La ministra de Sanidad desgarra el discurso de la junta contra la violencia machista

La ministra de Sanidad desgarra el discurso de la junta contra la violencia machista


Jesús Aguirre, Ministro de Sanidad y Familia. / María José López / Europa Press

La ministra de Igualdad corrigió a Jesús Aguirre, que aludió al término «violencia doméstica» como el más adecuado

Héctor Barbotta

El discurso de la Junta de Andalucía contra la violencia machista, que Juanma Moreno ha identificado en reiteradas ocasiones como uno de los principales temas que le alejan de Vox, se vio dañado este miércoles tras una intervención de un miembro del Gobierno andaluz con mayor proyección mediática: el titular de Salud y Familias Jesús Aguirre. En un foro celebrado en Madrid, el consejero aseguró que el término «violencia doméstica» era preferible a «violencia de género» por considerarlo más representativo. La intervención de Aguirre provocó una rápida reacción de otra miembro del Gobierno, la ministra de Igualdad de Ciudadanos, Rocío Ruiz, que le corrigió y aseguró que su compañero en el Consejo de Gobierno «no se explicaba bien».

Más allá de las diferencias de conceptos que pueda implicar el uso de un término u otro, la declaración de Aguirre abre una brecha en el discurso de la Comisión contra la Violencia de Género y se distancia de la posición del presidente Juanma Moreno, quien ha señalado en reiteradas ocasiones una posición inequívoca en este asunto como uno de los puntos que dificultan la comprensión del PP de Vox.

La negativa de esta formación a aceptar la violencia de género como un fenómeno específico y a tratarla como algo distinto a lo que considera «violencia doméstica» ha frustrado la adopción de declaraciones institucionales sobre el tema que requieren unanimidad desde su entrada en el Parlamento. La última vez fue el 8 de marzo, Día de la Mujer, cuando el presidente tuvo que ordenar una pausa en el pleno para seguir leyendo el manifiesto, durante la cual el Grupo Vox no estuvo en el hemiciclo.

Sorprendentemente, el discurso de Aguirre apoyó la posición del partido de Abascal. Preguntado por la Ley de Violencia Doméstica, que Vox viene reclamando en Castilla y León para llegar a un acuerdo intergubernamental con el PP que sustituya al actual acuerdo sobre violencia de género, el consejero ha explicado que no ve ningún problema con la nueva denominación . “La violencia de género es la del hombre contra la mujer, mientras que la violencia doméstica incluye la violencia contra los niños o los ancianos”, argumentó. Puede ser más representativo de lo que está pasando en nuestra sociedad y en ese sentido no veo problema en ampliar el concepto”.

Estas declaraciones provocaron una reacción inmediata de la ministra de Igualdad, que increpó a Aguirre, aseguró que su compañero en el Consejo de Gobierno se había explicado mal y señaló las diferencias entre mandatos. Ruiz señaló que la violencia intrafamiliar se da entre familiares y la violencia de género es un concepto mucho más amplio, pues se refiere a “toda la violencia que se le hace a la mujer por ser mujer”.

Tras contactar telefónicamente con Aguirre y asegurarle que le daría las explicaciones oportunas, el consejero señaló que la violencia de género y la violencia doméstica son «términos totalmente diferentes» ya que se refieren a situaciones diferentes que se tratan de manera diferente en el código penal. “La violencia intrafamiliar, como sugiere el término -explicó la consejera- es violencia doméstica limitada a la perpetrada entre miembros de la familia”. Por otro lado, la violencia de género “no se limita obviamente al ámbito familiar”, ya que la ejercen mayoritariamente las exparejas en momentos de ruptura contra la mujer, y también es violencia sexual contra la mujer, “como ahora se reconoce en Andalucía”, y también se refiere a las víctimas de trata de seres humanos.

La portavoz de Ciudadanos, Teresa Pardo, también se desmarcó de las declaraciones del consejero. En su cuenta de Twitter escribió: “La violencia de género es violencia de género, en Ciudadanos no vamos a dar un paso atrás para acabar con esta lacra”.

En el PSOE-A se ve a Aguirre preparando el terreno para un futuro pacto entre PP y Vox. Para el secretario general socialista Juan Espadas, las declaraciones del ministro de Sanidad son el avance de un «acuerdo premeditado con la extrema derecha», tal y como escribió en su cuenta de Twitter. “No es violencia de género, es violencia machista y desde el PSOE de Andalucía no dejaremos de luchar contra esta lacra”, ha dicho.

La portavoz adjunta del Grupo Socialista, María Márquez, también se refirió a este asunto para alinear el discurso del PP con el de Vox. “La consejera de salud andaluza acaba de decir que estaría bien convertir la violencia de género en violencia doméstica”, ha subrayado. “El robo de los derechos de las mujeres es paleolítico y amenaza nuestra libertad”.


Felipe Tordero

Felipe Tordero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.