz y Ceuta

Por primera vez, agentes de la Policía Nacional han utilizado drones submarinos para transportar droga como parte de una operación contra el narcotráfico. Ocho personas fueron detenidas en Málaga (2), Ceuta (1) y Cádiz (5) como integrantes de una organización presuntamente dedicada al tráfico de estupefacientes de tamaño medio, de la que la Policía Nacional informó en un comunicado que aviones no tripulados, submarinos y semirremolques fabricados artesanalmente -sumergibles, que pueden cruzar el estrecho con un cargamento de hasta 200 kilos de droga a bordo. Además de construir estos vehículos, la policía señala que también apuestan por el ‘caletar’, es decir, hacer suelos elevados en otros modos de transporte para ocultar la mercancía.

Estos drones submarinos operan bajo el agua sin una tripulación a bordo operada de forma remota, por lo que se les conoce como vehículos submarinos no tripulados o UUV (Unmanned Underwater Vehicle). Se utilizaron un total de seis grandes drones con hasta 12 motores y una autonomía de más de 30 kilómetros, valorados en más de 50.000 euros. En concreto, tres, dos en fase de fabricación y uno casi completo, iban a ser entregados a narcotraficantes franceses para el transporte de grandes cantidades de cocaína.

Las investigaciones se iniciaron en abril del año pasado y como resultado de numerosas actuaciones de vigilancia y vigilancia se estableció la existencia de un grupo organizado que tenía como clientes a todo tipo de organizaciones criminales y desarrollaba sus actividades desde varios polígonos industriales de Castellar de la Frontera. . en Cádiz, según la policía.

Las investigaciones duraron 14 meses, durante los cuales los agentes pudieron constatar que los miembros de la red prestaban servicios logísticos a varias redes e identificaron clientes de países como Italia, Francia o Dinamarca o miembros de otras bandas de la zona. con sede en Cataluña, la Costa del Sol, el Campo de Gibraltar o Ceuta.

Dado el carácter internacional de los contactos que mantenía, la Policía Nacional Española desarrolló una estrecha relación de trabajo con la Policía Nacional Francesa, ya que un número significativo de estos vehículos doblemente financiados se dirigían a Francia. Además, se identificaron varios ciudadanos marroquíes y daneses que estarían enviando importantes cantidades de hachís desde el sur de España al norte de Europa, con destino a organizaciones criminales de origen norteafricano conocidas como “Mocro-Maffia”.

La operación finalizó con la detención de ocho personas y la realización de ocho registros en viviendas y naves industriales en distintos municipios de Málaga, Cádiz y Barcelona, ​​incautándose de 157.370 euros, 10 vehículos y seis drones.

Seis de los detenidos, que están imputados por narcotráfico y pertenecen a una organización criminal, se encuentran bajo custodia.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.